Andalucía contra la fractura digital

En el marco de las acciones innovadoras del FEDER la Junta de Andalucía creó el programa "Guadalinfo". Objetivo: hacer que la banda ancha de Internet sea accesible a todos los habitantes incluidas las pequeñas localidades más aisladas. A título experimental se han creado 25 centros de acceso público a Internet como cabeza de puente contra la fractura digital.

Otras herramientas

 
Guadalinfo, ¡no podía encontrarse un nombre más adecuado! "Guada", en árabe, significa “río”. Durante siglos, la más meridional de las regiones españolas estuvo acunada por la civilización musulmana, lo que ha dejado numerosas huellas. “Guada” se refiere a un flujo, a un elemento que corre naturalmente... como la información. Sin embargo, este bien tan valioso como la información no es accesible a todos de la misma manera.

Ciertamente, Andalucía posee una proporción de internautas bastante elevada (el 22,8% de la población) ligeramente superior a la media española (21,2%). Sin embargo, esta estadística oculta graves desigualdades, especialmente en lo relativo a Internet de banda ancha. Existen profundas disparidades en Andalucía entre los centros urbanos y las pequeñas localidades rurales o de montaña, aisladas, desfavorecidas. Las empresas operadoras privadas de telecomunicaciones se muestran reacias a invertir en estas zonas, dada la falta de rentabilidad debido a su reducida densidad de población y poca solvencia. Basta una cifra: actualmente, sólo las ciudades con más de 65 000 habitantes cuentan con el cable (el cable es uno de los canales para la "banda ancha"). Y no hay nada que pueda modificar esta situación a corto plazo. Si dejáramos esto en manos del mercado, los poblados con 5 000 habitantes o menos no tendrían conexión al cable antes de veinte años.

Se ha creado una brecha entre las grandes ciudades y las localidades más pequeñas. Incluso se está ahondando, creando una verdadera “fractura digital". La incapacidad a conectarse a la banda ancha de Internet conlleva desventajas en cadena, en una época donde el acceso a la formación, al empleo y a los servicios depende cada vez más del dominio del ámbito digital. La ausencia de Internet es, pues, sinónimo de exclusión social, pero también un freno para la economía y la innovación, según manifestó José Carlos Alarcón, Secretario General para el desarrollo de la Sociedad de la Información de la Junta de Andalucía.

25 centros

Para facilitar el acceso a todos en Andalucía a Internet de banda ancha era necesario un apoyo serio del sector público. Ese es precisamente el espíritu del programa Guadalinfo, que se inscribe en el marco de las acciones innovadoras apoyadas por el FEDER. Guadalinfo se basa en el establecimiento, en pequeñas localidades especialmente desfavorecidas, de 25 centros de acceso público a la banda ancha de Internet. En estas zonas, gracias a la voluntad de la Junta de Andalucía, las empresas operadoras privadas de telecomunicaciones se han comprometido a realizar las inversiones necesarias para este Internet rápido y barato.

Los 25 centros piloto no se contentarán con proporcionar material y las conexiones a la población local. Trabajarán como cabezas de puente a favor de un desarrollo local integrado.

Paso a la innovación

Alrededor de estos centros que actuarán como ejes, se añadirán diferentes proyectos. El primero se refiere a la "información geográfica". La idea consiste en desarrollar, gracias a Internet, servicios "en línea" para los pueblos, tomando como punto de partida necesidades específicamente locales. Se tratará, por ejemplo, de realizar planes detallados de las calles de los poblados, establecer la lista de farmacias de guardia o promover las fechas de consulta de los médicos rurales. Esta "microinformación" será de utilidad para los habitantes. Su gestión podría inspirar la creación de nuevas pequeñas empresas. De este modo, se matan dos pájaros de un tiro, a la vez que se mejora el ámbito social, se estimulan las actividades económicas.

Otro proyecto impulsado por los centros públicos: el apoyo a los dispositivos de formación a distancia destinados a categorías de habitantes en situación difícil: jóvenes, desempleados, y mujeres. Se aportará ayuda financiera a las sociedades capaces de proporcionar formaciones a distancia ("e-learning") realmente adaptadas a las necesidades de los destinatarios.

El proveedor de servicios "ASP" (Application Service Provider) que forma parte del programa, está destinado a otro tipo de servicios. En las pequeñas localidades, numerosas empresas muy pequeñas no disponen de los recursos indispensables, como el asesoramiento contable o la ayuda a la venta. También en este caso, Internet puede resolver el problema, aún cuando todavía sea necesario reagrupar al conjunto de estas microempresas para que la oferta de servicios ASP tenga una demanda suficientemente fuerte.

Por último, Guadalinfo alentará la creación de "comunidades virtuales", basadas en la cooperación entre varios centros pilotos. De un lugar a otro de Andalucía, estas comunidades intercambiarán la información a partir de temas de interés común tan diversos como, por ejemplo, la colecta de víveres para el Tercer Mundo, la recopilación y el inventario de canciones populares o incluso la caza de conejos en la montaña…

Hacia la autonomía

Guadalinfo está coordinado por la Junta de Andalucía, en el marco de su plan "I@landalus" de iniciativas estratégicas para el desarrollo de la sociedad de la información. Los 25 centros deberán seleccionarse a finales de 2002 a través de un concurso público. La acción innovadora estará vigente hasta junio de 2004. Los centros andaluces (administrados por asociaciones públicas o privadas sin ánimo de lucro) recibirán una subvención que cubra el equipamiento, el funcionamiento así como el asesoramiento en materia de gestión. Sin embargo, al cabo de dos años -lo que forma parte de los criterios de selección-, deberán ser autónomos. Guadalinfo juega con la dinámica de las redes y con el efecto de bola de nieve. Su ambición es, de ahora hasta 2004, proporcionar Internet de banda ancha a la mayor parte de los municipios con menos de 20 000 habitantes. ¿La comunicación digital será entonces tan aprovechable como el agua de los ríos?

Fecha provisional

01/01/2004