Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión

Derecho a residir

Trabajadores

Las personas que están empleadas en otro país de la UE tienen derecho a residir en ese país. Los demandantes de empleo también pueden permanecer en otro país en el que estén buscando trabajo (ver el derecho a buscar empleo).

El país de acogida puede exigir a estos “trabajadores migrantes de la UE” que se inscriban en un registro como residentes (ver Directiva 2004/38/CE).

En función de lo que dure la estancia (menos de tres meses, más de tres meses o permanente) puede haber otros trámites jurídicos y administrativos.

Familiares del trabajador

Con independencia de cuál sea su nacionalidad, tienen derecho a residir en el mismo país  que el trabajador estos miembros de su familia:

  • cónyuge
  • pareja de hecho registrada (siempre y cuando el país de acogida otorgue un trato similar a las parejas registradas y los matrimonios)
  • descendientes menores de 21 años o a cargo del trabajador
  • ascendientes a cargo del trabajador (padres, abuelos).

Además, los países de la UE deben facilitar la entrada y la residencia de:

  • otros familiares a cargo del trabajador o personas que vivan con él
  • otros familiares que necesiten su cuidado personal por motivos graves de salud
  • la pareja de hecho que haya demostrado una relación duradera con el trabajador. 

En caso de divorcio, anulación del matrimonio, fin de la unión registrada, partida del trabajador o fallecimiento de este, sus familiares pueden conservar el derecho de residencia bajo determinadas condiciones.

Trámites administrativos

Reino Unido

Durante el periodo transitorio, toda la legislación de la UE, en todos los ámbitos, seguirá siendo aplicable en el Reino Unido. Actualmente está previsto que el periodo transitorio finalice el 31 de diciembre de 2020.

Sin noticias en los últimos seis meses.

Compartir esta página