Representación en España

Así trabaja la Comisión por una Europa más justa y democrática: la comisaria Věra Jourová participa en nuestro diálogo ciudadano

/spain/file/181108cd-jourova1es4jpg_es181108_cd-jourova_1_es4.jpg

La comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de género, Vera Jourová, en el Diálogo Ciudadano en Madrid
Jourová habla con los ciudadanos sobre las principales líneas del trabajo de la Comisión en justicia, igualdad de género y derechos de los consumidores digitales.

Brecha salarial de género, estereotipos machistas, violencia contra las mujeres, Estado de derecho, independencia judicial… La comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Věra Jourová, explica cuáles son las medidas en las que trabaja la Comisión Europea.

12/11/2018

La Comisaria Jourová estuvo en Madrid la semana pasada y participó en nuestro último Diálogo Ciudadano junto al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, aprovechando una visita en la que mantuvo reuniones de trabajo con representantes del Gobierno.

Jourová habló sobre las principales líneas del trabajo de la Comisión en temas de actualidad como justicia, igualdad de género y derechos de los consumidores digitales.

Una Justicia para los ciudadanos

En temas de Justicia, la comisaria recalcó que siempre la Unión Europea se pone del lado del ciudadano.

Por ejemplo, en el caso de las cláusulas suelo, en el cual «mucha gente tuvo la oportunidad de unirse para lograr una compensación» tras un dictamen del Tribunal de Justicia de la UE, o en el caso «dieselgate» de Volkswagen, donde la acción de la UE llevó a que la compañía reparara las consecuencias.

Juntos ante el populismo

Jourová destacó la solidez de la democracia española y la necesidad de mantener la independencia de la Justicia, advirtiendo que las ineficacias del sistema judicial le hacen susceptible de sufrir ataques de los populistas.

«Hay elecciones libres, una sociedad libre, medios de comunicación libres, pero un sistema judicial independiente es el principal pilar de la democracia. Y España lo tiene desde hace décadas. Debéis cuidarlo, porque cuando hay ineficiencias se convierte en una diana fácil para ataques políticos», advirtió.

Consultada sobre la situación de Polonia, país llevado por la Comisión ante el Tribunal de Justicia de la UE debido a las vulneraciones del principio de independencia judicial, la comisaria ha remarcado que tienen que garantizar el cumplimiento del Tratado y de los principios del Estado de Derecho.

«Ahora son los países, en el Consejo, los que deben resolver cómo seguir», expresó.

Para evitar situaciones como esta en el futuro, Jourová señaló que la Comisión presentará una definición de Estado de Derecho en términos más concretos en 2019.

«No tenemos que relativizar estos grandes principios: definamos mejor qué es el Estado de Derecho, que no sea algo muy abstracto», dijo.

Igualdad entre mujeres y hombres: una lucha con muchos frentes

Uno de los asuntos que más apasiona a la comisaria es la lucha por la igualdad de mujeres y hombres en todas sus vertientes (salarial, social, cultural), así como el combate contra la violencia machista y los estereotipos de género.

Jourová remarcó su preocupación por una Unión Europea que, más allá de ser una de las regiones más avanzadas del mundo en igualdad, sigue teniendo cifras alarmantes de violencia machista y desigualdad.

«Es horrible que una de cada tres mujeres haya experimentado violencia física. Hay una especie de aceptación de que es normal cierto nivel de violencia. Hay que hacer todo lo posible para acabar con ello, combinando instrumentos legislativos, campañas, refugios,  prevención…», manifestó en la Fundación Carlos de Amberes, donde se celebró el encentro con los ciudadanos.

Jourová manifestó su indignación contra los estereotipos machistas aún presentes en Europa, pidiendo la implicación de toda la sociedad, en especial de hombres y padres. «Luchamos contra un monstruo horroroso, un estereotipo que es parte de nuestra sociedad, y en esta lucha es muy importante el papel de los padres porque los estereotipos nacen también en el ámbito doméstico. ¿Queréis que vuestras hijas también sean víctimas?».

En cuanto a la desigualdad laboral, Jourová exhortó a las mujeres a denunciar la discriminación salarial porque es ilegal.

«Hay que atacar los factores que provocan la brecha salarial, como el equilibrio social injusto -las mujeres por lo general cuidan a niños y familiares-», dijo.

En ese sentido, Jourová citó la legislación propuesta por la Comisión para mejorar la conciliación entre vida laboral y familia, además de exigir más participación de la mujer en la toma de decisiones, mejores pensiones, mejores salarios en sectores con trabajos peor remunerados (sanidad, servicios sociales…)

La comisaria instó a las chicas europeas a que se animen a estudiar carreras tecnológicas, ya que solo el 11 % de los empleados en dicho sector –que tiene mejores salarios- son mujeres.

Privacidad, desinformación, democracia: los retos digitales europeos

En un mundo que se modifica a toda velocidad gracias a unos cambios tecnológicos que van más rápido que la legislación, Jourová destacó el trabajo puntero de la Comisión para proteger el derecho fundamental a la privacidad.

«El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) es un ejemplo mundial, hay muchos países que nos siguen, porque reconocemos la protección de la privacidad como un derecho fundamental», dijo.

La Comisaria destacó la importancia de la protección de datos privados para nuestra democracia: «Tenemos que proteger las elecciones para que no se repita un abuso en la utilización de datos privados como en el escándalo de Cambridge Analytics, que afectó las elecciones estadounidenses y las del Brexit».

Contra la desinformación

En tiempos de «posverdad», Jourová destacó lo difícil que es luchar contra la desinformación, ya que mentir o manipular no suele ser delito, a diferencia de los contenidos como el terrorismo, el discurso de odio y la pornografía infantil, todos ilegales.

Jourová dijo estar en contra de la censura por haber vivido su juventud en el régimen totalitario de Checoslovaquia. La Comisión trabaja contra la desinformación con medidas como campañas de educación de la audiencia y su Grupo de Expertos de Alto Nivel tiene una guía de buenas prácticas.


Los Diálogos Ciudadanos de la Comisión Juncker se iniciaron en enero de 2015 con dos objetivos claros: crear un espacio de reflexión en torno al futuro de Europa y conocer de primera mano la opinión de los ciudadanos de la Unión. Desde entonces, 175 ciudades de los 27 Estados miembros han acogido estos debates en los que, de un modo abierto y participativo, se han tratado diferentes cuestiones de interés para los ciudadanos.

En total, más de 90 000 personas han participado de manera presencial en los eventos y alrededor de 750 000 lo han hecho a través de las transmisiones en directo de nuestras redes sociales.  Si añadimos la repercusión en diferentes medios nacionales y locales, casi 200 millones de personas se han hecho eco de los Diálogos Ciudadanos.