Skip to main content
Research and Innovation logo

Sembrando las semillas de la futura agricultura ecológica sostenible

Los agricultores necesitan semillas ecológicas de alta calidad, pero su disponibilidad en Europa es limitada, el proyecto LIVESEED ha creado, con fondos europeos, una estrategia de calidad, una base de datos europea y técnicas de mejora genética sostenibles para condiciones específicas. Al reforzar la agricultura ecológica de la UE, sus resultados beneficiarán a toda la población.

© mizina #277827879, source: stock.adobe.com 2021

PDF Basket

No article selected

El proyecto financiado con fondos europeos LIVESEED comenzó en 2017 con el objetivo de impulsar la calidad y disponibilidad de las semillas ecológicas teniendo en cuenta diversos factores, desde el mercado hasta la reglamentación.

«Queríamos saber, por ejemplo, lo transparente que es el mercado», explica la coordinadora del proyecto, Ágnes Bruszik, de la oficina europea de la Federación Internacional de los Movimientos de Agricultura Biológica. «¿Cuál es la situación actual de la oferta y la demanda de semillas ecológicas en la UE? ¿Y cuáles son los motivos que llevan a los agricultores a usar, o no, semillas ecológicas?».

El proyecto, que reunió a expertos de dieciocho países europeos, también quería explorar la funcionalidad de las bases de datos nacionales ya existentes sobre la disponibilidad de semillas ecológicas y evaluar las mejores prácticas de las políticas nacionales y de la UE. Los agricultores requieren una gran selección de variedades ecológicas adaptadas localmente, por lo que el proyecto ha buscado modos de mejorar la disponibilidad de variedades ecológicas con características específicas, como tolerancia a estresantes o resistencia a plagas y enfermedades.

Medidas ecológicas

El ambicioso proyecto se fijó más de sesenta tareas para alcanzar sus objetivos, como recopilar los primeros datos sobre la oferta y demanda de semillas ecológicas en Europa o desarrollar una base de datos enrutadora a escala de la UE. De este modo, los proveedores incluyen las semillas que ofrecen en un único sitio y la información aparece también en otras bases de datos nacionales. El equipo consultó a más de ochocientos agricultores sobre diversos aspectos y LIVESEED logró ampliar la plataforma de conocimientos sobre agricultura ecológica con una sección específica sobre semillas y mejora genética.

«Además, estamos desarrollando una nueva estrategia de salud de las semillas ecológicas y una hoja de ruta para lograr utilizar semillas ecológicas al 100 % antes de 2036», añade Bruszik. «Esta estrategia tendrá en cuenta las condiciones de producción de las semillas, así como la madurez, el microbioma y el efecto de los tratamientos higienizantes sobre las semillas ecológicas». El equipo del proyecto también está desarrollando nuevos modelos de ensayo de cultivares en las explotaciones para que los propios agricultores puedan probar variedades ecológicas en sus condiciones locales.

Aparte de nuevos materiales de mejora genética, otro aspecto innovador de LIVESEED ha sido su concepto de mejora genética basada en sistemas. «Invita a la comunidad de mejora genética de plantas ecológicas a ir más allá de la cadena de valor e incorporar la mejora genética ecológica en unos objetivos de desarrollo sostenible más generales», señala Bruszik. «A continuación habrá que plasmar el concepto en objetivos operativos y, después, ponerlo en práctica».

Consecución de los objetivos ecológicos

LIVESEED ayudará a los agricultores a alcanzar los ambiciosos objetivos europeos. Para 2030, alrededor del 25 % de las tierras agrícolas de la UE deberían destinarse a la agricultura ecológica. «El proyecto ofrece a los agricultores un mejor acceso a una mayor variedad de semillas de alta calidad, unos conocimientos más amplios sobre la producción de semillas y la capacidad de probar cultivares nuevos o prometedores en sus propias condiciones climáticas», añade Bruszik. «Los nuevos materiales de mejora genética obtenidos mediante proyectos como LIVESEED contribuirán a reducir la dependencia de tratamientos sintéticos para las semillas al obtener cultivares resistentes a enfermedades transmitidas por la tierra o las semillas. Así, la producción también será más segura para el medio ambiente».

Disponer de una mayor variedad de cultivares ecológicos, adaptados a las condiciones climáticas y locales permite diversificar la producción mediante la rotación de cultivos y ayuda a las explotaciones ecológicas a resistir mejor los efectos adversos del cambio climático.

El equipo del proyecto también ha contribuido a una nueva normativa ecológica de la UE al aportar información en consultas con la Comisión Europea. Un aspecto clave ha sido la introducción de nuevos tipos de materiales reproductivos de plantas ecológicas. «La Comisión tiene previsto fijar criterios para describir las características de estas variedades ecológicas y para determinar tanto sus condiciones de producción como de comercialización», explica Bruszik. «LIVESEED le suministró una lista de especies vegetales de cultivo para su consideración».

PDF Basket

No article selected

Datos del proyecto

Acrónimo del proyecto
LIVESEED
Número del proyecto
727230
Quién coordina el proyecto
Sweden
Quién participa en el proyecto:
Austria
Bulgaria
Denmark
France
Germany
Greece
Hungary
Italy
Latvia
Netherlands
Poland
Portugal
Romania
Spain
Switzerland
United Kingdom
Coste total
€ 8 997 295
Contribución de la UE
€ 7 454 839
Duración
-

All success stories