Representación en España

Este verano descubre las joyas menos conocidas de la UE

/spain/file/discovering-europejpg_esdiscovering-europe.jpg

El puente del Caminito del Rey, en Málaga, es un auténtico tesoro turístico alternativo de la UE
El puente del Caminito del Rey, en Málaga, es un auténtico tesoro turístico alternativo de la UE - Foto: Pixabay

¿Aún no has decidido tus vacaciones? Nuestra Unión Europea no tiene solamente sus iconos turísticos más famosos, como la Torre Eiffel, la Fontana di Trevi o el Acueducto de Segovia... ¡también hay muchos tesoros turísticos alternativos! Aquí te recomendamos diez de ellos… y dos están en España.

24/07/2018

Sintra, Portugal
Con un microclima único debido su ubicación entre las colinas de pino de la sierra de Sintra, la villa homónima es un tesoro a solo 30 kilómetros de Lisboa. Situado en un parque natural, es ideal para escaparte del calor sofocante y disfrutar de una simbiosis única entre naturaleza y arquitectura. Entre sus edificios más emblemáticos están el Palacio da Pena, el Castelo dos Mouros, o el Palacio Nacional. Te recomendamos especialmente los jardines de la Quinta da Regaleira, diseñados para representar antiguas órdenes secretas, con túneles escondidos y simbolismo oculto.

Portofino, Italia
Mar, acantilados, vegetación, casitas de colores, la mejor comida típica italiana… Este pequeño pueblo del Mediterráneo de apenas 500 habitantes, a 30 kilómetros de Génova, es una joya oculta del Golfo de Tigullio. Estar en un parque natural le ha permitido mantenerse casi inalterable a pesar del paso de los años. Frecuentada por el turismo de alto poder adquisitivo, nos permite disfrutar de sus aguas cristalinas…y eso no tiene precio.

Bled, Eslovenia
Para quienes prefieran escaparse de los sitios más concurridos y del calor sofocante de las playas, la localidad eslovena de Bled es una gran opción. Su imagen más impactante es la de un islote en medio del lago donde está la iglesia de la Asunción de la Virgen, a la que se llega a través de las embarcaciones tradicionales. La impactante vista del lago al pie de los Alpes Julianos se puede apreciar desde el célebre castillo de Bled, en donde hay un museo, una imprenta tradicional, una bodega, una herrería y un restaurante. En verano, incluso, es posible bañarse en el lago, aunque al ser sus aguas de origen glacial, tenemos que advertir que no son muy cálidas.

Galešnjak, Croacia
Galešnjak es una isla para enamorarte… ¡tiene forma de corazón! Ubicada en el Canal de Pasman, en el mar Adriático, esta pequeña isla no es sólo una curiosidad para apreciar en Google Earth. Posee también 1,5 kilómetros de playa con aguas transparentes ideales para apreciar una bellísima fauna marina. Tienes que pedir un permiso para entrar, ya que se trata de una propiedad privada (aunque la legislación croata prohíbe que se pueda impedir el acceso público).

Caminito del Rey, España
Es un puente peatonal de tres kilómetros de distancia construido en el desfiladero de Los Gaitanes, en Málaga. Aunque solía tener una leyenda negra por su estrechez y peligrosidad ahora se ha rehabilitado para hacerlo más cómodo y seguro. Eso sí, tienes que reservar tu visita aquí.

Salzkammergut, Austria
La región de Salzkammergut tiene un parque de aventuras con unas 130 atracciones de senderismo y montaña, que puedes disfrutar a bajo precio. Tiene el lago Hallstatt, uno de los lagos alpinos más bonitos de Austria, y eso ya es decir. Además, tiene aguas termales, minas de sal, teleféricos, paseos en barcos, trenes antiguos y entradas en cuevas, y otras actividades recreativas.

Portmeirion, Gales
Esta preciosa villa fue construida por el arquitecto gales Clough Williams-Ellis entre 1925 y 1973, quien tenía la idea de demostrar cómo una localización naturalmente bella podía ser desarrollada sin perder su encanto natural e, incluso, potenciándolo: acantilados cortados a cuchillo coronando playas arenosas, un bosque... Para visitar Portmeirion hay que pagar 11 libras, y se hizo célebre porque allí se grabó la serie de culto de la década de 1960 The Prisoner.

Ploumanac’h, Francia
Este pueblo ubicado en las costas de Armor, en Bretaña, norte de Francia, tiene una de las únicas tres costas naturales de granito rosa que hay en el mundo (las otras dos están en Egipto y China). Han sido declaradas patrimonio nacional francés. Tiene dos playas ideales para el baño en verano: La Bastille y Saint-Guirec. Es genial para quien guste de disfrutar de la playa con temperaturas templadas: aunque en verano suele hacer buen tiempo, las nubes a veces son una tregua para quienes sufren el calor.

Cueva Melissani, Grecia
Su belleza es incomparable. La Cueva de Melissani se encuentra cerca de Karavomilos, localidad con playas paradisíacas y con opciones de alojamiento para todos los bolsillos en la isla jónica de Cefalonia. Puedes hacer una excursión a su interior en pequeñas embarcaciones, y admirar la primera de sus salas, con una abertura que permite un espectacular juego de colores entre la luz y el agua; y la segunda, cerrada y llena de estalactitas.

Lagunas Rosadas, España
Un espectáculo que sólo puedes apreciar en verano: las lagunas rosadas de la Mata y Torrevieja, en el Parque Natural de la Mata-Torrevieja. No es que no puedas ir todo el año, pero sólo verás sus aguas teñidas de rosado si vas en la época más calurosa del año, ya que en ese momento se acelera el ciclo de reproducción de las algas y bacterias de sus aguas, lo que tiñe las aguas de ese color. El juego visual con los flamencos del mismo color es un espectáculo para los sentidos. Eso sí, si deseas darte un chapuzón, no te olvides que tienes el mar cerca: el baño en la laguna está prohibido debido a la fragilidad de ecosistema.

¡Descubre siempre nuevos lugares en nuestra cuenta de Instagram!