Representación en España

Iniciativa Ciudadana Europea: Construye la UE que quieres

/spain/file/newscitizens-initiativeeswebpng_esnews_citizens-initiative_es_web.png

La Iniciativa Ciudadana Europea permite a la ciudadanía influir directamente en las políticas de la UE
La Iniciativa Ciudadana Europea permite a la ciudadanía influir directamente en las políticas de la UE © Comisión Europea

Una de las prioridades de la Comisión es profundizar en la democracia. Y para ello, otorga a su ciudadanía el poder para influir en las políticas que afectan a su vida. ¿Tienes claro qué UE quieres? 

10/04/2018

La Iniciativa Ciudadana Europea es una herramienta democrática que permite a los ciudadanos configurar la UE, apelando a la Comisión Europea para que proponga legislación.

Nueve millones de participantes

Desde que entró en vigor esta  herramienta, en 2012, se calcula que unos 9 millones de europeos de los 28 Estados miembros han apoyado una iniciativa ciudadana europea. Hasta el momento, cuatro iniciativas han prosperado al recoger más de 1 millón de firmas - la Comisión se ha comprometido a efectuar acciones de seguimiento de 3 de ellas: 

- Iniciativa «Stop Vivisection», para prohibir la experimentación animal en la Unión Europea:  la Comisión Europea organizó una conferencia científica en Bruselas, los días 6 y 7 de diciembre de 2016, para unir a científicos y ciudadanos interesados en un debate sobre la manera de desarrollar criterios científicamente válidos sin utilización de animales; 

- Iniciativa «Right2Water», sobre el derecho al agua y al saneameiento como derecho humano: la Comisión propuso en febrero una revisión de la Directiva sobre agua potable;

- Iniciativa «Prohibición del glifosato y protección de las personas y del medio ambiente frente a los pesticidas tóxicos»: la Comisión ha anunciado una propuesta legislativa de mejora de la transparencia en las evaluaciones científicas y la toma de decisiones.

¿Cómo funciona?

La Iniciativa Ciudadana Europea es una invitación para que la Comisión Europea proponga un texto legislativo en alguno de los ámbitos de competencia de la UE.

Para poner en marcha una iniciativa ciudadana, hay que crear un comité de ciudadanos integrado como mínimo por siete ciudadanos de la UE residentes en, al menos, siete Estados miembros distintos.

Las iniciativas ciudadanas deben recibir el apoyo de, al menos, un millón de ciudadanos de siete de los veintiocho Estados miembros de la UE, alcanzando un número mínimo de firmantes en cada uno de ellos (40.500 en el caso de España).

Eso sí, las organizaciones no pueden plantear iniciativas ciudadanas, sólo los ciudadanos. Sin embargo, se les permite promover o apoyar iniciativas, siempre que lo hagan con total transparencia.

Cuando una iniciativa ciudadana obtiene un millón de firmas, la Comisión procede al examen de la iniciativa. En los tres meses posteriores a la recepción de una iniciativa:

  • Los organizadores se reunirán con representantes de la Comisión para explicar detalladamente las cuestiones que plantea su iniciativa.
  • Los organizadores podrán presentar su iniciativa en una audiencia pública organizada en el Parlamento Europeo.
  • La Comisión aprobará un documento oficial que especifique, si las hay, las medidas que tenga la intención de proponer en respuesta a la iniciativa ciudadana y los motivos por los que haya decidido actuar o no hacerlo.

Además, para promover la discusión sobre temas relacionados con iniciativas ciudadanas, la Comisión Europea presentará este abril un foro colaborativo en el cual los organizadores de iniciativas, reales y potenciales, puedan discutir sus ideas y recibir información práctica.