La crisis está poniendo a prueba la resiliencia de nuestros valores y sistemas de apoyo. En el camino hacia la recuperación, es importante aprender de la experiencia para construir una Europa mejor, más igualitaria y más justa para todos.