Línea de alta velocidad

La línea de alta velocidad (AVE) entre Madrid, Barcelona y la frontera francesa -los dos primeros tramos se finalizaron en 2001 (Madrid - Lérida) y después en 2008 (Lérida -  Barcelona), el tercer y último tramo se está construyendo- es un proyecto muy simbólico política y culturalmente, y determinante políticamente. Este proyecto, con un coste total de 4 700 millones de euros, recibió 3 400 millones de euros de la Comisión Europea en el marco del Fondo de Cohesión, el 72% del importe total.

Otras herramientas

 

Prioridades de acción

El AVE Madrid-Barcelona-frontera francesa es uno de los proyectos de infraestructuras del transporte más importantes que se han puesto en marcha en los últimos años en Cataluña.

Este proyecto contribuye directamente a acercar las regiones españolas. Une las capitales madrileña y catalana en menos de 3 horas (en comparación con las 5 horas de antes) y es la mejor promoción posible para la renovación del transporte ferroviario de media distancia. La línea aérea Madrid – Barcelona, con 4,7 millones de pasajeros de media al año, es la que cuenta con más pasajeros en Europa.

El AVE Madrid – Barcelona – frontera francesa, similar a otros enlaces entre capitales europeas como París, Bruselas, Ámsterdam y Londres, es un ejemplo de los proyectos que se están desarrollando en muchos países europeos. 

Además, el desafío de un proyecto de este tipo es doble:

  • reafirmar que el transporte ferroviario es el más seguro;
  • promover la utilización de un transporte limpio, sobre todo en trayectos de corta y media distancia.

Actualmente las obras se concentran en el tramo entre Barcelona y la frontera francesa. El tramo entre Madrid, Lérida, Tarragona, Barcelona ya está operativo.

La entrada en servicio de la línea de alta velocidad entre Barcelona y Madrid en febrero de 2008 ha permitido reducir a la mitad el tiempo del trayecto.

A lo largo del año 2009, 5,8 millones de viajeros utilizaron esta línea, casi siete veces más que los que utilizaban el ferrocarril convencional. Los trayectos dentro de Cataluña -los viajes entre Barcelona y la estación del Camp de Tarragona, y entre esta y Lérida- se recorren en poco más de treinta minutos.

Las obras que se están llevando a cabo actualmente hasta la frontera francesa permitirán enlazar la línea con la futura red transeuropea de alta velocidad.

La longitud total de la línea prevista en este proyecto de alta velocidad es de 804 kilómetros de doble vía adaptada para el transporte de viajeros y también de mercancías.

Fecha provisional

28/02/2011