Aprendizaje mutuo para unas viviendas sociales más verdes

Con la participación de socios de Croacia, España, Estonia, Portugal, Rumanía y Suecia, el proyecto Social Green está mejorando los instrumentos de política regional para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en las viviendas sociales y hacer frente a la pobreza energética. Ha iniciado un proceso de aprendizaje y cooperación interregional a fin de identificar, intercambiar y transferir métodos para formular y aplicar políticas en materia de vivienda social verde. Dichas políticas están relacionadas tanto con la construcción de viviendas nuevas como con la rehabilitación de edificios existentes.

Otras herramientas

 
Social housing in Alba Iulia, Romania ©Dana Maria Naghiu, 2018 Social housing in Alba Iulia, Romania ©Dana Maria Naghiu, 2018

" «Las actividades desarrolladas gracias a Social Green representan un mecanismo importante de capacitación para nuestra institución. La información obtenida al interactuar con otras cinco regiones de la UE que hacen frente a un reto común relativo a la economía baja en carbono han sido unas lecciones valiosas y han aportado más conocimientos prácticos en materia de ecologización de las viviendas sociales. Consideramos que este tipo de aprendizaje interregional añade un gran valor al diseño de políticas y a las actividades de aplicación, incluida la gestión de fondos estructurales». "

Ester Silva, vicepresidenta, Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Norte, Portugal

Social Green se divide en dos fases. La primera de ellas es el proceso de aprendizaje interregional. Este proceso incluye visitas de estudio, talleres de buenas prácticas, reuniones con partes interesadas locales y eventos de difusión. Aquí, las regiones participantes elaboran informes de autoevaluación, guías de buenas prácticas y planes para las autoridades regionales.

La fase dos consiste en supervisar la aplicación de los planes y promocionar el aprendizaje continuado y los logros de los socios locales y regionales.

Potencial de la reducción de emisiones

Los edificios representan el 40 % del consumo de energía de Europa y alrededor del 36 % de sus emisiones de CO2. La ecologización del sector de la vivienda social, que incluye la aceleración de las rehabilitaciones energéticas, podría desempeñar un papel importante para alcanzar los objetivos de reducción de CO2 de la UE.

Social Green quiere mejorar los conocimientos de la función de las intervenciones verdes en el sector, especialmente en lo que respecta a su impacto en la pobreza energética, a fin de identificar medidas adecuadas para la eficiencia energética y la energía renovable. Estas medidas pueden introducirse en los instrumentos de política regional de la UE, de forma que cada socio se encargaría de un instrumento aplicable en su región.

Las barreras a la ecologización de las viviendas sociales se han tratado en el consorcio del proyecto y con grupos de partes interesadas, tanto en términos generales como en relación con instrumentos de política específicos. Se han publicado los detalles de los ejemplos identificados en dos artículos técnicos, un artículo popular y un informe con recomendaciones de políticas.

Los socios han concretado acciones para incluir en los planes, algunas de las cuales solo implican la transferencia de conocimientos, mientras que otras requieren la adaptación a las condiciones locales. Estas acciones tienen el potencial de fomentar la rehabilitación energética de las viviendas sociales y de mejorar la calidad de vida de los inquilinos, sin que esto suponga una carga financiera adicional para ellos, ayudando así a las personas que viven en situación de pobreza energética o en riesgo de sufrirla.

Buenas prácticas

La identificación y el intercambio de buenas prácticas ha ofrecido a los socios una oportunidad para reflexionar sobre casos de sus propias regiones y para aprender de otras. Las visitas de estudio a los sitios en los países, incluidos Croacia, Estonia y Rumanía, les permitieron observar dichas prácticas en acción, lo cual permitió transferir más conocimientos entre los socios y a las partes interesadas locales.

Cada socio ha propuesto al menos cuatro prácticas para su evaluación en el consorcio. En el sitio web del proyecto se ha publicado información de trece de ellas. Un ejemplo es Sõpruse 202, de Tallin (Estonia), que utiliza un innovador sistema para financiar unas rehabilitaciones que reducen el consumo de energía en un 60 % sin aumentar el coste a los residentes. Otro ejemplo es una rehabilitación energética de un distrito de gran densidad demográfica de Oporto (Portugal) afectado por numerosos problemas sociales y que ha mejorado la calidad de vida de unas 7 500 personas. Un tercer ejemplo es la disposición de tres nuevos bloques de viviendas sociales con uso eficiente de recursos en Alba Iulia (Rumanía). Está destinado a personas que perdieron sus hogares durante la transición poscomunista, cuando las propiedades requisadas bajo el régimen comunista se devolvieron a sus antiguos propietarios.

Inversión total y financiación de la UE

La inversión total en el proyecto «Social Green – Regional Policies towards Greening the Social Housing Sector» es de 1 188 765 EUR, con una contribución del Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Unión Europea de 998 532 EUR a través del Programa Operativo «INTERREG EUROPE» para el período de programación 2014-2020. La inversión corresponde a la prioridad «Economía baja en carbono».

 

 

Fecha provisional

22/05/2019