Representación en España

Etiquetado de electrodomésticos: Clave para la eficiencia energética

/spain/file/eficienciaeejpg_eseficienciaee.jpg

electrodomésticos

¿Sabes leer el etiquetado de los electrodomésticos? ¿Sabes cuál es la mejor opción para mejorar la eficiencia energética y así cuidar el planeta y que la factura de la luz baje? ¡Te lo contamos!

11/11/2019

La eficiencia energética es el uso de energía controlada con el objetivo de reducir todo lo posible la cantidad utilizada. Algunas de las maneras más conocidas para conseguirlo son las bombillas de iluminación LED o un buen aislamiento para que no escape el calor de la calefacción.

¿Qué motivos tenemos para emplear tiempo en preocuparnos por la eficiencia energética? Pues muchos, ya que si reducimos el consumo de energía al mínimo necesario para cada caso, producto o servicio podremos ahorrarnos bastante dinero en la factura de la luz y además, estaremos haciendo una importante contribución a la conservación del planeta.

Para conseguir facilitar esta tarea, la Unión Europea ha promovido que los electrodomésticos lleven un etiquetado de eficiencia energética que aporte la información necesaria para poder reducir el consumo de energía.

La etiqueta energética no es obligatoria en todos los electrodomésticos dentro de la Unión Europea, los que sí que deben incluir esta etiqueta son frigoríficos y congeladores, lavadoras-secadoras, lavavajillas, fuentes de luz domésticas, hornos eléctricos y aires acondicionados.

Qué nos dice la etiqueta energética

Las etiquetas energéticas se dividen en cuatro categorías, como mínimo:

• Detalles de materiales del aparato

• Clasificación energética (de la A a la G)

• Consumo, capacidad y eficiencia del aparato

• Ruido que genera (en decibelios)

Clasificación energética

La clasificación energética va de mayor eficiencia, representada por la letra A, a menor eficiencia, representada por la letra G.

El consumo de energía en aquellos electrodomésticos que tengan una calificación G puede llegar a ser tres veces mayor que el consumo de aquellos equipos que tengan una letra A en la etiqueta energética.

Además, en el caso de los frigoríficos y congeladores existen dos clasificaciones más, A+ y A++ que indican una eficiencia aún mayor y que son posibles gracias a las mejoras que se han conseguido en los últimos años en el sector de estos electrodomésticos.

/spain/file/eeeejpg_eseeee.jpg

eficiencia

Nuevo etiquetado para 2021

La Unión Europea ya disponía de un etiquetado especial para los electrodomésticos donde se informara al consumidor sobre la eficiencia energética, sin embargo, la Comisión Europea ha aprobado un nuevo etiquetado que se pondrá en marcha a partir de 2021.

Este nuevo método para informar sobre la eficiencia de cada electrodoméstico tendrá etiquetas de la A a la G y simplificará el modelo anterior.

Eficiencia energética y medio ambiente

Conseguir una eficiencia energética generalizada a nivel europeo sería un paso clave para la lucha contra el cambio climático, ya que se considera que este ahorro energético y la evolución de las energías renovables serán la base para conseguir una energía y un consumo sostenible.

Además, la eficiencia energética y el control del consumo reducirían significativamente la emisión de gases de efecto invernadero, lo que supondría un descenso de la contaminación emitida en todo el continente.

Así que ya sabes, fijarte en el etiquetado energético de tus electrodomésticos puede ser clave para contribuir a la lucha contra el cambio climático.

 

También te puede interesar:

Research EU: Así apoya la UE la innovación y la investigación

Reducir el gasto en energía sin pasar frío ni calor es posible en la UE