Skip to main content
Research and Innovation logo

Un nuevo enfoque para estudiar la ecología oceánica

La ciencia defiende hace tiempo que, en la cadena alimentaria, las plantas sostienen a los animales. Aunque podría ser cierto en tierra, el proyecto MixITiN, financiado por la UE, demuestra que no es así en los océanos y espera que sus conclusiones mejoren los conocimientos, amplíen la labor educativa sobre la ecología marina y permitan a los ciudadanos comprender mejor las maravillas oceánicas.

© Claudia Traboni, 2019

PDF Basket

No article selected

Durante el siglo pasado, la ciencia se esforzó por comprender el mayor cuerpo ecológico de la Tierra: los océanos. El problema es que esos estudios aplicaban automáticamente a los mares un concepto de cadena alimentaria basado en la tierra, donde las plantas sostienen el crecimiento de los animales. Según este razonamiento, las microalgas unicelulares son consumidas por el zooplancton unicelular, el cual, a su vez, es consumido por el plancton pluricelular, como el krill. El krill es devorado por las medusas, que luego son engullidas por peces, tortugas o ballenas, y así sucesivamente a lo largo de la cadena alimentaria.

Sin embargo, en realidad, las cadenas alimentarias de nuestros océanos se «rigen» por organismos unicelulares que no son ni plantas ni animales, sino mitad de cada. Estos organismos, llamados mixoplancton, son singulares, ya que pueden hacer la fotosíntesis como las plantas y cazar como los animales.

«Al hablar de vida oceánica, la mayoría de los libros de texto de biología y ecología —incluso programas como el famoso “Blue Planet” de la BBC— siguen utilizando descripciones de tipo vegetal y animal», afirma Aditee Mitra, investigadora de la Facultad de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de Cardiff. «Ahora que sabemos que se trata de una simplificación desacertada, si no errónea, y que la ciencia marina estudiaba conceptos equivocados en organismos indebidos, ha llegado el momento de que hagamos algo al respecto».

El proyecto MixITiN, financiado con fondos europeos, lo está haciendo. «A través de esta Acción Marie Skłodowska-Curie, trabajamos para capacitar a un equipo innovador de jóvenes investigadores en el uso del paradigma correcto del mixoplancton, donde este gobierna los mares», añade.

Nuevas herramientas para entender lo que sucede

El objetivo principal del proyecto MixITiN es investigar el papel que desempeña el mixoplancton en la ecología marina. Para ello, los investigadores han llevado a cabo diversos experimentos de campo, de laboratorio y por ordenador. «Como sucede con cualquier nueva rama de las ciencias naturales, nuestro reto era desarrollar las herramientas y habilidades necesarias para comprender adecuadamente lo que ocurre en la naturaleza», explica Mitra.

Según la investigadora, es más fácil decirlo que hacerlo. «Pronto descubrimos que las herramientas que se habían utilizado durante décadas para estudiar los sistemas marinos eran inadecuadas en el marco de este nuevo paradigma del mixoplancton», señala Mitra.

El equipo de investigación de MixITiN tuvo que rediseñar el proyecto. «Reevaluamos en profundidad las técnicas de campo y de laboratorio y los modelos utilizados para estudiar nuestros océanos y predecir el impacto que tendría sobre ellos el cambio climático», destaca Mitra.

A partir de esta evaluación, el equipo está desarrollando modelos de simulación de nueva generación para llevar a cabo investigaciones sobre la calidad del agua y el cambio climático. También ha creado nuevas técnicas para aislar el mixoplancton de las aguas naturales, lo que permite a los investigadores estudiarlo mejor en un entorno de laboratorio.

Cambio de la forma de enseñar ecología oceánica

Pese a la importancia de estos nuevos métodos y herramientas, la reestructuración de la forma de estudiar nuestros océanos empieza realmente en las aulas. «Un componente destacado de este proyecto ha sido cambiar la forma de enseñar ecología oceánica», afirma Mitra. «Para lograr resultados satisfactorios, tenemos que empezar desde abajo e ir trabajando hacia arriba».

Aunque esta labor sigue en marcha, el equipo ya ha presentado sus trabajos en varias conferencias internacionales destacadas. También ha elaborado una serie de materiales didácticos dirigidos a estudiantes de secundaria y universitarios, así como un manual detallado sobre el mantenimiento del mixoplancton para experimentos de laboratorio. «Nuestro sencillo modelo de cadena alimentaria de mixoplancton se ha utilizado para actividades de divulgación y educación incluso en la India y China», señala Mitra. «Y nuestro manual de investigación se usa actualmente para apoyar el proyecto MixoHUB, financiado con fondos europeos (parcialmente por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional), que profundiza en los resultados de MixITiN».

PDF Basket

No article selected

Datos del proyecto

Acrónimo del proyecto
MixITiN
Número del proyecto
766327
Quién coordina el proyecto
United Kingdom
Quién participa en el proyecto:
Belgium
Cyprus
Denmark
France
Germany
Greece
Netherlands
Spain
United Kingdom
Coste total
€ 2 882 898
Contribución de la UE
€ 2 882 898
Duración
-

All success stories