Representación en España

Sin fronteras ni aranceles: 25 años de Mercado Único para los europeos

/spain/file/181211single-marketjpg_es181211_single-market.jpg

Un niño mira el continente europeo en un globo terráqueo
Libertad de estudiar, trabajar, vivir… el Mercado único pone a toda la UE a nuestro alcance

Si tienes menos de 25 años, ir de un país a otro o comprar otros productos europeos te parecerá de lo más natural, ya que has crecido en el Mercado Único. Pero no ha sido fácil llegar hasta donde estamos: ha hecho falta mucho trabajo para poder disfrutar de esta libertad. 

29/01/2019

Como su nombre lo indica, «Mercado Único» significa que entre los países de la UE no hay fronteras, no hay aranceles, no hay barreras comerciales ni obstáculos para la libre circulación de personas, bienes, servicios y capitales.

Conseguir estas libertades ha sido uno de los grandes sueños desde los inicios de la integración europea, allá por 1958, y que no llegó hasta 1993. Imagínate: había  que suprimir cientos de barreras técnicas, jurídicas y burocráticas que impedían la libertad de comercio y circulación.

Pero mereció la pena: el Mercado Único es uno de los grandes logros de la UE y su mejor activo en tiempos de globalización. Es un motor para construir una UE más fuerte y más justa.

Hoy, el Mercado Único es el área económica sin barreras más grande del mundo, con un Producto Interior Bruto (PIB) cercano a los 13 billones de euros. Se estima que ha permitido la creación de 2.8 millones de puestos de trabajo. Además de los países de la UE, lo integran Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza.

Presente en tu día a a día, aunque no lo notes

Puede que "Mercado Único" no te diga nada en especial, pero seguro que te alegras cuando…

  • Viajas a un país de la UE y nadie te pide visado. O te traes ese queso francés en la maleta después de visitar París y te llevas el jamón serrano de tu pueblo a tu ciudad Erasmus. O viajas con tu mascota.
  • Eres libre de trabajar en cualquier país de la UE, y trabajar en las mismas condiciones que cualquier persona de allí. Ya son 17 millones los europeos que viven o trabajan en un país de la UE distinto del suyo propio.
  • Te vas a estudiar un año fuera, por ejemplo con una beca Erasmus , A expandir horizontes y a  aprender nuevas culturas e idiomas (¡nueve millones ya lo han disfrutado!).
  • Caes enfermo en otro país de la UE, pero con la Tarjeta Sanitaria Europea recibes atención médica en iguales condiciones que los residentes del país en el que estás de visita.

Pues todo esto es gracias al Mercado Único.

Libertades también para consumidores y profesionales

Las ventajas para los consumidores son innegables: al haber más oferta, pueden elegir bienes y servicios de mayor calidad y mejor precio; las empresas y profesionales pueden expandir su mercado más allá de su país, sin límites.

Para los inversores extranjeros también es más atractivo apostar por un mercado de 500 millones de personas que por un mercado nacional más restringido.

El Mercado Único también te hace ahorrar dinero gracias al aumento de la competencia. Por ejemplo:

  • Puedes llamar por teléfono en Europa cuesta mucho menos que hace diez años
  • Los precios de los billetes de avión (incluso para fuera de la UE) también es más asequible
  • Puedes elegir mejores ofertas en servicios como telefonía, gas, o electricidad
  • Puedes devolver las compras en línea en un plazo de 14 días sin necesidad de justificarlo, y tienes garantía de dos años en caso de defecto.

El Mercado Único, también digital

Cada vez son más importantes los servicios digitales. Por eso, hemos avanzado mucho en el Mercado Único Digital: aplicar las libertades del mercado único al mundo online.

Ya tenemos normas europeas comunes para:

  • Telecomunicaciones. ¿Te acuerdas cuando pagabas una barbaridad por llamar desde otro país de la UE? Gracias al mercado único y al fin del roaming, ya no lo haces.
  • Fin del geoblocking. Aunque te vayas de viaje a otro país de la UE. puedes ver ese capítulo de la serie que te tiene atrapado porque acabamos con el geobloqueo. Lo que veas en tu Netflix, HBO o Amazon Prime en España estará disponible en Bélgica (por ejemplo). Lo mismo hemos hecho con las compras online.
  • Protección de datos. Que nadie use tus datos personales sin tu consentimiento, porque se trata de un derecho fundamental: con nuestro Reglamento General de Protección de Datos hemos conseguido que empresas todo el mundo estén obligados a proteger los datos de los europeos..
  • Gestión del espectro radioeléctrico. Indispensable para que tengamos 5G en toda la UE.
  • Tecnología eCall: desde abril de este 2018 es obligatorio en los coches nuevos la tecnología eCall, que llama automáticamente al 112 de emergencias en caso de accidente de tráfico grave. No importa en qué país estés.

25 años y seguimos

El Mercado Único ya es un gran espacio de libertades, pero los desafíos no terminan.

  • Por ejemplo, tenemos que afianzar la Unión de Mercados de Capitales. Queremos facilitar el flujo de financiación entre países para el crecimiento de Europa, en especial para las pymes que en el Mercado Único son 21 millones). Eso también aumentará el atractivo de la UE para inversores del exterior.
  • También podemos avanzar más en la Unión Bancaria. Ya hay mecanismos de supervisión y resolución de varios países miembros pasaron a manos de la UE. Porque necesitamos un sector financiero sólido, seguro e inmune a crisis como la de 2009.
  • Tenemos que avanzar hacia la consolidación de mercados europeos en sectores en los cuales aún pesan más los sistemas nacionales.

Por ejemplo, en:

  • Sistemas fiscales, donde una  mayor integración facilitaría también la lucha contra la evasión y el fraude fiscal
  • Energía (trabajamos en la Unión de la Energía, muy importante en tiempos de lucha contra el cambio climático, para completar juntos la transición a una economía baja en emisiones, segura y competitiva).
  • Servicios financieros. Tenemos un plan de acción para un mejor acceso a los mismos más allá de los mercados nacionales.
  • Transportes. En seguridad vial, desde 2001 redujimos a la mitad los fallecimientos por accidentes. Nos queda camino por recorrer. Por ejemplo, en términos de remuneración igualitaria de los trabajadores

Normas sobre reconocimiento de las cualificaciones profesionales: deben simplificarse para que los trabajadores puedan encontrar empleo más fácilmente en otros países de la UE