Representación en España

Comisaria Jourová: «Hay que acabar con la brecha salarial de género»

/spain/file/news180315jourovajpg_esnews_180315_jourova.jpg

Věra Jourová
La comisaria Věra Jourová

La lucha por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres es una prioridad de la Comisión Europea. Con el mundo reivindicando igualdad plena, la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género de la Comisión Europea, Věra Jourová, está en la primera línea de esta lucha.

15/03/2018

Uno de los aspectos que más influyen en la desigualdad imperante entre hombres y mujeres es la Educación.

«He escuchado que deberíamos educar a las chicas para que ya no sean buenas. Yo no lo diría así. Yo diría: “Sed fuertes, y sed vosotras mismas”. La educación es importante para que las chicas reciban el mensaje de que no están aquí para sufrir. Su destino no debe ser el de una persona de segundo nivel. Pero esto aún no funciona así, porque en las familias seguimos utilizando modelos de generaciones anteriores», explicó.

Ayudar a las madres, potenciar el futuro

Jourová, en el marco de un encuentro con periodistas españoles en Bruselas, reclamó también más recursos para que los sectores que más los necesitan, como las madres trabajadoras, puedan conciliar vida familiar y laboral.

«Hay que utilizar fondos europeos,por ejemplo, para financiar servicios sociales y guarderías, para ayudar a las personas con discapacidad a encontrar trabajo, porque el dinero comunitario debe destinarse al bienestar de la gente. Así, las madres trabajadoras podrían utilizar nuevas oportunidades, trabajar más, y disminuir las diferencias sociales», explicó.

La comisaria ha dejado claro que las ayudas a las madres son, principalmente, apuestas de futuro para una sociedad europea que envejece.

«Hay que establecer una red de servicios para las madres trabajadoras. Si alguien dice que la madre debe estar con su hijo hasta los tres años, no entiende el problema de las madres solteras: ellas tienen que tener servicios a su alcance. Y es en interés de toda la sociedad, no solo de las madres. Si el Estado no invierte, tendremos un problema a largo plazo: mirad las tendencias demográficas», subrayó.

Refugios y denuncias contra la violencia

Otro grave problema en la UE es la violencia contra las mujeres, por lo cual es importante que las víctimas tengan un lugar seguro donde refugiarse y que sean asistidas para denunciar: se estima que apenas el 20 % de las mujeres en la UE denuncian casos de violencia, pese a que una de cada tres declara haber sido víctima de violencia física.

«Debe haber un refugio que funcione, que las ayude cuando la violencia está ocurriendo. Y, al día siguiente, hay que ayudarlas a denunciar ante la policía», señaló Jourová.

La dimensión laboral

Una consecuencia contante y sonante de la desigualdad es la brecha salarial. Aunque pagarle más a un hombre que a una mujer por el mismo trabajo es discriminación y está prohibido, sigue sucediendo.

Y Jourová cree que es turno de que los Estados miembros muevan ficha en pos de la igualdad salarial y laboral: «Estoy estimulando a los países para que se pongan más exigentes con esto. Que pongan medidas para ayudar a las víctimas de estas conductas. Debe haber reglas en los Estados miembros para empoderar a las mujeres, para que aspiren a las posiciones más altas, incluyendo las políticas».

Dos ejemplos españoles

Acabar con la desigualdad y con la violencia contra las mujeres requiere, además de concienciación en la sociedad, medidas concretas de ayuda a las víctimas.

/spain/file/news180315empowerment-murciapng_esnews_180315_empowerment-murcia.png

gender empowerment
gender empowerment

En España, el proyecto murciano «Empoderamiento de las víctimas de violencia de género» recibió el premio Regiostars 2017, por dar apoyo a las víctimas potenciando su autonomía mediante la formación y la mejora de sus oportunidades de empleo.

Asimismo, en Cantabria, la UE financió en 2017, a través del Fondo Social Europeo, ayudas del gobierno autonómico para mujeres que trabajan y tienen hijos en guarderías o personas dependientes a su cargo, para la conciliación de su vida familiar y laboral.