Transportes

Viajar al extranjero - Irlanda


Semáforos

El orden de las luces de los semáforos irlandeses es: verde, ámbar, rojo y de nuevo verde.

Luz roja: detenerse. Prohibido rebasar la línea de detención del semáforo o el propio semáforo si no hay línea.

Luz verde: se permite el paso si no hay otros vehículos. Debe extremarse la precaución y cederse el paso a los peatones que crucen, tanto al girar a la derecha como a la izquierda.

Flecha verde (también denominada "filter light", luz de filtro): los vehículos pueden tomar la dirección indicada, extremando la precaución y si la vía está libre, aun cuando también haya luz roja. Siempre debe facilitarse el paso a los vehículos en servicio de urgencia que circulen con luces azules y sirena.

Luz ámbar: prohibido rebasar la línea de detención o el propio semáforo si no hay línea, salvo que se esté demasiado cerca para detenerse sin peligro.

Luz ámbar intermitente: se permite el paso, a condición de extremar la precaución y, si es necesario, cediendo el paso.

Flecha ámbar intermitente: se permite el paso en la dirección indicada, a condición de extremar la precaución y cediendo el paso.

No respetar un semáforo puede sancionarse con 2 puntos de carné y hasta 120 euros de multa o 5 puntos de carné y la multa que establezca la sentencia.

La información que figura en este sitio web, de acuerdo con el artículo 8, apartado 1, de la Directiva sobre seguridad vial (Directiva (UE) 2015/413/UE), ha sido facilitada por las autoridades nacionales del país correspondiente. En caso de discrepancia entre la información facilitada y las normas vigentes en un país determinado, prevalecerán estas últimas. Los datos se ofrecen con carácter exclusivamente informativo y la Comisión declina toda responsabilidad sobre su contenido o exactitud.