Recorrido de navegación

Estrategia Europea de Empleo

Chef cocinando

Desde su introducción en el Tratado de la Unión Europea de 1992, la Estrategia Europea de Empleo (EEE) es la piedra angular de la política de la UE en este campo. Su objetivo principal es crear más y mejores puestos de trabajo en toda la UE.

En la actualidad, forma parte de la estrategia de crecimiento Europa 2020 y se pone en práctica a través del semestre europeo (nombre que recibe el proceso anual de coordinación de las políticas económicas entre los Estados miembros y las instituciones de la UE).

La aplicación de la Estrategia Europea de Empleo —a la que contribuye con sus actividades el Comité de empleo— se articula alrededor de estas cuatro fases del semestre europeo:

  1. Las orientaciones para las políticas de empleo recogen las prioridades y objetivos comunes en materia de empleo propuestos por la Comisión, acordados por los Gobiernos nacionales y adoptados por el Consejo de la UE.
  2. El Informe Conjunto sobre el Empleo, basado en tres elementos: el análisis de la situación del empleo en Europa, la aplicación de las orientaciones para el empleo y la evaluación del cuadro de indicadores sociales y de empleo clave. La Comisión publica el informe y el Consejo de la UE lo adopta.
  3. Los programas nacionales de reforma presentados por los Gobiernos nacionales, cuyo contenido examina la Comisión para determinar su adecuación a Europa 2020 (programas nacionales de reforma anteriores a 2011).
  4. Tras evaluar los programas nacionales de reforma, la Comisión publica una serie de informes sobre los Estados miembros, en los que analiza sus políticas económicas, y formula recomendaciones específicas para cada país.

      Compartir

    • Twitter Facebook Compartir en google+