Financial Instruments in Cohesion Policy

Financial instruments help to trigger investments on the ground for revenue-generating and cost-saving activities while maximising private investment with minimum public support to deliver the Cohesion Policy objectives of economic, social and territorial cohesion. Financial instruments represent a more efficient and sustainable alternative to complement traditional grant-based support. The European Regional and Development Fund and the Cohesion Fund support projects on the ground through financial products, such as loans, guarantees and equity

Otras herramientas

 

Noticias

    El programa de asistencia multirregional («MRA», por sus siglas en inglés) es una de las variantes de fi-compass, la plataforma de servicios de asesoramiento sobre los instrumentos financieros en el marco de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) proporcionados por la Comisión Europea en asociación con el Banco Europeo de Inversiones. Los proyectos del MRA —que incluyen al menos a dos autoridades de gestión de distintos Estados miembros de la Unión Europea (UE)— pretenden evaluar el uso posible de los instrumentos financieros de los Fondos EIE en ámbitos temáticos específicos de interés común. El objetivo es facilitar un uso más amplio de los instrumentos financieros tanto en términos de los Fondos EIE invertidos como de su ámbito geográfico y temático, así como alentar a las regiones de los Estados miembros a cooperar, intercambiar mejores prácticas y participar en el aprendizaje mutuo. 

    Las ciudades en el centro de la política de la UE 

    Más del 70 % de los ciudadanos europeos vive en zonas urbanas; cifra que se prevé que aumente en el futuro. Cada día, las ciudades europeas adaptan sus planes de desarrollo urbano para afrontar los retos más apremiantes, como el crecimiento de la población, el cambio climático y la transformación digital. Mediante la elaboración de estrategias completas y la definición de objetivos políticos a largo plazo, las ciudades están adoptando medidas en favor de unas viviendas asequibles, la promoción de proyectos relativos a la eficiencia energética, la rehabilitación de vecindarios y la mejora del transporte. Sin embargo, los planes estratégicos solo pueden ejecutarse con éxito si las ciudades tienen acceso a la financiación. Sin la participación sólida de capital público y privado, sigue siendo complicado transformar la visión de una ciudad en una realidad. 

    En 2013, la ciudad neerlandesa de La Haya decidió dedicar 4 millones EUR a un proyecto piloto, denominado JESSICA, para crear un instrumento financiero para la eficiencia energética. En aquel momento, los participantes no podían imaginar que, en un plazo de 4 años, dispusieran de un fondo de cartera con más de 46 millones EUR en activos para la innovación, la sostenibilidad y el desarrollo urbano. 

    Sin embargo, los primeros pasos para crear el fondo fueron difíciles. 

    «Cuando creamos el fondo, teníamos muchas preguntas y tuvimos que superar muchos obstáculos técnicos para establecer una base sólida y segura para futuras inversiones», recuerda William van den Bungelaar, secretario de la fundación Hague Economic Investment Holding Fund Foundation («HEID», por sus siglas en neerlandés). 

    La Haya cuenta ahora con un equipo de profesionales expertos que trabajan en estrecha colaboración con su gestor de fondos independiente para supervisar y brindar apoyo a los instrumentos financieros de la ciudad. Debido al éxito de la HEID, los instrumentos financieros se utilizan ahora de forma habitual en la financiación de las prioridades estratégicas de la ciudad. 

    Inversiones rotatorias en toda Europa

    Para aprovechar sus conocimientos actuales sobre instrumentos financieros, La Haya unió sus fuerzas con otras tres ciudades europeas —Mánchester, Milán y Londres— en un proyecto del MRA denominado «Revolving Investments in Cities in Europe» (RICE). El objetivo de este proyecto era fomentar la creación de nuevos instrumentos financieros para aumentar la inversión del sector privado en el desarrollo urbano, en particular en relación con las ciudades inteligentes. Estableció las necesidades de financiación comunes de las ciudades, de modo que se identificaron los sectores en los que los instrumentos financieros pueden ayudar mejor a proyectos que se ciñen a las prioridades políticas de una ciudad. Los sectores con mayores necesidades de financiación son el transporte, la energía, la vivienda y el espacio de trabajo, las infraestructuras verdes y azules o el desarrollo económico en un sentido más amplio, que incluye a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y las empresas emergentes, así como el desarrollo de nuevas instalaciones comerciales o de innovación. 

    Los socios de MRA-RICE pudieron aprovechar la experiencia de las diferentes ciudades participantes. 

    «El uso de instrumentos financieros en Mánchester es una historia de éxito y sus beneficios han sido de gran alcance», dice Mark Duncan del Ayuntamiento de Mánchester. Asimismo, Binal Cadieu, de la Autoridad Metropolitana del Gran Londres, destaca el potencial del nuevo instrumento financiero conocido como «Mayoral Energy Efficiency Fund» (MEEF) que se creó en Londres. «Como fondo rotatorio, el MEEF nos ofrece un modelo para aprovechar millones de libras de inversión privada para proyectos con bajas emisiones de carbono», señala Cadieu. 

    Modelo de fondo urbano de RICE

    El proyecto RICE proporcionó un modelo de fondo urbano que puede adaptarse a las necesidades específicas de las ciudades de toda la UE con el fin de brindar apoyo al desarrollo urbano. Gracias a un modelo que incorpora las mejores prácticas observadas entre los socios de RICE, el fondo es flexible. En resumen, se trata de «un instrumento financiero liderado por las ciudades, gestionado de forma independiente, con una estrategia de inversión que se ciñe a las prioridades políticas de la ciudad y que consigue un aprovechamiento significativo de la inversión pública». 

    El director del proyecto RICE, van den Bungelaar, subraya los beneficios de la asociación y declara: 

    «El modelo establece un marco flexible para un instrumento financiero de desarrollo urbano que logra un aprovechamiento significativo de la inversión pública junto con un paquete de asistencia técnica de apoyo a la ejecución. El modelo está diseñado para ser simple y poder replicarlo y adaptarlo para que otros puedan adoptarlo como base de un instrumento financiero de desarrollo urbano». 

    Aunque la participación de un gestor de fondos independiente impulsa su ejecución, las ciudades son las encargadas de dirigir la elaboración de una estrategia de inversión urbana. Mediante la creación del fondo urbano, las ciudades europeas tienen la oportunidad de poner en práctica su visión y su estrategia. 

    Aprovechamiento del apoyo de la política de cohesión

    Los recursos públicos, como los Fondos EIE, desempeñan un papel fundamental a la hora de colmar las lagunas del mercado, dado que permiten que muchos proyectos accedan a financiación de la UE que, de otro modo, no estaría disponible o sería demasiado costosa. Cuando las ciudades tienen acceso a los recursos de los Fondos EIE, pueden ejecutar con éxito instrumentos financieros que se adapten a sus necesidades locales, a través de la movilización adecuada de otras inversiones públicas y privadas en proyectos. Esto puede hacerse a través de préstamos y garantías para proyectos urbanos a largo plazo, capital o cuasicapital para inversiones en proyectos con un perfil de riesgo más alto, o una combinación de apoyo en forma de ayudas reembolsables y subvenciones. 

    Muchas ciudades no cuentan con una experiencia amplia en la creación de fondos urbanos. Por lo tanto, necesitan apoyo profesional en el diseño y la creación de nuevos instrumentos financieros. Los programas de asistencia técnica financiados por la Comisión Europea, como el MRA, facilitan la preparación y la ejecución de un nuevo fondo urbano, ya que ayudan a las ciudades a desarrollar sus propias capacidades. 

    «Para las ciudades que se estrenan en el mundo de los instrumentos financieros, como los fondos de desarrollo urbano, el proyecto MRA-RICE ofrece una herramienta útil para embarcarse en la creación de un instrumento financiero nuevo y evaluar su viabilidad en un contexto local», dice Lucia Scopelliti, que trabaja en el municipio de Milán. 

    Para más información sobre MRA-RICE, véase www.fi-compass.eu.

    Panorama 69: Moravia-Silesia emerges from its industrial past

Más noticias

We are facing important challenges in Europe. We need to continue boosting economic growth and creating employment. We must do more with less and this can be achieved through financial instruments.

Commission services are committed to making this smarter use of EU resources through financial instruments as a more efficient and sustainable alternative to complement traditional grant-based support. It should be pointed out that financial instruments are not an end in themselves but a policy delivery mechanism.

Besides the obvious advantages of leveraging additional resources and recycling funds over the long term, the repayable nature of financial instruments offers incentives to better performance, including greater financial discipline at the level of supported projects. Last but not least, the reflows from these investments become resources at the disposal of national authorities, that can subsequently be reinvested into further projects.

ESIF and EFSI complementarities

  • European Structural and Investment Funds and European Fund for Strategic Investments complementarities: Ensuring coordination, synergies and complementarity en pdf

Documents

Data

Track the progress in financial instruments under the ESI Funds, their thematic and national allocation and how they are used with our Data Platform.

View the data

Need to know more?

The fi-compass platform maintains a library of documents, country pages, examples and events

Contact

European Commission - DG Regional Policy
Unit B3 - Financial Instruments and relations with International Financial Institutions
Avenue de Beaulieu 5
B-1160 Brussels
Tel: 32 2 29 59332
Fax: +32 2 292 0904
REGIO-B3-FINANCIAL-INSTRUMENTS@ec.europa.eu