Representación en España

Siete planetas parecidos a la tierra: ¡un descubrimiento europeo!

sistema estelar trappist

¿Es posible la vida en un segundo planeta? Un ambicioso proyecto de investigación financiado por la UE ha llevado al descubrimiento de un nuevo sistema de siete planetas (Trappist-1). La importancia de este descubrimiento reside en que nunca antes se habían encontrado tantos planetas potencialmente habitables.

Thu, 02/23/2017

Este descubrimiento se ha realizado en el marco del proyecto Speculoos, que ha recibido casi dos millones de euros de financiación europea y en el que han participado científicos de varios países de la Unión Europea.

El sistema estelar Trappist-1 fue inicialmente descubierto en 2016 por el telescopio Trappist Sur en Lieja. Pero el nuevo descubrimiento, que acaba de publicarse en la revista Nature, no solo confirma la existencia de este sistema, sino la existencia de siete planetas que orbitan en torno a la estrella Trappist y que tienen un tamaño parecido a la tierra. Además, tres de ellos orbitan en un área habitable y podrían contener océanos en su superficie.

El proyecto Speculoos (Search for habitable Planets EClipsing Ultra-¬‐cOOl Stars), tiene como objetivo la detección de exoplanetas potencialmente habitables. Está liderado por Michaël Gillon, astrónomo en la Universidad de Lieja. En él participan otros investigadores europeos como Jeremy Leconte, becario ERC del Centro Nacional para la Investigación Científica (FRANCIA), Emeline Bolmontm, de la Universidad Namur (Bélgica) y del Comisariado para la Energía Atómica y las Energías Alternativas (Francia).

El descubrimiento ha sido posible gracias al seguimiento intensivo del sistema con varios telescopios, entre ellos el telescopio espacial Spitzer de la NASA, que ha enriquecido los resultados obtenidos en un primer momento por el telescopio de Lieja TRAPPIST-SUD en mayo de 2016, que revelaban la presencia de cuatro planetas adicionales. El proyecto Speculoos se encuentra en su fase final de preparación en el sitio del Observatorio Europeo Austral de Paranal (ESO) en Chile. Ha recibido financiación del Consejo Europeo de Investigación (CEI) por un valor de 1,96 millones


via GIPHY