Representación en España

El euro cumple 20 años facilitando la vida a los europeos

/spain/file/190131euro-20jpg_es190131_euro-20.jpg

Cartel de campaña por los 20 años del euro, con una moneda, un símbolo de euro y un número 20
El euro hace todo más sencillo y barato: comprar, viajar, vivir fuera, hacer negocios…

¡El euro cumple 20 años ya! En este tiempo se ha convertido en la segunda moneda más importante del mundo. Pero lo mejor es que nos ayuda a vivir mejor, con una economía más fuerte y sólida, y nos evita el problema de cambiar dinero.

20/02/2019

Este año el euro cumple 20 años, así que si naciste antes de 1999, no habrás concido la vida sin el euro. Y es que tenía sus complicaciones: era necesario cambiar moneda siempre que viajabas al extranjero, aunque fuera a Francia o Portugal, con su correspondiente coste en el tiempo empleado para ello, y si querías comprar algo fuera de España te tocaba andar echando cuentas.

Con la llegada del euro todo eso se acabó y llegaron un montón de ventajas y facilidades.

El euro te facilita viajar por Europa

Más de dos tercios de los países de la Unión Europea tienen el euro como su moneda oficial. Es decir, que si viajas a cualquiera de esos países no tienes que preocuparte por cambiar dinero.

Hoy puedes usar el euro fácilmente en 19 países de la UE como si estuvieras en tu propia casa.

Es fácil acostumbrarse a los bueno pero antes cualquier viaje a otro país de la UE, ya sea de vacaciones, de intercambio estudiantil, o de negocios; te obligaba a perder tiempo y dinero en gestionar las monedas.

El euro te facilita hacer negocios

Cualquier empresario que hiciera negocios en la época pre-euro te puede confirmar lo difícil que era expandir su negocio fuera del país.

Para invertir en un país que no fuera el tuyo tenías que cambiar moneda, y ya no hablamos solamente de los costes de una escapada de fin de semana, sino de gestiones comerciales más complejas. De nuevo esos problemas se acabaron con el euro.

A día de hoy también hemos logrado deshacernos de los riesgos de perder dinero por la fluctuación del valor de la moneda. La unificación monetaria en torno al euro hace que sea una moneda especialmente estable.

No solo es su funcionamiento en la eurozona, sino que en ocasiones te permite hacer pagos fuera de nuestras fronteras. El euro es ampliamente aceptado como moneda de pago. De hecho, es la segunda moneda más usada en todo el mundo, solo superada por el dólar estadounidense.

El euro te facilita vivir en el exterior

Gracias a la libre circulación de personas en la Unión Europea, millones de ciudadanos viven en países de la eurozona diferentes a los de su origen, por estudios, trabajo, o incluso porque han decidido vivir su jubilación en un país diferente. En esas situaciones, es habitual que tengan que enviar o recibir dinero de sus países de origen. A veces es necesario incluso cobrar salarios, becas o pensiones desde el exterior, con el euro, todo esto se facilita y se abarata.

El euro te facilita las compras

Ya seas de los que buscan ese producto que tanto quieren en cualquier rincón de internet o de los que aprovechan las gangas en tiendas físicas cuando visitan otro país, el euro te facilita las compras.

Con el euro es más fácil y rápido comparar precios por internet y pagas justo lo que dice el precio final, sin cargos por cambio de divisa. También te abre un gran abanico de oportunidades de compra: más productos, más diversidad, más posibilidades de encontrar el mismo producto a menor precio. Te da acceso a todas las ventajas del mercado único europeo. Y, cómo no, esto también facilita a las empresas la venta de sus productos a otros países.

El euro te facilita el ahorro y la inversión

El euro es una moneda estable y segura. La inflación en la eurozona es muy baja y los tipos de interés son inferiores a los de hace 20 años.

Eso facilita las inversiones, y no solo las de grandes empresas, sino también las de tu vida cotidiana: tener una casa o saber que tus ahorros no perderán valor de la noche a la mañana son cosas que no suceden en países con alta inflación. De hecho, eso pasaba en muchos países de la UE antes del euro.

El euro y España

¿Sabías que el nombre del euro nació formalmente en Madrid?

Corrían los últimos días del año 1995 y España terminaba su segundo mandato ocupando la presidencia semestral rotatoria del Consejo Europeo. Como era costumbre en la época, la reunión del Consejo se celebraba en el país que ostentaba la presidencia.

En esa cumbre, los Gobiernos de los quince países que formaban por ese entonces la UE decidieron el nombre de la moneda común, que debía «ser simple y simbolizar Europa». En ese Consejo Europeo reunido en Madrid se decidió el nombre de euro.

Países que usan el euro

  1. Alemania
  2. Austria
  3. Bélgica
  4. Chipre
  5. Eslovaquia
  6. Eslovenia
  7. España
  8. Estonia
  9. Finlandia
  10. Francia
  11. Grecia
  12. Irlanda
  13. Italia
  14. Letonia
  15. Lituania
  16. Luxemburgo
  17. Malta
  18. Países Bajos
  19. Portugal

    Además, 4 microestados europeos tienen acuerdos con la Unión Europea para el uso del euro como moneda: Andorra,​ Ciudad del Vaticano,​ Mónaco y San Marino.