1. ¿Para qué sirve?

Entres sus obligaciones puede estar el tener que trabajar en zonas en las que podría verse expuesto a polvos, humos o gases nocivos, o en los que es probable que haya una deficiencia de oxígeno (o que se den ambos casos). Entrará más probablemente en contacto con estas zonas durante la inspección de barcos.

Si no puede evitar estas zonas (por ejemplo, usando diferentes métodos de trabajo), debe utilizar un equipo de protección respiratoria.

Existen muchos tipos distintos, desde sencillas mascarillas para proteger del polvo a complejos respiradores. Esta sección aborda los respiradores diseñados para proteger de polvos nocivos. Los equipos diseñados para proteger de humos tóxicos o de la deficiencia de oxígeno se comentan en la siguiente sección.



2. ¿Cómo decido qué equipo de protección respiratoria recomendar?

Debe asegurarse de que el equipo de protección respiratoria sea adecuado para los peligros de la zona en la que esté trabajando. A continuación, puede decidir los tipos de equipos que debe usar (véase la siguiente sección). Para averiguar si el equipamiento es adecuado, debe preguntarse:
También puede ser recomendable consultar a expertos. La sección acerca de sustancias peligrosas ofrece consejos sobre cómo examinar estas sustancias.



3. ¿Qué tipos existen?

Los respiradores utilizados en muchas administraciones purifican el aire mediante un filtrado que elimina las sustancias nocivas. Existen diferentes tipos de filtros, en función de los peligros que se pueden encontrar.

Es fundamental que elija el filtro adecuado. El uso de un filtro equivocado puede resultar muy peligroso porque no le protegerá.



4. ¿Cuáles son sus limitaciones?

Los respiradores no ofrecen protección frente a gases tóxicos y están básicamente diseñados para protegerle de polvos molestos o nocivos. Su calidad depende del material filtrante; si no cuenta con material filtrante o está dañado o desgastado, el respirador no le protegerá.


Los filtros de los respiradores acabarán por obstruirse con el polvo y se hará más difícil respirar. Cambie los filtros (fuera de la atmósfera contaminada) según recomiende el fabricante.

Recuerde: algunos respiradores con filtros de cartucho también cuentan con un periodo recomendado de «uso máximo». Compruebe cuál es y respételo.



5. ¿Dónde debe utilizar la protección respiratoria?

Debe utilizar respiradores siempre que tenga que trabajar en atmósferas polvorientas. Los superiores jerárquicos deberán determinar si hacen falta respiradores en función de sus evaluaciones de riesgos para la salud y la seguridad.



6. ¿Cómo la uso?

Es importante que sepa cómo utilizar todas las formas de protección respiratoria. Su superior jerárquico debe ofrecerle una formación que tome en consideración:
El ajuste de la máscara es especialmente importante, ya que debe ser hermético. Por este motivo, los respiradores que cubren toda la cara no son adecuados para agentes que tengan barba o lleven gafas.

Compruebe el ajuste de la máscara antes de usarla y de la siguiente forma:

Recuerde: el polvo del amianto puede matar. Debe evitar el contacto cercano y prolongado con él, incluso si lleva puesto un respirador.



7. ¿Cómo lo cuido?

Almacenamiento: Debe guardar el respirador en su estuche, en una caja metálica limpia o en una bolsa de polietileno limpia.

Inspecciones: Debe inspeccionar los respiradores antes de usarlos de la siguiente forma:

MáscaraCompruebe si existen fisuras, agujeros u otros daños
CorreasCompruebe que las costuras estén en buen estado
VálvulasCompruebe si existen daños y asegúrese de que se mueven sin obstrucciones y de que el montaje está bien fijado
FiltrosCompruebe que no estén dañados, que estén bien fijados y que sean del tipo adecuado para los materiales que vaya a inspeccionar
Otros elementosCompruebe que estén bien fijados y sin daños


Cambio de filtros: cambie los filtros cuando así lo indiquen las instrucciones del fabricante o antes si le cuesta respirar al utilizar el respirador. Los cartuchos de filtros de repuesto deben guardarse en un lugar seco y oscuro a temperatura ambiente. Los filtros sin usar tienen una vida útil de hasta cuatro años.

Limpieza: hay que mantener limpio y desinfectado el respirador y realizar una inspección visual tras cada uso. No lave el filtro; debe desmontar el equipo y lavar el resto con agua jabonosa (sin detergentes ni disolventes). Limpie y compruebe la válvula de exhalación y desinfecte toda la unidad con un producto de limpieza suave. No cambie el filtro hasta que la unidad esté totalmente seca, pero manténgala alejada de la luz solar directa.

Reparaciones y mantenimiento: solo debe encargarse de las reparaciones y el mantenimiento personal experimentado, normalmente el fabricante. No intente realizar siquiera reparaciones menores, excepto el cambio de los cartuchos de filtros.



Las recomendaciones que contiene esta sección pretenden servir de recordatorio general de los riesgos que se pueden encontrar durante los procedimientos de examen y muestreo, del equipamiento de seguridad que se debe utilizar y de las precauciones que hay que tomar.
Le remitimos a la legislación y a las recomendaciones de su administración nacional para obtener información adicional.


Revisiones
Versión Fecha Cambios
1.0 12.10.2012 Primera versión