Movilidad y Transportes

Cumplimiento

La legislación vial está para cumplirse... y no solo para sancionar las infracciones, sino también para disuadir a los infractores y fomentar una conducción responsable.

Agente de policía utilizando una cámara de velocidad Las medidas legales suelen ir dirigidas a las infracciones de alto riesgo, como el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol o no ponerse el cinturón. También son habituales las multas por infracciones menos graves, como saltarse un semáforo o utilizar el teléfono móvil.

Acción policial

Entre los métodos tradicionales de acción policial están los controles en carretera y los dispositivos automáticos tales como los radares. Para ser más eficaces, las actuaciones policiales deben hacerse públicas y combinar medidas muy visibles con otras más discretas.

 

Aplicación transfronteriza de las normas de tráfico

Para aumentar la seguridad de las carreteras europeas, es fundamental animar a los usuarios a mejorar su comportamiento cumpliendo las normas básicas. Esto se aplica especialmente al respeto de los límites aplicables de velocidad y alcohol y al uso del cinturón de seguridad, ya que la infracción de estas normas, junto con la distracción, son los principales factores causantes de muertes en carretera. Para garantizar el cumplimiento de la legislación, es necesario un seguimiento permanente de las infracciones de tráfico y de la aplicación de las sanciones. Los controles deben ser sistemáticos; las sanciones deben ser eficaces y aplicarse a todos los infractores, lo que ayudaría a alcanzar el objetivo a largo plazo de cero víctimas mortales en carretera en la UE de aquí a 2050 ("Visión Cero"). Pero hay que hacer más por mejorar los instrumentos de aplicación en toda la Unión Europea. Para ello, habría que mejorar los métodos de sanción aplicados en los Estados miembros y establecer en toda la UE un sistema justo y eficaz para facilitar la aplicación transfronteriza de las normas de tráfico en materia de seguridad vial.

Revisión de la Directiva (UE) 2015/413