URBAN La Orilla adopta un enfoque integrador de la regeneración urbana

El proyecto URBAN La Orilla de Santa Lucía, Gran Canaria, ejecutó una estrategia de regeneración urbana basada en la participación y la inclusión social. Se concentró en la cohesión social, el crecimiento sostenible, el empleo y la sostenibilidad ambientales, así como en conceptos de género y ciudadanía.

Otras herramientas

 
Asistentes al taller de cocina saludable, destinado a personas obesas, en la Cocina Social URBAN © Ayuntamiento de Santa Lucía Asistentes al taller de cocina saludable, destinado a personas obesas, en la Cocina Social URBAN © Ayuntamiento de Santa Lucía

" Además de invertir en infraestructura, algo fácilmente cuantificable, los derechos de igualdad sociales y educativos, y la inversión en salud han permitido a la población del área urbana disfrutar actualmente de unos niveles más elevados de integración y arraigo, lo que se traduce en un aumento en la participación en los actos escolares y en una mejora en la nutrición y en el acceso al mercado de trabajo. "

Dunia Gonzalez Vega, alcaldesa de Santa Lucía de Tirajana

Animando a las personas mayores a inscribirse en educación para adultos y a los jóvenes a asistir a cursos de formación o ir a la universidad, el proyecto ayudó a reducir el desempleo, y un 9,4 % de los participantes encontraron trabajo. Se redujo el absentismo; se hicieron contribuciones a la creación de puestos de trabajo para mujeres y aumentó el uso de las TIC.

El proyecto financiaba el autoempleo y el desarrollo de negocios innovadores, animando a muchos estudiantes a seguir los programas para emprendedores. La formación de los tutores que participaron en el proyecto abarcó aspectos administrativos, gestión de los fondos de la UE y sus áreas concretas de competencia.

Las personas excluidas socialmente pudieron acceder al programa y se apoyó la integración intergeneracional y multicultural. El proyecto también se concentró en mejorar las relaciones personales y ayudó a reducir la violencia doméstica.

Participación para el desarrollo personal

Se desarrolló una serie de actividades educativas y de ocio, y se creó una red de ciclos. La promoción de la participación en asociaciones, deportes y actividades culturales creó cambios en el estilo de vida y el desarrollo de los participantes en esferas como la autoestima y las habilidades analíticas y sociales.

El proyecto de la Escuela para el empoderamiento de las mujeres dio a las mujeres la oportunidad de intercambiar ideas y adquirir nuevas habilidades. En un principio, se concentró en aspectos sociales y emocionales y llevó a la creación de una red de apoyo. Posteriormente, el proyecto estudió la incorporación de la participación de los varones, el establecimiento de modelos de roles independientes y emprendedores, y el cambio de actitudes.

La escuela ha organizado 79 talleres sobre diversos temas, a los que han asistido 1900 personas. Muchos de los talleres tienen un enfoque dual y se concentran en los aspectos psicológicos y las oportunidades de empleo.

La Cocina Social URBAN buscaba reforzar la importancia de una alimentación saludable y, al mismo tiempo, ofrecía formación sobre técnicas culinarias a desempleados, personas con discapacidad y mujeres, para ayudarles a encontrar un empleo. Se organizaron 8 cursos básicos de cocina, 53 talleres y eventos temáticos, y 8 cursos de manipulación alimentaria a los que asistieron 850 personas.

Inversión total y financiación de la UE

La inversión total para «URBAN La Orilla» es de 1 507 659 EUR, de los cuales el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la UE aporta 753 830 EUR a través del programa operativo «Islas Canarias» para el período de programación 2007-2013.

Fecha provisional

26/01/2016