International Partnerships

Facilidad Regional de la Unión Europea y América Latina y el Caribe para el Desarrollo en Transición

Share on

La Facilidad Regional de la Unión Europea para el Desarrollo en Transición para América Latina y el Caribe (ALC) busca crear un diálogo abierto entre Europa y los países de ALC sobre el efecto que tiene la transición a un nivel de renta más elevado en la capacidad de los países socios para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La Facilidad (recientemente rebautizada en español como Facilidad de Desarrollo en Transición para América Latina y el Caribe, DeTALC) se creó en 2017 como parte de un esfuerzo conjunto entre la Unión Europea (UE), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La UE es uno de los principales donantes de ALC y se ha comprometido a mantener su apoyo a la región con DeTALC a lo largo del marco financiero plurianual 2021-2027.

Key Information
Total budget
€28 million
EU Contribution
€19.5 million
Founding organisations
EU, OECD and Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC)
Geographical coverage
Latin America and Caribbean
Duration
Implemented since 2018

El concepto de «desarrollo en transición»

El «desarrollo en transición» (DeT) replantea el concepto tradicional de desarrollo para respaldar la transición hacia un desarrollo inclusivo y sostenible. El DeT va más allá de las clasificaciones de países basadas exclusivamente en su nivel general de ingresos. Implica una comprensión del desarrollo como un proceso dinámico, en el que se experimentan transiciones en todos los niveles de ingresos.

El DiT insta a que se mejoren las capacidades nacionales y se adopten modalidades más innovadoras de cooperación internacional para el desarrollo. Al hacerlo, busca apoyar tanto los objetivos nacionales de desarrollo como los esfuerzos internacionales para promover los bienes públicos regionales y mundiales.

La DeTALC y la pandemia de COVID-19

En años anteriores a la pandemia de COVID-19, los países de ALC debían lidiar con los diferentes problemas estructurales y trampas de desarrollo relacionados con la pobreza y la desigualdad, así como con una estructura productiva heterogénea, escasas capacidades de innovación y bajos niveles de diversificación.

Estos retos se han visto exacerbados por la pandemia de COVID-19, cuyos efectos económicos suponen una grave amenaza para la cohesión social.

Aunque los gobiernos de ALC pusieron en marcha de inmediato medidas para aliviar el impacto de la pandemia, estas respuestas nacionales pueden no ser suficientes para superar la crisis y hacer frente a desafíos mundiales como el cambio climático.

Ámbitos de actuación de la DeTALC contra la COVID-19

La Facilidad Regional para el Desarrollo en Transición ha identificado cinco dimensiones que deben estudiarse para crear hojas de ruta nacionales de recuperación posteriores a la COVID-19, siguiendo el objetivo de la Comisión de ayudar a «reconstruir mejor»:

  • El rendimiento de los sistemas de atención sanitaria primaria en toda la región de América Latina y el Caribe.
  • Las medidas de respuesta a la crisis en sectores industriales clave.
  • La eficacia de las medidas para proteger a las personas vulnerables.
  • El impacto de la crisis de la COVID-19 en la política fiscal.
  • El papel de la comunidad internacional en la lucha contra la pandemia.

Organización de la Facilidad

La DeTALC se construye en torno a cuatro pilares principales, cada uno de los cuales aborda un ámbito clave del nuevo concepto de desarrollo que promueve la Facilidad.

  • Pilar I: Apoyar un diálogo estratégico regional de alto nivel.
  • Pilar II: Apoyar el diálogo y las reformas políticas nacionales.
  • Pilar III: Apoyar el diálogo político regional y el intercambio de buenas prácticas.
  • Pilar IV: Respuestas especializadas e innovadoras frente al impacto de la transición hacia un nivel superior de ingresos.

Related topics