Skip to main content
Research and Innovation logo

Una nueva investigación respalda la creación de sistemas integrados de recogida de residuos

Para lograr una economía sin residuos, las ciudades y regiones europeas deben recoger, reciclar y reutilizar sus residuos, pero no es siempre el caso. Gracias al proyecto financiado con fondos europeos COLLECTORS, los responsables políticos disponen de la información necesaria para usar sistemas integrados de recogida de residuos y ofrecer una vida más limpia y ecológica a los ciudadanos europeos.

©Irina Strelnikova #381606054, source: stock.adobe.com 2021

PDF Basket

No article selected

Cada año, la Unión Europea genera más de dos mil quinientos millones de toneladas de residuos, cifra que equivale a cinco toneladas por persona. La buena noticia es que gran parte de estos residuos pueden reciclarse y reutilizarse. Sin embargo, la mala noticia es que hacerlo requiere tener unos procesos de recogida adecuados, lo que suele ser más fácil de decir que de hacer.

Según afirma Tjerk Wardenaar, consultor en EGEN, parte de PNO Group, principal socio del proyecto: «El reto de la recogida de residuos es que es un proceso ampliamente disperso Los consumidores particulares desechan pequeñas cantidades de residuos, las autoridades locales y regionales usan sistemas de recogida, las empresas de gestión de residuos realizan la recogida, las empresas de reciclaje recuperan los materiales, y la lista sigue».

Con el respaldo del proyecto financiado con fondos europeos COLLECTORS, Wardenaar pretende aumentar nuestra comprensión sobre cómo se relacionan entre sí todos estos distintos pasos. «La recogida de residuos depende de una combinación de factores técnicos y sociales ― explica―. Nuestro objetivo es identificar las mejores prácticas que pueden usar las autoridades decisorias para poner en marcha un sistema integrado de recogida de residuos que apoye la transición de Europa a una economía circular sin residuos».

Directrices para cada nivel de la toma de decisiones

Para comenzar, el proyecto recopiló información de 242 sistemas de recogida de residuos de toda Europa. A continuación, estos datos fueron armonizados y recopilados en una base de datos en línea en la que se pueden hacer búsquedas tanto por una característica concreta del flujo de residuos, como por una característica local/regional.

Estos datos sirven de base para doce estudios de caso regionales. Estos estudios abarcan diversos tipos de sistemas de recogida de residuos e incluyen una evaluación del ciclo de vida y un análisis coste-beneficio. También tienen en cuenta factores que motivan a los ciudadanos a utilizar el sistema de recogida de residuos y que garantizan la consonancia con la cadena de valor de reciclaje más amplia. «Estos estudios de caso presentan ejemplos de mejores prácticas en la recogida de residuos en el marco de distintas regiones», señala Wardenaar.

El proyecto también preparó directrices y recomendaciones para crear sistemas de recogida de residuos con un mejor rendimiento. Se elaboraron directrices específicas para diversos niveles de la toma de decisiones, incluidos los niveles europeo, nacional, regional y local. Por ejemplo, a nivel europeo y nacional, el proyecto recomienda sustituir la gestión de residuos municipal tradicional por un enfoque de economía circular. A nivel local, el proyecto proporciona a las autoridades decisorias recomendaciones prácticas y fáciles de poner en práctica para mejorar el rendimiento de la recogida de residuos.

«Aunque los objetivos europeos como la Directiva marco de residuos son impulsores importantes para lograr una mejor recogida de los residuos, estos objetivos dependen de una aplicación satisfactoria a nivel local y regional ―explica Wardenaar―. Nuestras recomendaciones subrayan los retos a los que se enfrentan los agentes de la gestión de residuos local a la hora de abordar dichos objetivos».

Las recomendaciones ya están teniendo un gran impacto

Las recomendaciones del proyecto ya están teniendo efectos. Por ejemplo, varios socios del consorcio están trabajando con autoridades regionales y locales de recogida de residuos para aplicar estas recomendaciones. Además, la Comisión Europea está estudiando los resultados y las recomendaciones del proyecto como forma de respaldar sus aspiraciones de armonizar los diversos sistemas de recogida de residuos de Europa.

Según Wardenaar, estos resultados son indicativos del gran interés y apoyo para crear mejores sistemas de recogida de residuos. «Este interés no es solo de las autoridades decisorias, sino, lo que quizás es más importante, también de los ciudadanos ―concluye Wardenaar―. Para aprovechar este interés, debemos ampliar nuestras miras y trabajar para garantizar que nuestros sistemas de recogida de residuos contribuyan realmente a que se recicle más y respalden la transición a una economía circular».

PDF Basket

No article selected

Datos del proyecto

Acrónimo del proyecto
COLLECTORS
Número del proyecto
776745
Quién coordina el proyecto
Países Bajos
Quién participa en el proyecto:
Bélgica
Finlandia
Alemania
Países Bajos
Coste total
€ 1 498 400
Contribución de la UE
€ 1 498 400
Duración
-

All success stories