Ahí radica la belleza de REFHYNE, un proyecto financiado por la UE cuyo objetivo consiste en sentar las bases de la recuperación ecológica y sostenible que Europa necesita.

Marco Richrath

Dr Marco Richrath

Dr. Marco Richrath © EbS

Es el director de la refinería Rhineland de Shell, situada en Wesseling (Alemania). La empresa forma parte de una coalición de siete expertos de Alemania, Noruega y el Reino Unido, todos especializados en la producción de hidrógeno para combustibles a escala industrial. Respaldados por la UE, unieron fuerzas para crear uno de los mayores electrolizadores del mundo, una planta que produce hidrógeno a partir de electricidad renovable, en la refinería Rhineland de Shell.

Vanguardia energética

El hidrógeno representa actualmente una fracción pequeña de la combinación energética de la UE y del mundo, y sigue produciéndose en gran medida a partir de combustibles fósiles, en particular gas natural o carbón. El hidrógeno limpio, obtenido de fuentes renovables de energía, puede contribuir a descarbonizar la industria pesada o el transporte de mercancías por carretera, sectores en los que se queman grandes cantidades de combustibles fósiles.

Energy tank

Tanque de energía © Unión Europea, 2020

El hidrógeno también puede almacenarse en pilas de combustible —básicamente, baterías de gran tamaño— y utilizarse de manera flexible en los sectores de la industria, el transporte, la electricidad y la construcción, sin las fluctuaciones del suministro que conllevan las fuentes que dependen de las condiciones meteorológicas, como la energía eólica o la solar. Extender el uso de hidrógeno podría representar un paso esencial hacia una Europa climáticamente neutra, objetivo que la UE quiere haber alcanzado en 2050.

El hidrógeno limpio, ¿es para mañana?

No tan rápido. Sigue habiendo muchas barreras que superar, tanto técnicas como comerciales. Por un lado, la investigación es tan compleja que ninguna empresa, ningún organismo público de investigación ni ningún país puede llevarla a cabo en solitario.

«La financiación de la UE brinda la oportunidad de aprender. Con este proyecto podemos probar el funcionamiento de la planta y pensar realmente en cómo expandir la tecnología de cara a su utilización en el futuro. Producir hidrógeno con el electrolizador permitiría ahorrar unas 10 000 toneladas de CO2 al año».

Cyclist in front of REFHYNE sign

Un ciclista ante un cartel de REFHYNE© Unión Europea, 2020

Recuperación ecológica

El hidrógeno limpio es solamente una de las piezas necesarias y uno de los elementos del Pacto Verde Europeo, una estrategia adoptada por la UE para reducir nuestra dependencia de combustibles fósiles contaminantes e importados. No solo es bueno para el planeta, sino que también generará empleo, nos ayudará a reconstruir la economía después de la crisis del coronavirus y garantizará un futuro mejor a las generaciones venideras.

«Gracias a la financiación de la UE, las empresas europeas pueden liderar la transición energética ecológica».

Dr Marco Richrath

Dr. Marco Richrath © EbS