Respuesta transfronteriza coordinada para una mejor protección medioambiental

La zona transfronteriza de la región española de Castilla y León y la región portuguesa Centro tienen mucho en común en términos de situación socioeconómica y recursos naturales. Sin embargo, a pesar de estos intereses compartidos, no se han hecho esfuerzos concretos para coordinar los enfoques entre las regiones. El proyecto Risk Prevention II es una fuerza para el cambio, ya que desarrolla vínculos y cooperación en materia de protección medioambiental y respuestas de emergencia a crisis.

Otras herramientas

 
Con el fin de abordar el riesgo para la seguridad que suponen los incendios forestales y las inundaciones, el proyecto adquirió unos drones para ayudar a los equipos locales de respuesta a emergencias a supervisar mejor las emergencias. © Carlos A. Cortes Gonzales Con el fin de abordar el riesgo para la seguridad que suponen los incendios forestales y las inundaciones, el proyecto adquirió unos drones para ayudar a los equipos locales de respuesta a emergencias a supervisar mejor las emergencias. © Carlos A. Cortes Gonzales

" El principal objetivo del proyecto era fomentar la cooperación entre varias instituciones públicas y privadas en una región transfronteriza comprendida entre la provincia española de Salamanca y la portuguesa de Beira Interior Norte. El proyecto mejoró la capacidad y la coordinación a escala subregional, regional y nacional, lo que dio lugar a una intervención conjunta y coordinada en el territorio transfronterizo. "

Maria José Búrdalo Prieto, autoridad de gestión

El objetivo del proyecto era amplio: facilitar la cooperación entre las instituciones públicas y privadas a lo largo de la región de Castilla y León en España y la región Centro en Portugal. Desde conexiones por carretera y ferrocarril hasta equipos conjuntos de protección civil, mejores sistemas de comunicación, cartografía interrelacionada y tecnología y equipos compartidos, las numerosas acciones del proyecto compartían un único objetivo: conservar y proteger mejor el medio ambiente y los habitantes de la región transfronteriza contra los riesgos naturales y tecnológicos.

Un enfoque horizontal

Ambas regiones implicadas en el proyecto son amplias, rurales y tienen una población que va disminuyendo. Sin embargo, la zona también cuenta con un medio ambiente robusto y rico. Si se conserva y se utiliza de forma sostenible, el medio ambiente de la región transfronteriza podría ser una plataforma para el desarrollo de los sectores del ecoturismo y la agricultura sostenible, que a su vez desempeñarían un papel clave en el desarrollo futuro de toda la región.   
Sabiendo que los retos a los que se enfrentan los ecosistemas de la región transfronteriza no son exclusivos de un único país, el proyecto utilizó un enfoque horizontal para conservar la biodiversidad y el medio ambiente de la zona. Para las autoridades de Risk Prevention II, esto supuso la coordinación de un abanico de soluciones capaces de hacer frente a los numerosos retos medioambientales específicos.

Desde las catástrofes naturales hasta la cartografía

Para conseguirlo, el proyecto abordó una serie de retos transfronterizos únicos coordinando las estrategias nacionales, regionales y locales. Por ejemplo, con el fin abordar el riesgo para la seguridad que suponen los incendios forestales y las inundaciones, el proyecto adquirió unos equipos específicos para ayudar a los equipos locales de respuesta a emergencias a preparar mejor a los habitantes para las emergencias.

En cuanto a las catástrofes naturales, el proyecto organizó una serie de programas de formación para garantizar que los servicios de primera respuesta de ambos lados de la frontera estén equipados y sean capaces de trabajar juntos para salvar vidas. Además, el proyecto creó un sistema de información geográfica conjunto (GIS), de modo que las autoridades españolas y portuguesas pueden consultar los mismos mapas. Esto es esencial para garantizar unas respuestas coordinadas a los sucesos transfronterizos, puesto que el uso de unos mapas tan solo ligeramente diferentes a menudo genera desorganización; algo para lo que no hay lugar en una situación de emergencia cuando cada segundo cuenta.    

Otro reto medioambiental importante es la contaminación. Dado que esta no respeta las fronteras nacionales, la contaminación atmosférica de un país afecta a toda la región. Por este motivo, el proyecto ha aplicado una serie de medidas conjuntas de control de la contaminación. Por ejemplo, una nueva medida recicla el aceite de cocina usado y lo convierte en biodiésel, un medio para animar a los ciudadanos a dejar de verterlo en el sistema de aguas. Todo lo que los ciudadanos deben hacer es llevar su aceite usado a una serie de recipientes de recogida especiales situados por toda la región.

Resultados concretos

Como resultado directo de estas acciones, los ciudadanos disfrutan de un elevado nivel de protección contra las catástrofes naturales y el medio ambiente se beneficia de una mejor legislación y de los esfuerzos de conservación. Un ejemplo clave de cómo este enfoque conjunto de la protección medioambiental está dando fruto es la creación de un santuario para pájaros transfronterizo como reserva de la bioesfera de la UNESCO. Otros resultados concretos incluyen la creación de un centro regional de llamadas de emergencia 112, la planificación coordinada de emergencias y la adquisición de una serie de equipos compartidos.


Inversión total y financiación de la UE

La inversión total para el proyecto «Risk Prevention II in Beira Interior Norte and Salamanca» es de 1 623 486 EUR, con una contribución del Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Unión Europea (UE) de 1 217 614 EUR a través del programa de cooperación transfronteriza «España-Portugal» para el período de programación 2007-2013.


Fecha provisional

29/03/2017