Representación en España

Reducir el gasto en energía sin pasar frío ni calor es posible en la UE

/spain/file/190130heating-coolingjpg_es190130_heating-cooling.jpg

Un radiador junto a una pared, con la válvula en primer plano
Los radiadores para calentar la casa son los responsables del mayor gasto energético de los hogares de la UE

Tener los radiadores a todo gas en invierno o el aire acondicionado al máximo en verano tiene que acabar. El calentamiento y la refrigeración de ambientes es el principal gasto de energía de los hogares de la UE. Queremos acabar con el derroche y por eso tenemos una estrategia de calentamiento y refrigeración.

12/02/2019

¿Sabías que el calentamiento y la refrigeración de edificios e industria consumen la mitad de la energía de la UE? ¿Y que en los hogares de la UE el calentamiento y gasto de agua caliente suman casi el 80 % del consumo?

El 84 % del calentamiento y la refrigeración es aún generado por combustibles fósiles. Apenas el 16 % proviene de energías renovables, así que, como ya habrás imaginado, esto afecta negativamente al cambio climático. Los costes sociales, naturales y económicos de este fenómeno necesitan un cambio inmediato.

Por eso, la UE puso en marcha una Estrategia para el Calentamiento y la Refrigeración que se enmarca en el camino hacia la Unión de la Energía. ¿Sabes en qué consiste?

Edificios inteligentes: la hora de las reformas

Los edificios representan la mayor cuota de consumo de energía de la UE. Necesitamos facilitar las reformas para que puedan cumplirse por todos. El 80 % de los edificios que habrá en 2050 ya están entre nosotros. Si queremos conseguir nuestro objetivo de disminuir las emisiones de carbono en un 80 % (con respecto a 1990), tenemos que hacerlo ya.

Casi la mitad de los edificios de la UE tienen calderas de antes 1992, con una eficiencia menor al 60 % y la tasa de reformas se sitúa en tan sólo el 1%. ¿Sabes cuáles son los beneficios de estas reformas?:

Utilizar más renovables

Hacer que el calentamiento y la refrigeración sean sostenibles requiere sacar el máximo partido de las energías renovables, actualmente poco aprovechadas en este sector

Para alcanzar los objetivos de clima y energía de la UE necesitamos que el sector reduzca el consumo energético y el uso de combustibles fósiles. Actualmente, la principal fuente de energía para calentamiento y refrigeración es el gas natural (46%), seguida del carbón (15%), biomasa (11%), combustible (10%) y energía nuclear (7 %). ¿Dónde están las renovables?

Necesitamos cambiar esa realidad y para ello se ha creado la Plataforma Europea de Tecnología e Innovación para el Calentamiento y la Refrigeración Renovables (RHC-ETIP, por sus siglas en inglés) que reúne a todos los actores del sector para definir una estrategia común para  aumentar el uso de energías renovables para calentamiento y refrigeración.

Además, el Plan Estratégico Europeo en Tecnologías Energéticas (SET) de la Comisión Europea busca acelerar el despliegue de las tecnologías bajas en carbón y también reconoce el papel esencial de las energías renovables para el calentamiento y la refrigeración.

Beneficios

La implementación de la estrategia beneficiará a todos:

  • Ciudadanos: Mejores condiciones de vida, comodidad y salud. Un mejor medio ambiente, sostenible para generaciones futuras ¡Y reducirá su factura energética! El uso de aparatos inteligentes pueden llevar un gasto anual de 1 500 - 2 000 euros a 300 – 500 euros.
  • Trabajadores: La industria de la eficiencia energética y las energías renovables necesitan de mucha mano de obra. El número de empleos aumentaría con respecto al de la energía convencional.
  • Industria: El gasto energético es muy alto en la industria. Invertir en eficiencia energética puede reducir el 10 % de la energía usada.

Proyectos y ayudas concretas

Ya hay proyectos en marcha para apoyar la estrategia de calentamiento y refrigeración. Como los de EASME, la Agencia Ejecutiva de la UE para las Pymes.

También el programa Horizonte 2020 destina 212 millones de euros para proyectos de eficiencia energética en su presupuesto 2018 - 2019. Para calentamiento y refrigeración, busca proyectos de descarbonización de edificios innovadores y asequibles, además de modelos de negocio de recuperación del calor y el frío desperdiciados.

Los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) también tienen disponibilidad para invertir en esta materia.

La estrategia pretende dar un marco de actuación a acciones que ya se venían llevando a cabo, como proyectos de calentamiento y refrigeración que hasta 2016 fueron financiados por la UE con 166 millones de euros por los programas Horizonte 2020, FP7 e Intelligent Energy Europe.

 

También te puede interesar:

Apoyamos el ecodiseño: aparatos cada vez más eficientes para cuidar el planeta

Zaragoza impulsa las energías renovables con la ayuda de la UE

Un futuro sostenible en la UE con ecoinnovación