Representación en España

Una estrategia europea para Canarias

/spain/file/181119canary-eupng_es181119_canary-eu.png

El volcán Teide (Tenerife) y la bandera de la Unión Europea (UE)
La geografía de las Islas Canarias brinda posibilidades únicas en diversos campos, como la investigación. Por eso invertimos en ellas.

Mil kilómetros de mar separan las Islas Canarias del continente europeo. Nuestra misión como Unión Europea es acercar a los ciudadanos al sentimiento de Europa. En ese sentido, en Canarias ya tenemos mucho ganado: los canarios se sienten europeos y saben lo que la UE hace por ellos.

19/11/2018

Ese acercamiento, además de lo sentimental, debe llegar con hechos contantes y sonantes.

Y llega.

Con las ayudas europeas del presupuesto 2014 – 2020, Canarias tendrá el doble de empresas que cooperan con los centros de investigación, acceso a Internet de alta velocidad para toda la población y al aprendizaje electrónico para la mitad de la población escolar.

La lista de espera quirúrgica se habrá reducido hasta 90 días, 32 000 personas habrán recibido formación y orientación profesional, 240 jóvenes agricultores y 792 explotaciones agrícolas habrán tenido ayudas a para modernizarse.

Además, hay 127 millones de euros en el marco del Programa europeo de cooperación  para las Azores, Madeira y Canarias; 82,9 millones del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca; y hasta 268 millones anuales del POSEI, el programa agrícola específico para regiones ultraperiféricas, como Canarias.

La UE trabaja para mejorar la seguridad de las Canarias con nuevos helicópteros con equipos de supervivencia avanzados, algo fundamental en un archipiélago con acceso desigual a los centros de asistencia sanitaria.

Océano, cielos, naturaleza...

Se benefician centros como la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN), el gran laboratorio flotante financiado por la UE que es referencia mundial para investigación marina. O el Gran Telescopio de Canarias, uno  de  los más  grandes  y  avanzados  del  mundo.

Cuidar de la naturaleza única de Canarias también es una prioridad de la Unión Europea, y lo demuestra con proyectos apoyados por el programa LIFE como Seacolors, que desarrolla colorantes naturales y sostenibles a partir de las algas, o los que han ayudado a la recuperación del lagarto gigante de La Gomera y a la reintroducción de la paloma rabiche en la isla de Gran Canaria.

Posibilidades únicas

Hay 276 regiones en Europa, pero solo nueve ultraperiféricas. La única española es Canarias, cuyas islas ofrecen posibilidades únicas. Por eso, hace poco más de un año presentamos una nueva estrategia para ella, con el objetivo de que despliegue todo el potencial que le brinda su posición privilegiada entre Europa, América y África. Esta ubicación es perfecta para el intercambio cultural y económico.

Por sus características geográficas, Canarias es ideal para el estudio y la investigación de la naturaleza. Tiene universidades y centros de investigación a la cabeza en astrofísica, oceanografía, energías renovables o biotecnología.

Sin embargo, hay mucho trabajo por hacer en otros ámbitos. El PIB per cápita de la región es menor a la media de la Unión (un 74 %) y la tasa de desempleo sigue siendo muy alta, en especial para los jóvenes.

El futuro está en el mar

El siguiente paso es aprovechar el potencial de las islas para encontrar la solución. Estar rodeada de mar hace de Canarias un lugar ideal para consolidar la Economía Azul, la que aprovecha los recursos marítimos para desarrollar una economía sostenible. Para ello, la estrategia para las regiones ultraperiféricas fomenta la energía renovable marina, la acuicultura y la biotecnología azul. También la pesca local.

Además, se fomentará la creación de oportunidades para los jóvenes canarios financiando, por ejemplo, la movilidad de estudiantes con Erasmus+, y la de voluntarios con el Cuerpo Europeo de Solidaridad.

De la misma manera, se facilitará que los investigadores canarios accedan a la de financiación Horizonte 2020, se promoverá la cooperación con los países vecinos y se ayudará a la hora de negociar acuerdos comerciales que afecten a productos locales como el plátano. También queremos ofrecer más ayudas para el transporte –esencial para el desarrollo económico de Canarias y la calidad de vida de sus habitantes-.

La estrategia también facilita el acceso de Canarias al Plan Europeo de Inversiones (el conocido como plan Juncker), y a una iniciativa del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para ayudar a regiones ultraperiféricas.

Canarias es especialmente vulnerable al cambio climático, por lo que la UE la integrará a especialmente en su estrategia de adaptación al cambio climático.

Las islas tienen un estatus especial en España y en Europa, tal como lo establece el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, en su artículo 349.

Por eso, Europa no se olvidará de Canarias. Su prosperidad es una responsabilidad compartida por la propia región, la UE y España.