Recorrido de navegación

Garantía Juvenil

¿De qué se trata?

La Garantía Juvenil es una nueva iniciativa de lucha contra el desempleo juvenil para garantizar que todos los jóvenes menores de 25 años, inscritos o no en los servicios de empleo, reciban una oferta concreta y de buena calidad en un plazo de 4 meses tras el fin de su formación o el inicio de su periodo de desempleo.

La oferta puede consistir en un trabajo, un periodo de prácticas, una formación en una empresa o un curso en un centro de enseñanza y debería adaptarse a las necesidades y situaciones individuales.

Los países de la UE respaldaron el principio de la Garantía Juvenil en abril de 2013 (Recomendación del Consejo).

¿Cómo se establecerán los sistemas de Garantía Juvenil?

El desarrollo y la puesta en marcha de un sistema de Garantía Juvenil exige una estrecha cooperación entre todas las principales partes interesadas: administraciones públicas, servicios de empleo, centros de orientación profesional, centros de educación y formación, servicios de apoyo a la juventud, empresas, empleadores, sindicatos, etc.

La intervención y activación tempranas son fundamentales y, en muchos casos, también son necesarias reformas, por ejemplo de la formación profesional y los sistemas de educación.

Los países de la UE están elaborando actualmente planes nacionales de aplicación de la Garantía Juvenil. La Comisión Europea les ayuda a desarrollar sus planes y establecer el sistema de Garantía Juvenil lo antes posible.

La Comisión también facilita el intercambio de buenas prácticas entre gobiernos, principalmente a través del Programa de Aprendizaje Mutuo de la Estrategia Europea de Empleo.

Experiencia positiva

Finlandia ha creado un sistema global de Garantía Juvenil. Según una evaluación de Eurofound realizada en 2011, el 83,5% de los jóvenes en busca de empleo recibió una oferta satisfactoria en un plazo de tres meses tras su inscripción como desempleados. El sistema finlandés ha permitido que los planes personalizados para jóvenes se hayan elaborado más rápidamente y, a la larga, se haya reducido el desempleo.

En el documento de trabajo de la Comisión (en 22 lenguas de la UE) se presentan otras iniciativas nacionales similares.

Costes y beneficios de la Garantía Juvenil

Aunque es imposible ofrecer cifras concretas hasta que cada país de la UE haya determinado con exactitud cómo aplicará el sistema, los últimos estudios consideran que los beneficios son mucho más elevados que los costes.

El coste total estimado del establecimiento de los sistemas de Garantía Juvenil en la eurozona es de 21.000 millones de euros al año (0,22% del PIB). (Fuente: Informe de la OIT: crisis del empleo en la eurozona)

No obstante, no hacer nada saldría mucho más caro. Se calcula que los jóvenes que no trabajan ni estudian ni siguen formación alguna cuestan a la UE 153.000 millones de euros al año (1,21% del PIB) en subsidios, ingresos no percibidos e impuestos no recaudados. (Fuente: Informe de Eurofound sobre el desempleo juvenil)

No todas las medidas de la Garantía Juvenil son caras. Por ejemplo, una mayor cooperación entre las partes interesadas es eficaz y no exige grandes presupuestos.

Financiación

Para hacer que la Garantía Juvenil sea realidad, los presupuestos nacionales deben dar prioridad a la lucha contra el desempleo juvenil para evitar costes mayores más adelante.

La UE completará el gasto nacional derivado de la aplicación de estos sistemas mediante el Fondo Social Europeo y los 6.000 millones de euros de la Iniciativa sobre Empleo Juvenil.

    Compartir

  • Twitter Facebook Compartir en google+