Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión

Tarjeta Europea de Discapacidad

Tarjeta Europea de Discapacidad

La UE está elaborando un sistema de reconocimiento mutuo, cuya base es una Tarjeta Europea de Discapacidad, que ayude a las personas discapacitadas a viajar más fácilmente de un país de la UE a otro.

Actualmente no existe entre los Estados miembros un reconocimiento mutuo de la condición de discapacidad y eso dificulta los desplazamientos de las personas discapacitadas entre países de la UE. Es posible, por ejemplo, que no se les reconozcan sus tarjetas de discapacidad nacionales.

La Tarjeta Europea de Discapacidad garantizará la igualdad de acceso a determinadas ventajas específicas, sobre todo en cultura, ocio, deporte y transportes. La Tarjeta tendrá el reconocimiento mutuo de los países de la UE que participen, con carácter voluntario, en el sistema.

En febrero de 2016 se inició una fase piloto que permitirá expedir la Tarjeta en un primer grupo de ocho países de la UE:

Estos países fueron seleccionados en 2015 tras una convocatoria de propuestas para apoyar proyectos nacionales sobre una tarjeta europea de discapacidad reconocida por todos y las ventajas que lleva consigo. Los resultados de la convocatoria están a disposición pública.

La fase piloto se preparó con un grupo de trabajo específico compuesto actualmente por diecisiete Estados miembros y por organizaciones de la sociedad civil. El grupo es una subsección del Grupo de Alto Nivel sobre Discapacidad.

La Tarjeta no modifica los criterios o normas nacionales de admisibilidad. Los Estados miembros se reservan el derecho a decidir quién puede optar a la Tarjeta, aplicando su propia definición de discapacidad, y a determinar el procedimiento de expedición.

Sin noticias en los últimos seis meses.

Compartir esta página