Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión

Tarjeta Europea de Discapacidad

Para facilitar que las personas con discapacidad viajen entre los Estados miembros, la UE está elaborando un sistema voluntario de reconocimiento mutuo de la condición de discapacidad y determinadas ventajas asociadas, articulado alrededor de una Tarjeta Europea de Discapacidad.

En la actualidad, no existe un reconocimiento mutuo de la discapacidad entre los Estados miembros de la UE. Esto provoca dificultades para las personas con discapacidad, ya que las tarjetas nacionales que acreditan su situación pueden no estar reconocidas en otros Estados miembros.

La Tarjeta Europea de Discapacidad garantiza la igualdad de acceso a las prestaciones fuera del propio país, principalmente en los ámbitos de la cultura, el ocio, el deporte y el transporte. La tarjeta goza del reconocimiento mutuo de los países de la UE que participan en el sistema con carácter voluntario.

Países piloto

En febrero de 2016 se puso en marcha una versión piloto de la tarjeta en ocho países de la UE:

La tarjeta no modifica los criterios o normas nacionales de concesión. Los Estados miembros se reservan el derecho a decidir quién puede optar a la tarjeta, aplicando su propia definición de discapacidad, y a determinar el procedimiento de expedición.

Evaluación

En 2019 la Comisión Europea ha iniciado el proceso de evaluación de la iniciativa. El estudio de evaluación proporcionará una revisión, análisis y evaluación completos y concisos de la implementación del proyecto piloto, con el fin de facilitar la posible ampliación de la tarjeta de discapacidad dentro de la UE.

Compartir esta página