Representación en España

Dicen que internet como lo conoces va a desaparecer… ¿o no?

/spain/file/reforma-copyrightjpg_esReforma copyright.jpg

Reforma copyright
Reforma copyright

Nuestra nueva propuesta de copyright va a cambiar internet, sí. Pero no acabaremos con los videos de Youtube, ni con los memes, ni con las enciclopedias online. Más bien al contrario: queremos proteger a los creadores de contenido contra las violaciones de copyright, ayudar a investigadores y profesores y hacer más accesible el contenido.  

04/12/2018

¿Te acuerdas de cómo era tu vida en 2001? El «Dile que la quiero» de David Civera se oía en todos los chiringuitos españoles, los Reyes Magos repartieron muchos Scalextrix y se emitía por primera vez «Cuéntame cómo pasó» y «Operación Triunfo». Desde luego no teníamos ni Facebook ni Youtube, y buscábamos información en Encarta.

Ese mismo año fue cuando se aprobó la ley europea de Copyright vigente ahora.

Las reglas del juego han cambiado mucho… Y por ello queremos proponer una nueva directiva que se adapte a las necesidades de los europeos  de hoy en  día, tanto creadores como usuarios.

¿Por qué necesitamos una reforma del copyright?

Seguro que a estas horas ya has escuchado música, has visto algún video o has leído las noticias en medios digitales. Creemos que es importante asegurarnos de que las personas que crean ese contenido del que disfrutamos diariamente y los editores de noticias reciban una remuneración por su trabajo.

Pero los autores, artistas intérpretes o ejecutantes y los creadores de contenido a menudo transfieren sus derechos y licencias a editores, productores o a las mismas plataformas digitales. La falta de transparencia y claridad de las reglas actuales dificulta que los creadores puedan monitorear el uso de sus obras en línea, monitorear su éxito y obtener una remuneración justa por ellas.

Por esta razón, hemos decidido reformar los derechos de autor y así apoyar a los creadores y autores y asegurarnos de que reciban crédito por su labor.

Y no, no vamos a prohibir los memes…

Nuestra propuesta no tiene nada que ver con el “uso razonable”, como se conoce en Estados Unidos. Las imágenes y otro contenido de parodia no se verán afectadas por las nuevas reglas: enriquecen nuestra cultura y hacen que el mundo digital sea más ameno.

Para ser más quisquillosos, los memes ya están legalmente protegidos en la UE por una excepción de parodia en la directiva original de derechos de autor de 2001 y por varios otros actos legislativos.

En realidad, la propuesta introduce una protección adicional para los autores de memes o cualquier otro contenido paródico gracias a un mecanismo obligatorio que permite que los autores soliciten a las plataformas de redes sociales que vuelvan a publicar contenido bloqueado o eliminado: se denomina "mecanismo de reparación". El procedimiento es similar a los procesos de apelación ya utilizados por las principales plataformas en línea, como YouTube y Soundcloud.

Así que, en realidad, nuestra propuesta de Copyright fortalece los derechos del autor y refuerza la libertad de expresión en línea. Nada cambia con respecto a sus derechos para publicar contenido en línea.

…ni las enciclopedias online van a desaparecer

Que no cunda el pánico, ¡las enciclopedias no van a desaparecer! Los colaboradores en las enciclopedias digitales, al igual que los de Wikipedia, son, sobre todo, los creadores de sus entradas. Es decir, que tienen los derechos de sus contribuciones, disponibles gracias a sus licencias creativas (“Creatice Common License”). La mayor parte del contenido de Wikipedia se sube a Internet con el consentimiento de sus titulares.

Entonces… ¿A quién va dirigido el Artículo 13?

El Artículo trece está dirigido a las plataformas que usan grandes cantidades de contenido subido por los usuarios, y que se obtienen de ello un beneficio económico. Estas plataformas han pasado a ser las mayores fuentes de acceso a contenidos protegidos por los derechos de autor.

El artículo 13 no afectará a los consumidores de ninguna manera.