Representación en España

La bicicleta: un aliado para el medio ambiente y para ti

/spain/file/pixnio-217672-5715x3815jpeg_espixnio-217672-5715x3815.jpeg

Bicicleta: transporte sostenible y saludable en la ciudad
copyright

Cada día las ciudades avanzan en su transformación para conseguir que sus propios entornos urbanos sea más sostenibles. Por eso, el uso de transportes públicos y respetuosos con el medio ambiente, como la bicicleta, crece cada vez más, y aparecen nuevos métodos de movilidad sostenible en las grandes ciudades.

03/06/2019

La transformación de las ciudades hacia la sostenibilidad afecta directamente a la movilidad de sus habitantes. Por eso, en los núcleos urbanos el uso del coche cada vez es mejor, mientras que la utilización del transporte público y otros medios de transporte más sostenibles crece año tras año.

Entre las alternativas que surgen, la bicicleta es un medio de transporte barato, sostenible y limpio, y eso ha hecho que su papel haya adquirido importancia en las últimas décadas en la movilidad de muchas ciudades europeas.

Holanda (36%) y Dinamarca (23%) destacan por su porcentaje de uso de la bicicleta como medio de transporte habitual. Son los países con mayor porcentaje de población que se mueve a pedales.

En España los números no son tan altos, pero en los últimos años cada vez más gente se anima a dejar el coche en casa y apuesta por el transporte sostenible. En 2016, España fue el país donde más se incrementó el uso de la bicicleta, con un 8%, por delante de Suiza con un aumento del 6% y de Finlandia, con una subida del 4%.

De hecho, el último Barómetro de la Bicicleta presentado por la Red de Ciudades por la Bicicleta y la DGT señala que cerca de la mitad de los españoles de entre 12 y 79 años utilizan la bicicleta con frecuencia y una cuarta parte lo hace cada semana. Además, destaca que desde 2009, año en el que se realizó el primer estudio, 3,5 millones de personas más utilizan la bici. Incluso también ha aumentado aquellos que lo hacen para desplazamientos cotidianos como ir al trabajo.

Por otro lado, la conciencia ecológica también ha crecido estos años, y esto ha favorecido a que muchos españoles prefieran utilizar transportes sostenibles. Más del 85% afirma que el uso de la bicicleta es clave para la reducción de la contaminación ambiental en las ciudades y piden que se fomente su uso.

 

¿A qué se debe este aumento?

Además del aumento de la conciencia de la ciudadanía hacia el respeto de la sostenibilidad y el medio ambiente, la transformación de las ciudades es clave para conseguir que cada día más personas se sumen a pedalear y dejen los coches en casa. La posibilidad de alquilar bicis públicas y el aumento de las vías de circulación para este medio de tranporte ha sido clave para la evolución de estos últimos años.

En el caso de Sevilla, en los últimos años han alcanzado los 80 km de carril bici separados de la calle con una reja y cuenta con más de 70.000 personas que utilizan estas vías diariamente. Mientras que en Valencia, desde la construcción del nuevo anillo ciclista ahora hace poco más de dos años su uso ha aumentado hasta alcanzar los dos millones de usuarios. Además, ha sido reconocido recientemente con el premio Bikefriendly 2019 y expertos en movilidad urbana como Mikael Colville-Andersen, que asesora a 115 ciudades de todo el mundo lo ha situado en línea a las infraestructuras de ciudades como Vancouver o Melbourne.

Por otro lado, Barcelona se sitúa en el puesto número 11 de ciudades mediterráneas en las que se utiliza la bici, con uno de los servicios públicos más utilizados. Además, otras ciudades como San Sebastián, Valladolid o Córdoba también destacan por las amplias posibilidades que ofrecen sus servicios de alquiler de bicicletas públicas y sus carriles bici. Asimismo, esta última fue pionera en el movimiento “bicis solidarias”, por el que particulares donan sus bicis a personas que necesitan un medio de transporte.

 

¿Por qué moverse en bicicleta?

La Unión Europea busca fomentar el uso de la bicicleta, ya que se considera que este es divertido, saludable, sostenible y económico. Por ello, aquí os dejamos unas cuantas razones por las que dejar el coche en el garaje y empezar a disfrutar de las ventajas que te aportará desplazarte en bicicleta en tu día a día.

  1. La bicicleta no genera contaminación atmosférica. Es sostenible, limpio y ecológico, lo que contribuye a la mejora ambiental en los núcleos urbanos, la reducción de las emisiones y por lo tanto, beneficia a la salud de las personas.
  2. La bicicleta es un medio de transporte pero también puede convertirse en un instrumento social con el que establecer nuevas relaciones, realizar actividades y compartir momentos de ocio en el día a día.
  3. La bicicleta es un transporte eficiente. Para distancias medias y cortas es la manera más rápida de llegar de un punto a otro en una ciudad. Además, es mucho más fácil de aparcar una bicicleta que un coche y ocupa mucho menos espacio.
  4. La bicicleta es un transporte saludable. Ir y volver del trabajo en bicicleta cada día contribuye a la salud y mejora la forma física, ya que es considerado como una práctica adecuada de ejercicio. Ayuda a controlar el peso, previene contra la depresión, fortalece huesos, músculos y articulaciones y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, entre otras cosas.
  5. La bicicleta es un medio de transporte económico. La adquisición y el mantenimiento de una bicicleta es mucho más asequible que el de un automóvil, y también favorece al movimiento de la economía en los centros de las ciudades donde no se puede acceder en coche.

Desde la UE se busca prestar atención especial a las estrategias de desarrollo de vías y programas que fomenten el uso de la bicicleta a nivel nacional y subnacional. Además, invita a estos países que la forman a mejorar la seguridad vial, ya que es uno de los temas pendientes para mejorar la seguridad de los ciudadanos que eligen la bicicleta como transporte urbano.

 

Transformación de las ciudades

En Europa aproximadamente 360 millones de personas viven en áreas urbanas de más de 5.000 habitantes. Esto conlleva que estas áreas sean las que más residuos, contaminación y emisiones producen, por lo que la mejora de estos aspectos para la vida del planeta y para la de las personas que habitan en estas ciudades es una de las prioridades de la Unión Europea.

Para ello, se emplean nuevas tecnologías y servicios enfocados a lograr la transformación energética y mejorar la movilidad urbana, dos aspectos clave para conseguir unas ciudades más limpias, sostenibles y que ofrezcan una mejor calidad de vida a sus habitantes.

Las soluciones planteadas para el problema de la movilidad urbana van todas dirigidas hacia una mayor sostenibilidad, es decir, satisfacer la demanda a la vez que se reduce el consumo de recursos, por lo que se intenta:

  • Promover el desarrollo de nuevos medios de transporte sostenible y vías que faciliten la movilidad.
  • Asegurar la seguridad y la protección de aquellos que elijan utilizar un transporte alternativo al automóvil.
  • Reducir las emisiones, el consumo de energía y la contaminación atmosférica.

 

Semana Europea de la Movilidad

La Semana Europea de la Movilidad trata de concienciar y sensibilizar a los ciudadanos en el uso del transporte público y otros medios alternativos, como la bicicleta y se anima a las ciudades europeas a que promuevan e inviertan en infraestructuras y medios sostenibles.

España lidera esta iniciativa, y de las 2.792 ciudades europeas que participaron en la edición del año pasado, 473 eran españolas y presentaron 2.520 medidas permanentes.

El lema de este año se centra en caminar y pedalear seguro con el que se destacan los beneficios que aporta para la sociedad y para el individuo desplazarse caminando o en bicicleta.

 

 

También te puede interesar: 

La innovación española, una de las más beneficiadas por el programa europeo Horizonte 2020

50 millones del Plan Juncker impulsarán el transporte público ecológico en Las Palmas