International Partnerships

Coherencia de las políticas en favor del desarrollo

La UE y sus países miembros tienen un compromiso con la coherencia de las políticas en favor del desarrollo (CPD). A través de la CPD, intentan atender a los objetivos de desarrollo en aquellas políticas que puedan tener repercusiones en los países en desarrollo. La CPD busca minimizar las contradicciones y crear sinergias entre las diferentes políticas de la UE. Se trata de aumentar la eficacia de la cooperación al desarrollo en beneficio de nuestros países socios.

La CPD se introdujo en la legislación europea a través del Tratado de Maastricht (1992), y se reforzó en el Tratado de Lisboa (2009). Se reiteró en el nuevo Consenso Europeo sobre Desarrollo (2017). Partiendo de la Agenda 2030, el Consenso Europeo sobre Desarrollo reafirma el compromiso de la UE con la CPD, reconociéndola como aspecto fundamental de la estrategia encaminada a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en los países socios. El Consenso prevé que la CPD se aplique a todas las políticas y áreas contempladas en la Agenda 2030.

La Agenda 2030 suponía adoptar una nueva perspectiva de la CPD. De ahí que la Comisión adaptara su enfoque de la CPD, y también su información al respecto, en respuesta a este cambio de paradigma en la cooperación al desarrollo, para garantizar que la CPD siguiera siendo de actualidad en un marco político que evoluciona constantemente. Dado que la CPD es un aspecto clave del esfuerzo global de la UE por aplicar la Agenda 2030, el informe de la UE de 2019 sobre la coherencia de las políticas en favor del desarrollo fue uno de los resultados presentados en el Foro Político de Alto Nivel de 2019 con motivo de un acto paralelo organizado por la UE sobre el estado de sus esfuerzos internos y externos por alcanzar los ODS en Europa y en el mundo.

The relevance of Policy Coherence for Development in the current political framework

Mecanismos

A lo largo de los años, la UE ha ido intensificando gradualmente su trabajo en torno a procedimientos, instrumentos y mecanismos con el objetivo de fomentar y mejorar la coherencia de las políticas en favor del desarrollo. El paquete «Legislar mejor»incluye orientaciones específicas y un conjunto de herramientas para analizar las posibles repercusiones de las grandes iniciativas políticas de la UE en los países en desarrollo. La herramienta nº 34 contribuye a garantizar que esas repercusiones ya se tengan en cuenta desde los primeros momentos de preparación de toda iniciativa. En 2017, la CPD se integró en la labor general de la Comisión para la aplicación de la Agenda 2030.

Promoción y coordinación

Aunque los países miembros son responsables de garantizar la CPD en sus políticas nacionales y cuentan con su propio mecanismo de coordinación, la Comisión Europea organiza alrededor de dos veces al año una reunión informal de puntos de contacto nacionales sobre la CPD para compartir información sobre las prioridades y mejores prácticas en esta materia.

También impulsamos diálogos sobre la CPD en el ámbito internacional, con países socios y organizaciones internacionales tales como la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

De este modo, garantizamos la promoción y coordinación de la CPD junto con otros servicios de la Comisión, el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), las delegaciones de la UE y otras instituciones europeas.

Papel del Consejo de la UE y del Parlamento Europeo

El Consejo de la UE y el Parlamento Europeo también han reiterado su compromiso con la CPD:

  • las cuestiones relacionadas con la coherencia de las políticas en favor del desarrollo forman parte del orden del día del Consejo de Asuntos Exteriores, el Comité de Representantes Permanentes (Coreper) y el Grupo «Cooperación para el Desarrollo» (CODEV) del Consejo. Además, el Consejo facilita orientaciones a través de sus conclusiones sobre los informes relativos a la CPD.
  • La Comisión de Desarrollo (DEVE) del Parlamento Europeo es desde 2010 ponente permanente sobre la CPD. La Comisión DEVE organiza los debates parlamentarios sobre la CPD y coordina estas cuestiones con las demás comisiones parlamentarias. Además, el Parlamento Europeo fija sus propias prioridades en materia de CPD a través de sus resoluciones sobre los informes en este campo.