Un biosensor desarrollado en Valencia es capaz de detectar contaminantes en la fruta y la verdura

El proyecto AGROBIOCON ha ideado un modo novedoso de detectar la presencia de plaguicidas en la fruta y la verdura. Investigadores de Ainia Centro Tecnológico de Valencia han desarrollado un biosensor óptico para detectar contaminantes de forma más sencilla, rápida y económica que las pruebas tradicionales. La aplicación comercial de los resultados del proyecto podría ser un biosensor empleado en la industria hortícola para mejorar la seguridad de los consumidores.

Otras herramientas

 
Placa con anticuerpo de plaguicida©AINIA, 2012 Placa con anticuerpo de plaguicida©AINIA, 2012

" En AGROBIOCON se desarrolló la tecnología necesaria para detectar, en frutas y verduras, la presencia de cantidades de residuos de plaguicidas superiores a los límites máximos fijados por la legislación actual. Durante el proyecto, se construyó un prototipo (en colaboración con una empresa que fabrica productos fitosanitarios y una empresa de instrumentación) que se ha validado en tres plantas hortícolas. "

Eva Sánchez, Ainia Centro Tecnológico

Los biosensores ópticos poseen un gran potencial para el sector alimentario, dado que son extremadamente sensibles y versátiles, ofrecen un alto grado de automatización y se pueden instalar con un bajo coste. El biosensor óptico funciona detectando los cambios en las propiedades de la luz cuando los contaminantes interactúan con unos anticuerpos específicos.

El desarrollo de un prototipo de biosensor fue posible gracias a una colaboración entre expertos de los ámbitos de la bioquímica y la electrónica.
El equipo del proyecto trabajó con dos empresas para crear el sensor: una especializada en sanidad vegetal y tratamientos fitosanitarios en el sector de la horticultura, la otra un fabricante de instrumentos electrónicos. Ahora se están manteniendo negociaciones con una empresa para transferir la metodología AGROBIOCON a una plataforma comercial.

Aplicación industrial

Este tipo de dispositivos podría resultar extremadamente útil para los productores de fruta y verdura, que están obligados a llevar a cabo pruebas en sus productos con el fin de demostrar su conformidad con la legislación en materia de seguridad alimentaria.

El trabajo del equipo del proyecto incluyó la investigación sobre la interacción molecular de los anticuerpos específicos de los residuos presentes en una muestra seleccionada de frutas para desarrollar un sensor que transforma la variación biológica en una señal electrónica. El sistema del biosensor se desarrolló y comprobó satisfactoriamente en condiciones de funcionamiento reales. Los resultados se han difundido entre los productores locales tanto en Valencia como sus alrededores.

Inversión total y financiación de la UE

La inversión total en el proyecto «AGROBIOCON: Detection of pollutants in the agri-food industry through biosensors» es de 300 139 EUR, con una contribución del Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la UE de 240 111 EUR a través del Programa Operativo «Valencia» para el período de programación 2007-2013. La inversión corresponde a la prioridad «investigación e innovación».

Fecha provisional

20/02/2019