Representación en España

Nuevo acuerdo para los consumidores: más protección ante los abusos

/spain/file/consumidores_esConsumidores

Consumidores
©

Engaños sobre emisiones de gases contaminantes en coches, cancelaciones masivas de vuelos, contaminación de leche para bebés… En los últimos años, los consumidores europeos han sido víctimas de malas prácticas de las empresas. Por eso, la Comisión Europea ha presentado el nuevo acuerdo para los consumidores, que introduce mejoras que refuerzan sus derechos.

11/04/2018

El nuevo acuerdo para consumidores es uno de los hitos marcados en el Programa de trabajo de la Comisión para 2018. Esta iniciativa llega, en parte, como respuesta a malas prácticas que han tenido un impacto masivo en todo el bloque, tales como el escándalo de las emisiones de automóviles en 2015 (que provocó que la UE endurezca sus normas para unos vehículos más seguros y más limpios), las masivas cancelaciones de vuelos en 2017, y la contaminación de leche para bebés en Francia (que también afectó a otros países).

El nuevo acuerdo de consumidores es de extrema importancia puesto que ante los abusos se corre el peligro de que el consumidor pierda la confianza en las empresas, lo que pone en peligro uno de los pilares de la UE: el mercado único (o interior).

Věra Jourová, Comisaria de Justicia, Consumidores, e Igualdad de Género, ha dicho: «En un mundo globalizado en el cual las grandes empresas tienen mucha ventaja sobre consumidores individuales, tenemos que introducir un equilibrio. (...) Las autoridades de consumo tendrán finalmente herramientas para sancionar a los tramposos. Hacer trampa no saldrá barato».

Por ello, básicamente, el nuevo acuerdo dará a los consumidores derechos y nuevas herramientas para acciones colectivas si se infringen sus derechos.

1. Reforzar los derechos del consumidor online

  • Más transparencia en los market places – Este tipo de portales de venta permite a muchos vendedores, tanto particulares como profesionales, ofrecer sus productos. Saber a qué tipo de vendedor estás comprando es muy importante: de ello dependerán ciertos derechos, como el poder devolver el artículo en 14 días sin necesidad de dar ningún motivo. Con el nuevo acuerdo, esta información será obligatoria.
  • Más transparencia en los resultados de búsqueda online –El usuario deberá ser claramente informado si un resultado es pagado o no. Además, los market places tendrán que informar cuáles son los principales parámetros que determinan el ránking de resultados. Nuevos derechos al consumidor para servicios digitales «gratuitos» –Al pagar por un servicio digital, los consumidores tienen ciertos derechos a ser informados y tienen 14 días para cancelar sus contratos. El nuevo acuerdo extenderá ese derecho a los servicios «gratuitos» en los cuales los consumidores dan sus datos personales aunque no pagan con dinero. Esto normalmente se aplica a servcios de almacenamiento en la nube, redes sociales o cuentas de correo electrónico.

2. Compensaciones 

  • Acciones colectivas – Con el nuevo acuerdo, asociaciones de consumidores sin fines de lucro y que cumplan criterios estrictos podrán presentar demandas colectivas que busquen compensación para los afectados por prácticas abusivas masivas. En algunos países, como España, esto ya es posible, pero esta posibilidad se extenderá a toda la UE.
  • Más protección – Actualmente, aunque las prácticas comerciales injustas están prohibidas, la legislación no establece compensaciones para los afectados. El nuevo acuerdo garantiza compensaciones individuales (por ejemplo, financieras) para los afectados.

3. Introducción de sanciones efectivas

  • Las autoridades de consumo de la UE no están preparadas para sancionar prácticas de daño masivo -como fue el Dieselgate-. Actualmente, las sanciones difieren segun el país, y suelen ser muy bajas. La propuesta establece que las autoridades nacionales puedan sancionar con el 4 % de los ingresos de la empresa en cada país, e incluso más.

4. Acabar con diferentes calidades

  • La propuesta estabece que los países de la UE pueden abordar prácticas de empresas que promocionen productos en diferentes países de la UE como si fueran idénticos cuando en realidad son diferetes.

5. Mejoras para las empresas

  • El nuevo acuerdo propone aliviar algunas obligaciones de las empresas. Por ejemplo, los consumidores no podrán devolver artículos usados -más allá de una prueba-, ni tampoco tendrán que devolver el dinero antes de recibir los productos devueltos.