Aunque la crisis del coronavirus y la perturbación económica que ha provocado estén en la mente de todos, no olvidamos los retos a largo plazo relacionados con la salud de nuestro planeta. En nuestro camino hacia la recuperación, debemos construir una Europa más verde y sostenible.