Ubicación en el portal

Contenido de esta web

El CETA explicado

Nuevas oportunidades para su empresa

El Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA, también conocido por sus siglas inglesas CETA) es un acuerdo comercial entre la Unión Europea y Canadá.

Al potenciar el comercio entre ambas partes, el CETA creará empleo y crecimiento, lo que significa nuevas oportunidades para su empresa. Canadá es un gran mercado para las exportaciones europeas y un país rico en los recursos naturales que necesita Europa.

Además, el CETA es un acuerdo de progreso. Más allá de la mera eliminación de los derechos de aduana, el CETA toma plenamente en consideración las personas y el medio ambiente. Estamos ante un nuevo modelo mundial para futuros acuerdos comerciales.

¿En qué consiste el CETA?

El CETA:

  • eliminará los derechos de aduana
  • hará que las empresas europeas sean más competitivas en Canadá
  • facilitará a las empresas de la UE concurrir a la contratación pública canadiense
  • abrirá el mercado de servicios canadiense a las empresas de la UE
  • abrirá los mercados a las exportaciones europeas de alimentos y bebidas
  • protegerá los alimentos y bebidas tradicionales europeos (conocidos como indicaciones geográficas) frente a las copias
  • reducirá los costes de los exportadores de la UE sin por ello rebajar las normas
  • beneficiará a las pequeñas y medianas empresas de la UE
  • beneficiará a los consumidores de la UE
  • hará más fácil para los profesionales europeos trabajar en Canadá
  • permitirá el reconocimiento mutuo de cualificaciones
  • creará condiciones previsibles para los inversores de la UE y de Canadá
  • hará que para las empresas europeas sea más fácil invertir en Canadá
  • ayudará a las industrias creativas, los innovadores y los artistas de Europa
  • protegerá los derechos de los trabajadores y el medio ambiente.

Con el CETA, la UE y Canadá se comprometen a garantizar que el crecimiento económico, las cuestiones sociales y la protección del medio ambiente vayan de la mano.

¿Qué beneficios traerá consigo eliminar los derechos de aduana?

El CETA beneficiará a las empresas europeas al eliminar el 99% de los derechos (impuestos) que deben pagar en las aduanas canadienses.  La misma solución se aplicará a las empresas canadienses que exportan a la UE.

La mayoría de los derechos de aduana se eliminará en cuanto el CETA entre en vigor.  Al cabo de siete años desaparecerán todos los derechos aduaneros sobre productos industriales.

Desde el primer día, Canadá eliminará los derechos aduaneros sobre las exportaciones de la UE, lo que supone 400 millones de euros al año y llegará a 500 millones de euros al año al final de los períodos transitorios.  Esto hará que las empresas europeas sean más competitivas en el mercado canadiense.

Además, para las empresas europeas se abaratarán las piezas, componentes y otros insumos canadienses que utilizan para fabricar sus productos.

¿Cómo hará el CETA que las empresas europeas sean más competitivas en Canadá?

El CETA ayudará a las empresas europeas a competir en Canadá porque:

  • eliminará los derechos de aduana, lo que reducirá los precios que los canadienses deben pagar por los productos europeos
  • acabará con la onerosa obligación de duplicar los ensayos en determinados campos
  • hará más fácil enviar técnicos de mantenimiento y otros especialistas para prestar:
    • servicios posventa y similares
    • apoyo técnico para los equipos, maquinarias y programas informáticos que vendan en Canadá.

¿Podrán las empresas de la UE competir por contratos públicos en Canadá?

Sí.  Es una de las grandes ventajas que el CETA supone para las empresas de la UE. De hecho, Canadá ha abierto más su contratación pública a las empresas de la UE que a cualquier otro de sus socios comerciales.

Las empresas de la UE podrán presentar ofertas para suministrar bienes y servicios a la administración federal, provincial y municipal canadiense. Serán las primeras empresas no canadienses que podrán hacerlo.  El detalle es importante, ya que el tamaño del mercado de contratación pública provincial de Canadá duplica el de su equivalente federal.  Cada año las administraciones públicas canadienses compran bienes y servicios por valor de miles de millones de euros.

Por otra parte, Canadá ha aceptado hacer más trasparente el proceso de licitación publicando todas sus licitaciones públicas en un único sitio web.  Dado que el acceso a la información es uno de los principales obstáculos que afrontan las pequeñas empresas a la hora de acceder a los mercados internacionales, la medida beneficiará a la pequeña empresa europea.

¿Cómo abrirá el CETA el mercado de servicios canadiense?

En cuanto a servicios e inversiones, el CETA es el acuerdo más ambicioso jamás suscrito por la UE. 

Se prevé que la mitad del crecimiento económico que el CETA aportará a la UE se produzca al aumentar el comercio de servicios.

Las empresas europeas tendrán más oportunidades de prestar servicios en Canadá: por ejemplo, servicios marítimos especializados, como dragados, desplazamiento de contenedores vacíos o transporte de determinadas mercancías en Canadá.

En otros sectores (servicios medioambientales, telecomunicaciones y servicios financieros), las empresas europeas podrán acceder a los mercados canadienses tanto federales como —por primera vez— provinciales.

Dado que el CETA no afecta a los servicios públicos:

  • los Estados miembros de la UE podrán mantener sus monopolios públicos
  • el CETA no obligará a las administraciones a privatizar o liberalizar servicios públicos tales como el suministro de agua, la sanidad o la educación
  • los Estados miembros de la UE aún podrán:
    • decidir qué servicios son universales y públicos y
    • subvencionarlos.

¿Qué oportunidades ofrecerá el CETA a los agricultores, los productores alimentarios y los fabricantes de alimentos y bebidas tradicionales de Europa?

Desaparecerán muchos derechos de aduana sobre productos agrícolas, alimentos procesados y bebidas.  Europa podrá exportar sin pagar derechos casi el 92% de sus productos agrícolas y alimenticios a Canadá.  Se abaratarán las exportaciones europeas al mercado canadiense de consumidores con alto nivel de ingresos. 

Esto creará nuevas oportunidades de exportación para los agricultores y fabricantes europeos de:

  • vinos y bebidas espirituosas
  • frutas y verduras
  • productos transformados
  • quesos
  • especialidades tradicionales europeas ("indicaciones geográficas").

En sectores como el de los vinos y bebidas espirituosas, el CETA también eliminará otros obstáculos comerciales.  Esto facilitará a los exportadores de la UE el acceso al mercado canadiense.

Eliminar los derechos de aduana facilitará el acceso de la industria alimentaria de la UE al pescado canadiense.  Paralelamente a la eliminación de estos derechos, la UE y Canadá se centrarán en el desarrollo de una pesca sostenible y basada en:

  • la supervisión
  • medidas de vigilancia y control
  • la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada.

El CETA ayudará a ambas partes a exportar sus productos agrícolas. 

En virtud del CETA, Canadá ha acordado proteger 143 indicaciones geográficas (IG), esto es, una serie de bebidas y productos alimenticios característicos de determinadas localidades o regiones de la UE.  Se incluyen productos tales como el queso Roquefort, el vinagre balsámico de Módena y el queso holandés Gouda.

Muchos de estos productos figuran entre las principales exportaciones de alimentos y bebidas de la UE.  Los productores suelen ser pequeñas o medianas empresas de comunidades rurales.

Canadá protegerá los productos tradicionales europeos frente a las imitaciones, como ya lo hace la UE.  Así, por ejemplo, el queso comercializado en Canadá como "queso Gouda" tendrá de hecho que proceder de Gouda.

Habrá contingentes limitados de una serie de productos especiales, tales como la carne de vacuno y porcino o el maíz dulce (UE) o los lácteos (Canadá).  El CETA no abrirá el mercado de aves de corral y huevos ni en la UE ni en Canadá, y respetará el sistema europeo de precios de entrada.

Todas las importaciones procedentes de Canadá deberán cumplir la normativa de la UE.  Por ejemplo, solo podrá importarse a la UE carne sin hormonas.

¿Cómo reducirá el CETA los costes para las empresas sin por ello rebajar las normas?

El CETA contribuirá de otro modo a reducir los costes de las empresas de la UE que exportan a Canadá, sobre todo las pequeñas.

Se trata de los denominados "certificados de evaluación de conformidad". Estos documentos demuestran que un producto se ha sometido a ensayo y cumple:

  • las normas y reglamentaciones técnicas correspondientes
  • las demás normas aplicables sobre salud, seguridad, protección del consumidor y medio ambiente.

La UE y Canadá han acordado aceptar los certificados de evaluación de conformidad en campos tales como:

  • equipos eléctricos
  • material electrónico y de radio
  • juguetes
  • maquinaria
  • equipos de medición.

Esto significa que, bajo una serie de condiciones, un organismo de evaluación de conformidad de la UE podrá someter a ensayo productos europeos para su exportación a Canadá de acuerdo con las normas canadienses, y viceversa.

Así, por ejemplo, una empresa de la UE que quiera vender un juguete en Canadá deberá someter su producto a ensayo una sola vez y en Europa, donde podrá obtener un certificado que también será válido en Canadá.

Así se evitará la duplicación de ensayos y se podrán reducir significativamente los costes tanto para las empresas como para los consumidores.

Esto favorecerá especialmente a las pequeñas empresas, para las cuales tener que pagar dos veces por un mismo ensayo puede disuadirlas por completo de exportar.

Además, a través del CETA, la UE y Canadá crearán un Foro de Cooperación en materia de Regulación, voluntario y compuesto por miembros específicos. El Foro:

  • permitirá a los reguladores intercambiar experiencias e información
  • contribuirá a determinar áreas de cooperación entre los reguladores
  • ofrecerá ayuda y sugerencias a los reguladores y legisladores.

En cambio, el Foro de Cooperación en materia de Regulación no podrá:

  • modificar la normativa vigente
  • elaborar nueva legislación
  • tener ningún tipo de poderes decisorios
  • limitar la capacidad de decisión de los reguladores de los Estados miembros o de la UE.

¿Cómo beneficiará a las pequeñas y medianas empresas (PYME)?

El CETA beneficiará a las pequeñas y medianas empresas porque:

  • eliminará los derechos de aduana
  • les facilitará concurrir a contratos públicos en Canadá
  • eliminará los altos costes debidos a la duplicación de ensayos en determinados sectores
  • reforzará la protección de los derechos de autor
  • garantizará que no se comercialicen como productos auténticos las copias de bebidas y alimentos europeos tradicionales.

¿Cómo participarán los consumidores?

Abrir los mercados permite mantener bajos los precios y ofrecer más opciones al consumidor.

Pero el libre comercio no implica rebajar o modificar las normas europeas que protegen la salud y la seguridad de las personas, los derechos sociales, los derechos del consumidor y el medio ambiente.

No vamos a cambiar estas normas. Las importaciones de Canadá aún deberán cumplir sin excepciones todas las normas y reglamentaciones europeas sobre productos.  

Esto significa que el CETA no cambiará la manera en que la UE regula la seguridad alimentaria, incluidos los OMG o la prohibición de la carne de vacuno tratada con hormonas.

¿Será más fácil para los ciudadanos de la UE trabajar en Canadá?

Sí, en algunos casos.

El CETA hará más fácil para el personal de empresas y otros profesionales trabajar al otro lado del Atlántico, y para las empresas trasladar temporalmente personal entre la UE y Canadá.

Esto facilitará las actividades de las firmas europeas en Canadá. 

Para otros profesionales también será más fácil prestar temporalmente servicios jurídicos, de contabilidad, de arquitectura o similares.

¿Cómo se pondrá en práctica el reconocimiento mutuo de cualificaciones profesionales?

El CETA establece un marco para el reconocimiento mutuo de cualificaciones entre la UE y Canadá en profesiones reguladas como la arquitectura, la contabilidad o la ingeniería.

Las organizaciones profesionales de la UE y Canadá podrán trabajar juntas sobre los detalles de este reconocimiento mutuo de cualificaciones.

A continuación, las administraciones respectivas aprobarán estos trabajos y los convertirán en ley.

¿Cómo hará el CETA más fácil para las empresas europeas invertir en Canadá?

El CETA es el primer acuerdo comercial de la UE que beneficia a las empresas europeas que invierten en otro país.  El CETA hará más fácil para las empresas europeas invertir en Canadá. 

El CETA:

  • suprimirá los obstáculos que impiden a las empresas de la UE invertir en Canadá
  • garantizará un trato igualitario y equitativo en Canadá para todos los inversores europeos
  • mejorará el clima de inversión y ofrecerá mayor certidumbre a los inversores al no haber:
    • discriminación alguna entre inversores nacionales y extranjeros
    • ulteriores restricciones a la participación extranjera en el capital social de las empresas.

¿Cómo protegerá las inversiones el CETA?

Muchos países de la UE han negociado acuerdos que incluyen un mecanismo de solución de diferencias entre gobiernos e inversores conocido como "resolución de litigios entre inversores y Estados" (ISDS por sus siglas en inglés). El CETA sustituye este mecanismo por otro nuevo y mejorado: el Sistema de Tribunales de Inversiones (STI).

El CETA:

  • incluye medidas destinadas a proteger las inversiones
  • consagra el derecho de los Gobiernos a regular en interés público aunque ello afecte a una inversión extranjera.

El nuevo Sistema de Tribunales de Inversiones:

  • será público
  • no se basará en tribunales temporales
  • tendrá jueces y profesionales independientes
    • designados por la UE y Canadá
    • sujetos a las más rigurosas normas éticas a través de un estricto código de conducta
  • trabajará con transparencia, pues
    • celebrará públicamente sus audiencias
    • publicará los documentos presentados durante la tramitación de los casos.

El CETA:

  • limita los motivos por los que un inversor puede denunciar a un Estado
  • impide que los organismos públicos se vean obligados a modificar la legislación o a pagar daños y perjuicios.

En muchos Estados miembros de la UE prosigue el debate público sobre cómo proteger las inversiones.  Por eso los Gobiernos, con el apoyo de la Comisión Europea, han acordado que solo se ponga en práctica el Sistema de Tribunales de Inversiones una vez que todos los países miembros hayan completado sus procedimientos de ratificación nacionales.

Entre tanto, la Comisión trabajará con Canadá sobre los detalles del nuevo sistema; por ejemplo, cómo:

  • elegir los jueces
  • garantizar que las pequeñas y medianas empresas puedan utilizar el nuevo sistema y el mecanismo de recurso.

Las disposiciones del CETA sobre protección de las inversiones y resolución de litigios entre inversores y Estados sustituirá a los ocho acuerdos bilaterales de inversión actualmente en vigor entre los Estados miembros de la UE y Canadá.  Habrá más claridad al existir una única normativa aplicable tanto a los inversores como a los Estados. 

También será posible introducir nuevas medidas que impidan que alguien abuse del sistema y recuse normativas legítimas aprobadas por los Gobiernos por motivos de interés público.

Las empresas no podrán denunciar a las administraciones solo porque sus beneficios se vean afectados.  Solo podrán presentar denuncias en un número limitado y bien definido de casos de infracción al CETA y discriminación de los inversores por motivos de nacionalidad.

La empresa tendrá que demostrar que una administración pública ha infringido las disposiciones del CETA en algún aspecto concreto.  Los miembros del tribunal no tendrán margen para interpretar libremente el acuerdo.

El nuevo sistema de protección de las inversiones del CETA:

Crea un órgano permanente de solución de diferencias:

  • para atender a las denuncias por violación de las normas de protección de las inversiones previstas en el CETA
  • donde estudiarán los casos tres jueces seleccionados aleatoriamente a partir de un grupo previamente designado (un juez de la UE, otro de Canadá y otro de un tercer país).

Establece un sistema de recurso similar al de los ordenamientos nacionales

Cuando entre en vigor el CETA, la UE y Canadá crearán un tribunal de apelación que estudiará y revisará las resoluciones del tribunal.  Este órgano comprobará los fundamentos jurídicos de las resoluciones y las anulará en caso de error.

Establece normas sobre los miembros del tribunal

  • Un código de conducta vinculante garantizará que los miembros del tribunal sean totalmente independientes e imparciales.
  • Mientras dure su mandato, los miembros del tribunal no podrán ejercer la abogacía y a la vez trabajar como expertos en otros litigios sobre inversiones.
  • Los miembros del tribunal que incumplan el código de conducta serán despedidos.

Garantiza que los procedimientos sean transparentes

  • Todos los documentos —incluidos los presentados por las partes en un litigio— y las resoluciones del tribunal estarán disponibles en una web de acceso público.
  • Todas las audiencias serán públicas.
  • Las partes interesadas (ONG, sindicatos, etc.) podrán presentar alegaciones.

Prohíbe las demandas frívolas

  • El tribunal desestimará las demandas denominadas "frívolas" (claramente infundadas) y obligará al inversor a pagar las costas procesales, inclusive las del Estado al que haya denunciado.
  • El CETA permite al tribunal dictar resoluciones por procedimiento acelerado.
  • El tribunal también podrá desestimar demandas en las que sea evidente que el demandante carece de motivos sólidos:
    • bien porque el demandante no sea un inversor contemplado en el CETA
    • bien porque las medidas que denuncia no estén contempladas en el CETA.

¿Cómo ayudará el CETA a las industrias creativas, los innovadores y los artistas de Europa?

El CETA creará condiciones más equitativas entre Canadá y la UE en materia de derechos de propiedad intelectual (DPI).   El CETA contribuirá también a que los músicos, artistas y otras personas que trabajan en las industrias creativas europeas vean correctaemnte remunerado su trabajo.

El CETA:

  • reforzará la protección de los derechos de autor al conformar las normas canadienses a la legislación de la UE sobre protección de nuevas tecnologías y gestión de derechos digitales
  • mejorará la manera en que el sistema canadiense de DPI protege las patentes de productos farmacéuticos de la UE
  • reforzará el control del cumplimiento
  • reforzará las medidas fronterizas canadienses contra:
    • los productos de marca falsificados
    • los productos pirateados sujetos a derechos de autor
    • los productos con indicación geográfica falsificados. 

¿Cómo afectará el CETA a la protección de los derechos de los trabajadores y el medio ambiente?

A través del CETA, Canadá y la UE reiteran su compromiso con el desarrollo sostenible.

Ambas partes coinciden en que el impulso al comercio y la inversión debe fortalecer y no debilitar la protección del medio ambiente y los derechos laborales.

La UE y Canadá quieren que el CETA ayude a garantizar que el crecimiento económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente se refuercen mutuamente.  Por eso el CETA incluye las obligaciones de Canadá y de la UE que se establecen en los acuerdos internacionales sobre derechos de los trabajadores y protección del clima y el medio ambiente.

A la hora de aplicar los compromisos de la UE y Canadá en estos ámbitos, el CETA reconoce un importante papel de supervisión a la sociedad civil de ambas partes: asociaciones empresariales, sindicatos, organizaciones de consumidores, grupos de defensa del medio ambiente y otras organizaciones no gubernamentales (ONG).  

Además, el CETA establece un procedimiento de solución de diferencias que incluye consultas a las administraciones y la creación de un grupo de expertos.

¿Qué es el Instrumento Interpretativo Conjunto?

Al firmar el CETA, la UE y Canadá también suscribieron un Instrumento Interpretativo Conjunto. Este texto clarifica ulteriormente lo acordado por la UE y Canadá a través del CETA.  Es un documento jurídicamente vinculante.

El Instrumento contempla aspectos tales como:

  • el nuevo Sistema de Tribunales de Inversiones
  • el derecho de los gobiernos a regular en interés público
  • los servicios públicos
  • los derechos laborales y la protección del medio ambiente.

¿Qué tipo de acuerdo es el CETA: exclusivamente de la UE o mixto?

En algunos acuerdos internacionales, la UE tiene lo que se denomina "competencia exclusiva". Los Gobiernos de la UE encargan a la Comisión Europea —brazo ejecutivo de la UE— que negocie y celebre los acuerdos. Por tanto, son acuerdos celebrados exclusivamente por la Unión.

En otros acuerdos internacionales, la UE tiene "competencia compartida": los suscriben tanto las instituciones de la UE como los Gobiernos de los Estados miembros. Se trata de acuerdos "mixtos", a los cuales los países de la UE deben dar su consentimiento.

La evaluación jurídica de la Comisión es que el CETA es un acuerdo "exclusivamente de la Unión", pues regula aspectos que entran de lleno en el ámbito de competencia de la UE, y no es de competencia conjunta ("mixta") entre la UE y sus Estados miembros.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea estudia en estos momentos cuál es el ámbito de aplicación exacto de la política comercial común. El Tribunal emitirá pronto su dictamen y ofrecerá orientaciones adicionales. Pero, entre tanto, la UE debe seguir avanzando hacia los objetivos de su política comercial.

De ahí que la Comisión haya decidido proponer que el CETA se firme como acuerdo mixto. Esto permitirá a los países de la UE aplicar con rapidez y de forma provisional los aspectos relacionados con el comercio ("aplicación provisional").

¿Qué pasará a continuación?

Una vez firmado por la UE y Canadá, antes de entrar en vigor, el CETA debe pasar por dos importantes etapas de control democrático.

En la primera, el Parlamento Europeo deberá dar su consentimiento para que el CETA pueda aplicarse provisionalmente.

En la segunda etapa intervienen los Parlamentos de los países de la UE. Solo una vez que lo hayan aprobado entrará plenamente en vigor el CETA.

¿Qué es la aplicación provisional?

Los acuerdos exclusivos de la UE entran en vigor inmediatamente después de ser aprobados por el Parlamento Europeo.

En cambio, los acuerdos mixtos solo entran en vigor una vez aprobados por cada país de la UE. Dado que en cada país los procedimientos pueden durar varios años, los Gobiernos, reunidos en el Consejo de la UE, pueden optar por aplicarlos provisionalmente.

La aplicación provisional termina cuando todos los Estados miembros de la UE notifican al Consejo que han concluido sus procedimientos internos de ratificación. Solo entonces podrá entrar plenamente en vigor el CETA.

¿Qué partes del CETA aplicará provisionalmente la UE?

La UE aplicará provisionalmente la mayor parte del CETA.

Las principales excepciones a esta aplicación son:

  • la protección de las inversiones
  • el acceso al mercado de inversiones de cartera (pero el acceso al mercado de inversiones extranjeras directas es competencia exclusiva de la Unión)
  • el Sistema de Tribunales de Inversiones.
  • un artículo sobre grabación con videocámaras de mano.