Palacio de la Paz (La Haya, Países Bajos)

El Palacio de la Paz refleja la historia de la paz en Europa. Antes de abrirse el Palacio en 1913, La Haya acogió en 1899 la primera Conferencia de Paz mundial, que marcó la culminación del movimiento pacifista del siglo XIX, apoyado por muchos intelectuales europeos. Desde 1913 en adelante, este palacio ha venido albergando conferencias de paz internacionales con el fin de regular la carrera armamentística y de resolver litigios internacionales mediante arbitraje.

Esta labor se sigue llevando a cabo hoy en día y el Palacio de la Paz es sede de numerosas instituciones judiciales (la Corte Internacional de Justicia, la Corte Permanente de Arbitraje y la Academia de Derecho Internacional de La Haya). Por todo esto, el Palacio encarna los valores de paz y justicia y a menudo recibe el nombre de la «sede del Derecho internacional».