Últimas novedades

¿Qué hace la Comisión?

La Comisión Europea se compromete a apoyar políticas que contribuirán al objetivo del Pacto Verde Europeo de lograr la neutralidad de carbono de aquí a 2050. Estas políticas tienen también como finalidad impulsar el mercado interior de la energía, para que nuestra energía sea más segura, sostenible y asequible. Si bien cada país de la UE elige su propia combinación energética, existen normas comunes aplicables al mercado de la energía de la Unión. Van desde normas para garantizar que la cadena de suministro energético sea lo más eficiente y segura posible, incluyendo la seguridad nuclear, hasta el establecimiento de objetivos en materia de eficiencia energética, energías renovables e interconexiones transfronterizas. En lo que concierne a los consumidores, las normas de diseño ecológico y etiquetado energético han demostrado su gran influencia para impulsar la inversión en tecnologías más eficientes desde el punto de vista energético. La energía desempeña un papel clave en la hoja de ruta del Pacto Verde Europeo de la Comisión, razón por la cual esta publicó en 2020 una serie de iniciativas y estrategias nuevas que contribuirán a la descarbonización del sector energético.

Objetivos

Las políticas energéticas de la UE abarcan un amplio conjunto de materias orientadas en general a acelerar y facilitar la transición entre los combustibles fósiles y las tecnologías energéticas limpias de forma que nadie se quede rezagado. Hasta ahora, se ha perseguido el objetivo triple de lograr un sistema energético más seguro, sostenible y asequible a escala de la UE. Con el Pacto Verde Europeo, el principal objetivo de la Comisión es alcanzar la neutralidad de carbono de aquí a 2050. Partiendo de este amplio objetivo a largo plazo, en 2020 la Comisión publicó estrategias sobre:

  • la energía renovable marina
  • una oleada de renovación
  • la integración del sistema energético
  • el hidrógeno
  • el metano

A raíz del compromiso político de reducir las emisiones en un 55 % de aquí a 2030, establecido ya en el Derecho de UE, la Comisión quiere revisar la legislación de la UE para alcanzar este objetivo, sobre la base de los conceptos perfilados en 2020. Cabe mencionar, en particular, las propuestas legislativas para revisar las normas sobre energías renovables, eficiencia energética y eficiencia energética de los edificios, así como medidas para fomentar la descarbonización del mercado del gas, por ejemplo con la producción de hidrógeno limpio, y medidas para abordar las emisiones de metano.

Metas

De acuerdo con el incremento del nivel de ambición acordado en el marco del Pacto Verde Europeo, a saber, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55 % de aquí a 2030 respecto a los niveles de 1990 (en lugar del 40 %), la Unión está estudiando los siguientes nuevos objetivos para 2030:

  • Aumentar la proporción de energías renovables hasta el 40 % del consumo total de energía de la Unión (en lugar del 32 %)
  • Mejorar la eficiencia energética en un 36 % (consumo de energía final) y un 39 % (consumo de energía primaria) con respecto a las proyecciones de los niveles de consumo de 2007 sin medidas de eficiencia energética (en lugar del 32,5 %). Esto supone un aumento del 9 % respecto a las previsiones de 2020.
Prioridades políticasTemasDepartamentos