Un proyecto pionero en la cría del gusano de seda vincula los ámbitos de la biomedicina y la biotecnología en Murcia

El uso sin precedentes de la cría del gusano de seda en el campo de la biotecnología y el estudio de sus valores terapéuticos por parte de un equipo de investigación de Murcia abre nuevas vías en la medicina regenerativa. El bajo coste de la producción de seda y el riesgo mínimo de efectos secundarios médicos y para el medio ambiente aspiran a estimular la economía y la competitividad de la región.

Otras herramientas

 

En 2008, un equipo de investigación del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA) emprendió un proyecto de cuatro años de duración (2008-2011), para el desarrollo de productos biológicos derivados de la sericultura o cría del gusano de seda. El IMIDA es la primera y única institución española dedicada a la investigación en sericultura. Además de su colaboración con la empresa semilla Bioprodin, el proyecto ha involucrado recientemente a dos nuevas empresas productoras de proteínas y biomateriales respectivamente, lo que llevará a la creación de cuatro puestos de trabajo como mínimo. La financiación del proyecto ya ha servido para cubrir la investigación de tres doctores que trabajan específicamente en el campo de la sericultura.

Más allá de la industria textil: aplicaciones innovadoras en campos científicos

Durante la última década, los avances científicos han puesto de manifiesto las aplicaciones de la seda en el campo de la biomedicina y la biotecnología, a través de sus proteínas naturales y recombinantes. La fibroína, la proteína estructural de la seda, se puede emplear en la creación del armazón para el crecimiento de citoblastos y para la producción escalable de nuevos tejidos de piel y nervios, mediante técnicas de electrohilado. También puede emplearse en el cuidado de la piel y la cicatrización de heridas, y en productos dermatológicos y cosméticos.

La seda no solo ha demostrado contener potentes agentes antiinflamatorios, sino que también se puede utilizar como vector en la creación de nuevas vacunas y anticuerpos. Este conjunto de aplicaciones del gusano de seda no relacionadas con el sector textil que ha desarrollado el IMIDA concede a Murcia ventajas competitivas. Además de su valor añadido en Investigación y Desarrollo (I+D), el proyecto también ha conferido mayor visibilidad a la tradición ancestral de la sericultura en la región.

Red global de colaboración y adecuación con los competidores internacionales

El proyecto se ha utilizado como plataforma para el desarrollo de distintas tecnologías relacionadas con la biotecnología del gusano de seda, con el fin de poner en contacto a expertos de todo el mundo y compartir prácticas recomendadas en la cría del gusano de seda a escala global.

El proyecto persigue el desarrollo de nuevos protocolos para: (1) extraer proteínas del gusano de seda; (2) procesarlas, y (3) convertirlas en estructuras diversas, como partículas, geles, films, esponjas o esteras de nanofibra. En este sentido, el grupo de investigación colabora estrechamente con la Universidad de Zhejiang, China, para adquirir conocimientos técnicos y asegurar el suministro de los biomateriales de la seda. De este modo, el IMIDA se alinea con los hallazgos de los mejores investigadores europeos de Italia, Alemania, Suiza y el Reino Unido.


Inversión total y financiación de la UE

La inversión total para el proyecto «BIOSILK» es de 67 539 EUR, de los que 54 031 EUR corresponden a la dotación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a través del Programa Operativo «Murcia» para el periodo de programación 2007-2013.


Fecha provisional

16/12/2014