Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión

Tus derechos

¿Quién puede ayudarte a hacer valer tus derechos?

Si crees que has sido víctima de discriminación, puedes llevar tu caso al organismo competente de tu país. También puedes solicitar ayuda y asesoramiento sobre cómo hacer cumplir la ley a organizaciones tales como sindicatos y ONG, abogados y organismos nacionales para la igualdad.

Todos los Estados miembros están obligados a disponer de organismos nacionales de fomento de la igualdad, cuyo objetivo es, en particular, luchar contra la discriminación por razón de sexo y raza. Proporcionan asistencia independiente a las víctimas de discriminación, supervisan las cuestiones relacionadas con la discriminación y promueven la igualdad. La mayoría de los organismos nacionales de igualdad también abarcan la discriminación por motivos de religión o creencias, discapacidad, edad y orientación sexual con arreglo a la legislación nacional. En muchos casos, contemplan también la discriminación por razón de nacionalidad, lengua u opiniones políticas.

Algunos organismos nacionales para la igualdad solo podrán facilitarte información útil sobre tu situación, mientras que otros podrán ayudarte a presentar una denuncia. Es posible que, con tu consentimiento, puedan incluso llevar tu caso a los órganos jurisdiccionales competentes.

¿Cómo puedes hacer frente a la discriminación en el trabajo?

¿Qué debes hacer si crees que ha sido víctima de discriminación?

  • Debes recoger todas las pruebas necesarias para fundamentar tu demanda, como cartas, correos electrónicos y otros documentos.
  • Debes demostrar que se te trató de forma desigual y que esto obedeció a tu sexo, edad, discapacidad, orientación sexual, religión o creencias, o a tu origen racial o étnico.
  • Corresponde entonces a la empresa demostrar que no se ha infringido el principio de igualdad de trato, ya que su decisión se basaba en otras razones legítimas. 
  • Puedes presentar una denuncia a la Comisión Europea si consideras que la legislación de tu Estado miembro no es compatible con el Derecho de la UE. No obstante, la Comisión no puede intervenir en asuntos de particulares.

¿Qué ocurre cuando presentas una denuncia ante los órganos jurisdiccionales nacionales?

  • Puedes emprender acciones en el marco de un proceso penal, civil o administrativo, en función de la legislación de los Estados miembros.
  • En ocasiones es posible llegar a una solución negociada con la empresa a través de los agentes de mediación de los Estados miembros. Esto suele ser más rápido y menos costoso.
  • Una vez que se presentan las pruebas de discriminación, las empresas que hacen frente a las denuncias deben demostrar que no hubo discriminación por ninguno de los motivos prohibidos. Las Directivas de la UE sobre no discriminación trasladan la carga de la prueba, facilitando a las víctimas de discriminación presentar una denuncia.
  • Si la demanda se dirige a los tribunales, los organismos para la igualdad, los sindicatos, las ONG o los abogados pueden facilitar la asistencia y el asesoramiento jurídicos.
  • Si el órgano jurisdiccional nacional necesita orientaciones sobre la interpretación de las Directivas de la UE contra la discriminación, puede enviar una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

¿Qué ocurre si prospera tu denuncia?

  • Aunque la legislación de la UE no habla de las medidas correctoras disponibles, sí afirma que son necesarias sanciones efectivas, proporcionadas y disuasorias.
  • Dependiendo de la legislación nacional, puedes tener derecho a una indemnización, a la reincorporación a un puesto de trabajo o a una orden que obligue al empresario a poner remedio a la discriminación y a ofrecer ajustes razonables.

Organismos nacionales de fomento de la igualdad

Compartir esta página