Salud en línea (eHealth)

Espacio europeo de datos sanitarios

La creación de un espacio europeo de datos, también en el sector sanitario, es una de las prioridades de la Comisión para el período 2019-2025. Un espacio común europeo de datos sanitarios promoverá un mejor intercambio y acceso a diferentes tipos de datos sanitarios (historias clínicas electrónicas, datos genómicos, datos de los registros de pacientes, etc.), no solo para apoyar la prestación de asistencia sanitaria (el uso primario de los datos), sino también para la investigación sanitaria y la elaboración de políticas en el ámbito de la salud (el uso secundario de los datos).

Todo el sistema de datos se construirá sobre bases transparentes que protejan plenamente los datos de los ciudadanos y refuercen la portabilidad de sus datos sanitarios, tal como se establece en el artículo 20 del Reglamento general de protección de datos (RGPD).

La Comisión, en colaboración con los Estados miembros, participa en los trabajos preparatorios y en el desarrollo del espacio europeo de datos sanitarios. Los Estados miembros contarán con el apoyo de una nueva «Acción Común para el espacio europeo de datos sanitarios», creada para ayudar a los Estados miembros y a la Comisión a facilitar el intercambio de datos sanitarios para la salud pública, el tratamiento, la investigación y la innovación en Europa.

El espacio europeo de datos sanitarios se basará en 3 pilares principales:

  • un sistema sólido de gobernanza de datos y de normas para su intercambio
  • la calidad de los datos
  • una infraestructura sólida y la interoperabilidad

Gobernanza del espacio europeo de datos sanitarios

En 2020 se llevaron a cabo trabajos preparatorios, mediante una serie de seminarios y un estudio, con el fin de establecer un marco para el uso primario y secundario de los datos sanitarios en los Estados miembros, en particular a través de:

  • una cartografía de la forma en que se aplica el RGPD en el sector sanitario en los distintos países, incluida una visión general de las modalidades jurídicas y técnicas aplicables al intercambio de datos sanitarios para usos primarios y secundarios en los países de la UE
  • una panorámica de las estructuras de gobernanza existentes para el uso secundario de los datos sanitarios en los países de la UE
  • recomendaciones de posibles acciones, legislativas y no legislativas, a escala de la UE con el fin de facilitar el intercambio de datos sanitarios en toda la UE para usos primarios y secundarios.

Calidad de los datos e interoperabilidad

Para aprovechar plenamente el potencial del intercambio de datos sanitarios, es esencial garantizar su calidad y asegurarse de que las distintas fuentes de datos sanitarios (por ejemplo, historias clínicas electrónicas, diferentes tipos de registros, diversas herramientas informáticas o digitales) sean capaces de «comunicarse» entre sí. Para eso es necesaria una interoperabilidad técnica y semántica entre las distintas infraestructuras y los sistemas informáticos.

También es importante garantizar que los datos sanitarios sean fáciles de encontrar, accesibles, interoperables y reutilizables (FAIR). La Comisión apoya la cartografía y a la adaptación a los principios FAIR de los registros de datos sanitarios existentes y de otras fuentes de datos con el fin de establecer conjuntos de datos comunes para intercambios destinados a la investigación y la elaboración de políticas en el ámbito de la salud.

Infraestructura y tecnología

La infraestructura a escala europea seguirá la estrategia global del espacio europeo de datos, puesta en marcha por la publicación de la estrategia europea en materia de datos el 19 de febrero de 2020, y proporcionará al mismo tiempo un análisis en profundidad de las especificidades del sector sanitario. Se basará en las iniciativas existentes, y posiblemente las ampliará, como la infraestructura de servicios digitales de sanidad electrónica, las redes europeas de referencia y el proyecto Genoma.