Recorrido de navegación

Nacionales de países no pertenecientes a la UE

La libertad de irse a trabajar a otro país de la UE sin necesidad de permiso de trabajo es un derecho del que gozan todos los ciudadanos de la UE.

Las personas de países no pertenecientes a la UE también pueden tener derecho a trabajar en un país miembro o a disfrutar del mismo trato que los ciudadanos de la UE en lo que se refiere a las condiciones de trabajo. Estos derechos están vinculados a su condición de familiares de un ciudadano de la UE y a su propia nacionalidad.

Islandia, Liechtenstein y Noruega

Aunque estos países no están en la UE, pertenecen al Espacio Económico Europeo y, por ello, sus trabajadores son admitidos en igualdad de condiciones con los ciudadanos de la UE.

Los trabajadores de determinados países de la UE pueden ser objeto de restricciones temporales en Islandia, Liechtenstein y Noruega. Estos países son: Bulgaria y Rumanía.

Suiza

En virtud del Acuerdo sobre libre circulación de personas entre la UE y Suiza, los ciudadanos de este país gozan de libertad de residir y trabajar en la UE, con algunas restricciones para trabajar en Croacia.

La mayoría de los ciudadanos de la UE no necesitan permiso para trabajar en Suiza. Solo los nacionales de Bulgaria, Croacia y Rumanía necesitan un permiso de trabajo. Más información sobre las condiciones de trabajo de los ciudadanos de la UE en Suiza.

Turquía

El derecho de los ciudadanos turcos a trasladarse a trabajar a un país de la UE se rige enteramente por la legislación del país correspondiente.

Los trabajadores turcos empleados legalmente en un país de la UE y pertenecientes a su mercado legal de trabajo tienen los siguientes derechos:

  • transcurrido un año de empleo legal tienen derecho a la renovación del permiso de trabajo en la misma empresa, siempre y cuando haya un puesto de trabajo libre
  • transcurridos tres años de empleo legal pueden cambiar de empresa y aceptar cualquier otra oferta de empleo para la misma profesión
  • transcurridoscuatro años de empleo legal gozan de libre acceso a cualquier empleo remunerado en ese país de la UE.

Además, los ciudadanos turcos que trabajen legalmente en un país de la UE tienen derecho a gozar de las mismas condiciones de trabajo que los ciudadanos del país en cuestión.

Otros países que han celebrado acuerdos con la UE

Los ciudadanos de estos países que trabajen de forma legal en la Unión Europea tienen derecho a las mismas condiciones laborales que los ciudadanos del país de acogida. Se trata de los siguientes países:

Países con los que no existe acuerdo

En el caso de los ciudadanos de países que no han celebrado acuerdos con la UE, el derecho a trabajar en un país miembro viene determinado, principalmente, por las leyes de ese país, a no ser que se trate de familiares de un ciudadano de la UE.

Sin embargo, y para todos los trabajadores de países no pertenecientes a la UE, las normas europeas sí contemplan:

  • el caso de los residentes de larga duración
  • el derecho a la reagrupación familiar
  • la admisión de investigadores de países ajenos a la UE
  • la admisión a efectos de estudios, intercambio de alumnos, prácticas no remuneradas o servicios de voluntariado
  • los derechos de los trabajadores altamente cualificados ajenos a la UE (tarjeta azul UE)

Hay propuestas de nuevas normas europeas sobre:

  • la simplificación de los procedimientos de entrada y los derechos de todos los trabajadores migrantes de países ajenos a la UE
  • las condiciones de entrada y residencia de los trabajadores estacionales procedentes de fuera de la UE
  • las condiciones de entrada y residencia de ciudadanos ajenos a la UE en el marco de una transferencia dentro de la empresa.

    Compartir

  • Twitter Facebook Compartir en google+