Objetivos:

  • Empleo
    • - trabajo para el 75% de las personas entre 20 y 64 años
  • Investigación y desarrollo (I+D)
    • - inversión del 3% del PIB de la UE en I+D
  • Cambio climático y energía
    • - emisiones de gases de efecto invernadero un 20% menores a los niveles de 1990
    • - 20% de energías renovables
    • - incremento del 20% de la eficiencia energética
  • Educación
    • - porcentaje de abandono escolar inferior al 10%
    • - mínimo del 40% de las personas entre 30 y 34 años con estudios superiores finalizados
  • Pobreza y exclusión social
    • - al menos 20 millones de personas menos en situación o riesgo de pobreza o exclusión social.

Características de los objetivos

  • Los objetivos ofrecen un panorama global de lo que deben ser los parámetros fundamentales de la UE en 2020.
  • Se concretan en objetivos nacionales para que cada país de la UE pueda por sí mismo evaluar su avance hacia cada meta.
  • No se comparten cargas: se trata de objetivos comunes para todos los países de la UE que deben alcanzarse combinando medidas nacionales y europeas.
  • Están relacionados entre sí y se potencian mutuamente:
    • - las mejoras educativas contribuyen a la empleabilidad y la reducción de la pobreza
    • - la I+D, la innovación y un uso más eficaz de la energía nos hacen más competitivos y crean empleo
    • - invertir en tecnologías más limpias combate el cambio climático y crea nuevas oportunidades de negocios o empleo.

¿Cómo se aplica la estrategia?

La Estrategia Europa 2020 sirve de marco de referencia para las actividades en los ámbitos de la UE, nacionales y regionales.

Los gobiernos de los países miembros han establecido objetivos nacionales que contribuyan a lograr los objetivos generales de la UE e informan al respecto dentro de sus Programas Nacionales de Reformas anuales. Más información: véanse los objetivos e informes nacionales.

¿Cómo se aplica la estrategia?

La Oficina Estadística de la UE (Eurostat) publica periódicamente informes de situación de los objetivos.

En 2014-2015, la Comisión efectuó una revisión intermedia de la Estrategia Europa 2020 y, para ello, una consulta pública que indicó que la Estrategia se sigue considerando un marco adecuado para fomentar el crecimiento y el empleo.

Tras la revisión, la Comisión decidió seguir adelante con la Estrategia supervisándola y aplicándola mediante el proceso llamado Semestre Europeo.