Corredores verdes: garantizar la libre circulación de bienes y servicios

Para que las mercancías circulen libre y eficazmente en toda la UE, la Comisión Europea publicó el 23 de marzo de 2020 consejos prácticos sobre el establecimiento de «corredores verdes»: pasos fronterizos abiertos a todos los vehículos de transporte de mercancías donde los controles sanitarios o de otro tipo no deben durar más de 15 minutos.

El 28 de octubre, la Comisión propuso ampliar el enfoque de los corredores verdes para garantizar que el transporte multimodal funcione eficazmente en ámbitos como el del transporte ferroviario, aéreo y marítimo de mercancías. Los Estados miembros deben garantizar una libre circulación de mercancías sin fisuras en todo el mercado único.

La Comisión también instó a los Estados miembros de la UE a facilitar las operaciones de transporte aéreo durante la crisis del coronavirus y presentó nuevas orientaciones para mantener en movimiento los flujos de transporte esenciales, en particular los de suministros médicos y personal sanitario.

La Comisión publicó consejos prácticos sobre el mantenimiento de la circulación el transporte de mercancías en toda la UE durante la actual pandemia. Se pidió a los Estados miembros que designaran inmediatamente todos los pasos fronterizos internos pertinentes de la red transeuropea de transporte (RTE-T) como «corredores verdes». Los corredores verdes deben estar abiertos para todos los vehículos de transporte de mercancías, independientemente de los productos que transporten.

Los tiempos de demora de los camiones en las fronteras pueden consultarse aquí.

A map of Europe showing roads and border crossings

Mapa interactivo de los pasos fronterizos

 

Transporte

La Comisión Europea y los Estados miembros están tomando medidas para mitigar el impacto de la pandemia de COVID-19 en el sector del transporte y garantizar un flujo rápido y continuo de mercancías en toda la UE. Aquí se incluyen, entre otras cosas, los productos esenciales, como los alimentos y los suministros médicos.

Resumen de las medidas nacionales por país

La Comisión también adoptó un paquete de medidas el 29 de abril de 2020 para apoyar a las empresas de los sectores del transporte por carretera, aéreo, ferroviario y marítimo. Está en consonancia con las medidas adoptadas para garantizar la seguridad de los trabajadores del sector del transporte, mantener a los viajeros informados sobre sus derechos y garantizar la circulación de los bienes esenciales en toda Europa.

El objetivo de estas medidas es aligerar la carga normativa y reducir los costes para las empresas de transporte. La continuidad de las cadenas de suministro por vía aérea, especialmente de suministros médicos sumamente críticos, redunda en el interés común de todos. Estas medidas excepcionales serán temporales y se limitarán a la duración de la crisis del coronavirus. Cualquier restricción incompatible con el Derecho de la Unión debe eliminarse.

Recomendación sobre un enfoque coordinado de los viajes y el transporte en respuesta a la nueva variante del coronavirus en el Reino Unido

El 22 de diciembre, ante el rápido aumento de los casos de COVID-19 en algunas zonas de Inglaterra, de los cuales gran parte corresponde a una nueva variante del virus, la Comisión adoptó una Recomendación sobre un enfoque coordinado de las medidas relativas a los viajes y al transporte.

Pese a ser importante tomar con rapidez medidas preventivas temporales para limitar que se propague la nueva cepa del virus, y a que deben desaconsejarse todos los viajes no esenciales hacia y desde el Reino Unido,

el personal de transporte dentro de la UE debe quedar exento de cualquier prohibición de viajar a través de cualquier frontera, así como de los requisitos de prueba y cuarentena al pasar a través de una frontera hacia y desde un barco, vehículo o avión. Si en los próximos días, y en el caso específico de la UE y el Reino Unido, un Estado miembro hace obligatorias las pruebas rápidas de antígeno para los trabajadores del transporte, eso no debe dar lugar a perturbaciones del transporte.

Con arreglo a la Comunicación sobre carriles verdes y la Comunicación sobre trasporte aéreo de mercancías, deben mantenerse sin interrupción los flujos de carga, en particular para garantizar la distribución oportuna de las vacunas contra la COVID-19.

Transporte terrestre

Mantener la continuidad sin interrupciones del transporte terrestre es de vital importancia para que el mercado interior de la UE funcione y responda eficazmente a la actual crisis de salud pública. 

La Comisión ha establecido cuatro objetivos para garantizar la continuidad del servicio de transporte de mercancías en las carreteras europeas:

  • el cruce de las frontera por un «corredor verde» no debe llevar más de 15 minutos, incluidos todos los controles, también los sanitarios; (véanse las recomendaciones generales sobre medidas de salud pública y controles sanitarios en los puntos de entrada);
  • los «corredores verdes» deben estar abiertos a los vehículos que transporten cualquier tipo de mercancías; las cadenas de suministro en Europa están estrechamente integradas; tenemos que garantizar la libre circulación de todas las mercancías;
  • los gobiernos nacionales deben suspender las restricciones siempre que sea posible (por ejemplo, la prohibición de conducir durante los fines de semana o de noche); se trata de una situación excepcional, por lo que debemos ser flexibles;
  • reducir el papeleo exigido a los trabajadores del transporte de todas las nacionalidades para que puedan cruzar las fronteras con mayor rapidez.

Transporte aéreo

El transporte aéreo es uno de los sectores más duramente golpeados, con un nivel actual de vuelos de solo un 40 % en comparación con el de 2019. Según las normas de la UE, los Estados miembros pueden aplicar varias medidas necesarias para contener la propagación del coronavirus, como la suspensión de los vuelos procedentes de otros Estados miembros de la UE. Los criterios para decidir qué medidas adoptar deben coordinarse en toda la UE. En particular, es fundamental mantener las conexiones de transporte necesarias para proporcionar una respuesta de emergencia.

En mayo, la Comisión adoptó normas que modificaban algunas partes del reglamento sobre los servicios aéreos para aliviar la presión financiera ejercida sobre los operadores del sector del transporte aéreo y los proveedores de servicios de asistencia en tierra. El 13 de noviembre, la Comisión anunció que algunas de esas disposiciones temporales se prorrogarán en 2021. No obstante, la Comisión no extenderá la flexibilidad ofrecida desde mayo en relación con las restricciones prolongadas de vuelos, ya que las medidas sanitarias aplicadas se consideran más eficaces para controlar la propagación del coronavirus.

La Comisión Europea y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) han publicado varios documentos de orientación relacionados con la salud y la seguridad durante los vuelos en relación con la pandemia de COVID-19, destinados a las autoridades competentes, los aeropuertos, las compañías aéreas y sus tripulaciones. Estas recomendaciones jurídicamente no vinculantes sobre cómo detectar y gestionar pasajeros enfermos en aviones y aeropuertos están disponibles en la web de la AESA.

Evitar los «vuelos fantasma» y ofrecer flexibilidad a las compañías aéreas

El tráfico aéreo ha disminuido significativamente durante la pandemia de COVID-19 en Europa. A fin de contribuir a paliar el impacto de la pandemia, la Comisión Europea presentó rápidamente legislación específica para eximir temporalmente a las compañías aéreas de sus obligaciones en lo que respecta a la utilización de las franjas horarias, de acuerdo con la legislación de la UE. La modificación del Reglamento de la UE sobre las franjas horarias se aprobó y entró en vigor el 1 de abril de 2020.

El 14 de octubre, la Comisión adoptó una prórroga, hasta el 27 de marzo de 2021, de la exención de las normas de la UE sobre el uso de franjas horarias aeroportuarias para cubrir la totalidad de la temporada de invierno. Esta medida permitirá a las compañías aéreas planificar sus horarios de vuelo con mayor certidumbre sin temor a perder sus franjas horarias, ya que, en circunstancias normales, las compañías aéreas tienen que utilizar el 80 % de las franjas horarias asignadas para asegurarse la misma asignación en la temporada siguiente. Esto puede incitar a las compañías aéreas a hacer volar aviones casi vacíos (los denominados «vuelos fantasma») para conservar sus franjas horarias, lo que da lugar a emisiones de CO2 innecesarias. La Decisión se basa en los resultados del informe de la Comisión sobre los datos del tráfico aéreo.

El 16 de diciembre, la Comisión adoptó otra propuesta sobre la asignación de franjas horarias que concede a las partes interesadas del sector de la aviación la exención de los requisitos sobre el uso de las franjas horarias aeroportuarias para la temporada de programación del verano de 2021. La propuesta reduce al 40 % el umbral del 80 % de las franjas horarias asignadas para las temporadas posteriores, con el fin de garantizar un determinado nivel de servicios al tiempo que también se concede a las aerolíneas un margen de seguridad en el uso de sus franjas horarias. Además, la propuesta introduce varias condiciones destinadas a garantizar que la capacidad de los aeropuertos se utilice de manera eficiente y sin dañar la competencia. Aunque la propuesta debe ser aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo, la Comisión espera que el sector cumpla voluntariamente las condiciones acordadas durante la próxima temporada de invierno.

Transporte aéreo de mercancías

El transporte aéreo de mercancías sigue siendo fundamental para Europa. El 26 de marzo de 2020, la Comisión Europea publicó orientaciones para seguir apoyando las operaciones de transporte aéreo de mercancías.

Las medidas incluyen:

  • la petición a los Estados miembros de que concedan derechos de tráfico temporales para las operaciones adicionales de transporte de mercancías desde fuera de la UE, en caso de que normalmente se apliquen restricciones;
  • la eliminación temporal de las prohibiciones de vuelos nocturnos y/o de las restricciones de las franjas horarias en los aeropuertos para las operaciones esenciales de transporte aéreo de mercancías;
  • permitir el uso de aviones de transporte de pasajeros para operaciones exclusivamente de carga, en caso necesario, eximiendo a sus tripulaciones de las restricciones de viaje si no presentan síntomas de COVID-19.

Transporte marítimo

El 75 % del comercio de la UE y el 30 % del transporte de mercancías dentro de la UE discurren por vía marítima. De ahí que la continuidad del transporte marítimo sea esencial. Cuando se inició la pandemia de COVID-19, muchas personas se encontraron atrapadas en el mar, ya sea como pasajeros de buques de crucero o como miembros de la tripulación de buques de carga.

La Comisión Europea publicó unas directrices para ayudar a esas personas, con recomendaciones sobre salud, repatriación y disposiciones de viaje. En esas directrices también se invitaba a los Estados miembros a permitir los cambios de tripulación y a crear una red de puertos donde esos cambios pudieran hacerse rápidamente.

Garantizar el traslado de residuos en toda la UE

El 31 de marzo de 2020, la Comisión publicó orientaciones para garantizar la adopción de un enfoque común en la UE que permita asegurar la continuidad de los traslados de residuos a través de los corredores verdes. Las circunstancias excepcionales creadas por la pandemia de COVID-19 exigen mantener un elevado nivel de protección de la salud pública y del medio ambiente. Los traslados de residuos dentro de la UE son un eslabón esencial de la cadena de suministro, desde la recogida de residuos hasta su tratamiento final. Es fundamental prevenir y reducir los posibles obstáculos a los movimientos transfronterizos de residuos dentro de la UE. Las orientaciones se dirigen a las autoridades de los Estados miembros, los operadores económicos y las partes interesadas pertinentes.

 

Documentos

DescargarPDF - 308.4 KB