¿Qué hace la Comisión?

Para gestionar la crisis de los refugiados, la Comisión está elaborando una política común de migración y asilo. Esto ayudará a Europa a aprovechar las oportunidades y afrontar los retos que surgen al aumentar la movilidad transfronteriza. Esto implica:

  • brindar protección a las personas que lo necesiten
  • poner coto a la migración irregular.
  • salvar vidas en el mar y proteger las fronteras exteriores de la UE
  • garantizar la libre circulación de personas dentro del espacio Schengen
  • organizar mejor la migración legal
  • integrar mejor a los ciudadanos de terceros países en las sociedades de la UE
Objetivos
  • garantizar que todos los países de la UE apliquen plenamente el Sistema Europeo Común de Asilo (SECA)
  • reducir los incentivos a la migración irregular, luchar contra el tráfico de personas y aumentar la eficacia de las políticas de retorno
  • proteger mejor nuestras fronteras exteriores aumentando la financiación y dando un papel más importante a la Agencia Europea de Fronteras (FRONTEX)
  • garantizar el funcionamiento del espacio Schengen, sin fronteras interiores
  • favorecer la migración legal de personas que tengan las cualificaciones que necesita Europa
  • cooperar más estrechamente con los países no pertenecientes a la UE para facilitar la repatriación de los inmigrantes irregulares.