Representación en España

Arancha Martínez, Premio Europeo Mujeres Innovadoras 2020

/spain/file/cartelwiprizeeujpeg-1_escartel_wiprizeeu.jpeg

ganadoras del premio wiprizeeu
copyright comisión europea

Un año más se entregó el Premio de la UE para Mujeres Innovadoras con la intención de concienciar y dar a conocer a mujeres emprendedoras y crear modelos femeninos para otras mujeres y niñas. Entrevistamos a Arancha Martínez, una de las ganadoras.

13/10/2020

Arancha Martínez ha sido galardonada por la Unión Europea como mujer innovadora 2020 #WIprizeEU por su labor en el desarrollo de la innovación en ámbito social y humanitario con su ONG Itwillbe.org en la que lleva trabajando desde 2008. 

La entrevista se realizó un martes temprano. A pesar del madrugón Arancha Martínez respondió a nuestras preguntas por videollamada con una gran sonrisa y dispuesta a hablarnos sobre su premio y su trayectoria. 

“Me siento enormemente agradecida a la Comisión Europea por reconocer mi trabajo en el ámbito social, pero también estoy ilusionada porque por primera vez se pone encima de la mesa la necesidad de innovar en el sector social que es muy importante [...] es un premio que me va ayudar a seguir con el trabajo que estoy haciendo.” contesta muy contenta Arancha. 

Tanto Arancha Martínez como sus compañeras premiadas, Madiha Derouazi y Maria Fátima Lucas han sido reconocidas por su dedicación a su trabajo y vocación durante años al igual que muchas mujeres emprendedoras en todo el mundo. 

En cuanto a este tema, comenta que: 

El denominador común que yo veo en emprendimientos liderados por mujeres es que realmente ponemos la transformación social en el centro. Necesitamos proyectos sostenibles, incluso rentables, pero es verdad que cualquier emprendimiento transforma la sociedad a mejor o a peor [...] Creo que algo que tenemos todas es pasión y necesidad de que nuestras empresas cambien cosas en la sociedad”. 

En cierta forma, la Comisión Europea reconoció a Arancha, según nos cuenta ella, por su esfuerzo en el ámbito de la cooperación e innovación social; se premia el impacto que ha tenido su trabajo hasta la fecha, la inspiración que dan a otras empresas y entidades del sector y como ayudan a niñas y mujeres precisamente en el ámbito social. 

Su ONG

Durante la entrevista nos contestó a varias preguntas sobre su ONG, quisimos conocer cómo le surgió la idea con solo 24 años, a lo que ella respondió que fue cuando vivió en la India durante 5 años.

Desde 2017, Itwillbe.org trabaja como un híbrido entre empresa y como entidad sin ánimo de lucro centrada en la innovación tecnológica lo que le ayuda a conseguir financiación y fondos para invertir en aspectos sociales, como por ejemplo en ayudar a niños que se encuentran en la calle. 

 “No solo es tecnología lo que desarrollamos, sino que luego hay que implementarla en lugares complejos, con colectivos también complejos y todo eso lleva un esfuerzo enorme y para ello la filantropía es clave”, asegura Arancha Martínez.

A la hora de hablar sobre a qué retos se enfrenta una ONG de sus características, Arancha sonríe y afirma que todos los días viven retos porque “en sí el proyecto es un reto”.  

“Queda mucho por hacer, sigue siendo un reto realmente poder cumplir nuestra misión [...] El objetivo es poder contribuir con el objetivo de la agenda  2030, para que en ese año precisamente no haya ningún ciudadano que no tenga una identidad reconocida. Por lo tanto, esperamos que de aquí al 2030 podamos contribuir a este reto”, comenta Arancha sobre el objetivo de su ONG. 

 

La tecnología como motor en el ámbito social en Europa

Este año, Europa tiene un compromiso con la evolución digital y tecnológica y aspira a que sea una ayuda para dar nuevas oportunidades tanto a personas como empresas. 

Es en este ámbito donde se centra Arancha Martínez y su ONG. En la parte final de la entrevista también pudimos preguntarla precisamente por el uso de la tecnología como factor para garantizar derechos a los grupos más vulnerables.

Ella considera que Europa es probablemente la zona geográfica donde más se está insistiendo en el uso ético de la tecnología y piensa que tiene un rol clave: 

“Creo que somos muy exigentes precisamente con poner en el centro a las personas y la sostenibilidad, mucho antes que favorecer los modelos de negocio basados en la explotación indiscriminada de datos y creo que precisamente los colectivos más vulnerables son los que necesitan que realmente se reme en esta dirección [...], afirma Arancha Martínez.  

Para combatir este problema, Arancha asegura que es responsabilidad de Europa y de todos como ciudadanos garantizar que estos colectivos minoritarios puedan acceder a sus derechos: 

“Lo que hay que hacer es cambiar la actitud e incrementar la responsabilidad social de los ciudadanos, la legislación está, los derechos y el acceso a ellos están, pero lo que hay que hacer es que se cumplan [...]”