Constitución del 3 de mayo de 1791 (Varsovia, Polonia)

La Constitución del 3 de mayo de 1791, adoptada por la Mancomunidad de Polonia y Lituana, refleja las influencias de la Ilustración, por las que se primaban la razón, el Derecho y la libertad.

Fue la primera constitución aprobada democráticamente en Europa y simboliza la transformación democrática y pacífica de un sistema político.