Aprovechar al máximo la energía solar en Castilla-La Mancha

RegioStars 2009 FinalistEn la escasamente poblada región de Castilla-La Mancha, situada en el centro de España, existe un instituto de I+D líder en el desarrollo de tecnologías que utilizan la energía solar de manera eficiente. El Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración (ISFOC) está ayudando a comercializar esta tecnología y animando a las empresas y universidades a incorporarse a sus proyectos.

Otras herramientas

 
Paneles solares produciendo energía limpia en medio del campo Paneles solares produciendo energía limpia en medio del campo

«El hecho de pasar de realizar I+D a elaborar normas industriales conformes a las necesidades y productos fiables se está llevando a cabo con la participación de todos los agentes y nos parece que es posible crear un sector de tecnologías CPV de manera mucho más rápida de lo que ocurrió con otras tecnologías solares».
Dr. Pedro Banda, ISFOC

En muy poco tiempo, el ISFOC se ha convertido en un punto de referencia en España en cuanto al uso comercial de tecnologías solares y está contribuyendo a alcanzar el objetivo regional de lograr el consumo del 100% de energías renovables antes de 2012.

La aplicación de la tecnología CPV

El ISFOC tuvo su origen en un proyecto de concentración fotovoltaica (CPV) que fue encargado por la Consejería regional de Educación y Ciencia a la Universidad Politécnica de Madrid. La tecnología CPV posee la ventaja de que es respetuosa del medio ambiente, es autosuficiente (reduce la dependencia de los suministradores exteriores) y crea empleo al ser uno de los mayores sectores de energías renovables.

La tecnología CPV funciona utilizando componentes ópticos como lentes y reflectores a fin de concentrar la luz en células. De ese modo, se multiplica considerablemente el volumen de luz que llega a la célula. A continuación, la célula o el receptor captan la luz concentrada y la convierten en electricidad.

Desde que por primera vez se utilizaron las tecnologías CPV en los años 70, se instaló el EUCLIDES en Madrid en 1995 y se ubicó la mayor planta CPV del mundo con 480 kW en Tenerife, de modo que se han convertido en un negocio cada vez más rentable. El ISFOC trabaja en el desarrollo de tecnologías consolidadas de CPV destinadas al mercado, garantizando su calidad, fiabilidad y competitividad en materia de costes.

Empezar poco a poco

El ISFOC ha mantenido relaciones estrechas con universidades con objeto de identificar áreas de investigación a partir de las que pudieran surgir proyectos concretos de desarrollo. La idea pretendida era que las universidades participasen en las actividades de investigación básicas con el ISFOC, así como con empresas que desearan probar la tecnología.

Las mejoras logradas en CPV y la fiabilidad de sus resultados son muestra de que esta tecnología se encuentra ahora en una posición altamente competitiva. A medida que se aproxima a su despliegue a gran escala, el ISFOC ha probado y comparado las tecnologías, demostrando ventajas competitivas a menor escala.

El ISFOC se ha financiado por medio de ayudas regionales, nacionales y europeas, así como de contratos firmados con empresas privadas. Además, obtiene fondos mediante la conexión de plantas CPV a la red de suministros para la generación de electricidad y su posterior venta a las empresas de servicios públicos correspondientes.

Fecha provisional

17/12/2009