Navigation path

Fondo Social Europeo 2014-2020

El FSE es uno de los cinco Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos ESI). A partir de 2014 todos los Fondos ESI funcionarán dentro de un marco común y perseguirán objetivos políticos complementarios. Estos Fondos son la principal fuente de inversión a escala de la Unión Europea para ayudar a los Estados miembros a recuperar e incrementar el crecimiento económico, y para garantizar la recuperación del empleo. Asimismo, apoyan el desarrollo sostenible, en línea con los objetivos de Europa 2020.

¿Cuáles son los principales cambios para el FSE?

A partir de 2014 se refuerza el papel del FSE:

  • Se garantizará una masa crítica de inversión en capital humano mediante una participación mínima garantizada del FSE en la financiación de las políticas de cohesión de cada Estado miembro. Eso significa que, conjuntamente con la asignación especial de 3 000 millones de euros de la Iniciativa de Empleo Juvenil, en los próximos siete años se invertirán más de 80 000 millones en los europeos (consulte las asignaciones por país).
  • La asignación de al menos el 20 % del Fondo a la inserción social significa que las personas en dificultades o pertenecientes a grupos desfavorecidos recibirán más apoyo, con el fin de que puedan integrarse en la sociedad en igualdad de oportunidades.
  • Todas las acciones deberán promover la igualdad entre hombres y mujeres y la igualdad de oportunidades para todos, sin ningún tipo de discriminación; la igualdad también se promoverá mediante iniciativas específicas.
  • Se hará mayor hincapié en combatir el desempleo juvenil. La Iniciativa de Empleo Juvenil ayudará a jóvenes de regiones con tasas de desempleo juvenil superiores al 25 % que no están trabajando, estudiando o formándose. Se dedicarán como mínimo 6 400 millones de euros a apoyar los esfuerzos de los Estados miembros para llevar a la práctica sus planes de Garantía Juvenil.
  • Concentración de la financiación para maximizar los resultados: el FSE centrará sus intervenciones en un número limitado de prioridades, para garantizar una masa crítica de financiación que produzca un impacto real en los principales desafíos a los que se enfrentan los Estados miembros.
  • Se prestará un mayor apoyo a la innovación social, es decir, a ensayar y extender soluciones innovadoras que resuelvan necesidades sociales, laborales y educativas.
  • El FSE ejecutará sus acciones en estrecha colaboración con las autoridades públicas, los interlocutores sociales y otros organismos que representen a la sociedad civil a escala nacional, regional y local, durante todo el ciclo de los programas.
  • El Fondo Social Europeo estará en la vanguardia en cuanto a normas de gestión innovadoras que simplifiquen la ejecución de los proyectos. La Comisión está colaborando con los Estados miembros para simplificar la ejecución del FSE, con el objetivo de dar una mayor prioridad a los resultados y de hacer que el FSE sea más sencillo y seguro para sus beneficiarios.

¿Cuáles son los objetivos del FSE para el período 2014-2020?

Que más personas consigan trabajo: el FSE financiará proyectos dedicados a formar trabajadores y a ayudarles a encontrar empleo, desarrollados por organizaciones de toda la UE. También ofrecerá apoyo a los emprendedores, con financiación de empresas incipientes y de firmas que deban afrontar procesos de reestructuración o problemas de falta de mano de obra cualificada. En todos los países de la UE, una de las mayores prioridades del FSE será ayudar a los jóvenes a acceder al mercado laboral.
Inserción social: el empleo es la forma más eficaz de proporcionar a las personas independencia, seguridad económica y sentido de pertenencia. El FSE continuará financiando miles de proyectos que ayudan a personas en dificultades o pertenecientes a grupos desfavorecidos a desarrollar competencias, a conseguir empleo y a disfrutar de las mismas oportunidades que los demás.
Una mejor educación: el FSE financiará iniciativas en toda la UE para mejorar la educación y la formación, y para garantizar que los jóvenes completen su ciclo formativo y obtengan habilidades que les hagan ser más competitivos en el mercado laboral. En este sentido, la principal prioridad será reducir la tasa de abandono escolar, además de mejorar las oportunidades que ofrece la formación profesional y la enseñanza superior.
Reforzar la administración pública: el FSE apoyará a los Estados miembros en sus esfuerzos para mejorar la calidad de la administración pública y su gobernanza, financiando reformas estructurales que aporten las capacidades institucionales y administrativas necesarias.