Nuestra primera prioridad es la salud de nuestros ciudadanos. Al mismo tiempo, la crisis del coronavirus supone una gran sacudida para la economía europea y mundial. Los Estados miembros ya han adoptado medidas de política presupuestaria de apoyo a la liquidez para aumentar la capacidad de sus sistemas sanitarios y prestar ayuda a los ciudadanos y sectores especialmente afectados.

infographics on the EU economic response to COVID-19

Apoyar a las empresas y garantizar el empleo

La crisis del coronavirus representa un reto para la economía europea y los medios de vida de la ciudadanía. A lo largo de esta crisis sanitaria, es fundamental que preservemos los sectores críticos de nuestra economía, así como nuestros activos, tecnologías e infraestructuras, y es imperativo que protejamos a los trabajadores y el empleo.

 

 

Proteger a las pequeñas y medianas empresas

El impacto económico de la crisis del coronavirus difiere según las distintas actividades y empresas en función de una serie de factores, como la posibilidad de adaptarse a las perturbaciones en las cadenas de suministro, la disponibilidad de existencias o la dependencia de los procesos de producción «justo a tiempo».

La Comisión Europea se mantiene en estrecho contacto con las autoridades nacionales, los representantes de la industria y otras partes interesadas con el fin de supervisar y evaluar el impacto en las ramas de actividad y el comercio europeos. 

 

 

Iniciativas de apoyo a la economía

 

Apoyar la recuperación del turismo en la UE

El ecosistema turístico se ha visto particularmente afectado por las restricciones a los desplazamientos impuestas a raíz de la crisis del coronavirus. Para reactivarlo, el 13 de mayo de 2020 la Comisión propuso una serie de medidas de reapertura gradual y coordinada de las instalaciones y los servicios turísticos, junto con ayudas específicas para las empresas del sector. Entre estas cabe mencionar:

Liquidez para las empresas turísticas, en particular las de menor tamaño

  • La flexibilidad de las normas sobre ayudas estatales permite a los Estados miembros introducir sistemas de garantía para bonos y otros regímenes de liquidez, al objeto de prestar apoyo a las empresas y garantizar que se atiendan las solicitudes de reembolso a causa de la pandemia de coronavirus.
  • Financiación de la UE: La UE sigue proporcionando liquidez inmediata a las empresas afectadas por la crisis a través de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus, en régimen de gestión compartida con los Estados miembros. Además, junto con el Fondo Europeo de Inversiones, la Comisión ha puesto a disposición de 100.000 pequeñas empresas afectadas por la crisis financiación por un total de hasta 8.000 millones de euros.

Ficha informativa: La UE ayuda a relanzar el turismo en Europa

Preguntas y respuestas: Paquete de turismo y transportes

Garantizar el suministro alimentario esencial

 

Proteger la tecnología y los activos críticos europeos

El 26 de marzo de 2020, la Comisión publicó orientaciones, destinadas a los Estados miembros, sobre inversiones extranjeras directas. Las orientaciones instan a los Estados miembros a utilizar plenamente sus mecanismos de control de las inversiones para abordar los casos en que la adquisición de empresas europeas por parte de inversores extranjeros crearía riesgos.

Las orientaciones animan a los Estados miembros a controlar las inversiones directas procedentes de fuera de la UE en ámbitos específicos, como la investigación médica, la biotecnología y las infraestructuras.

Previsiones económicas

El 11 de febrero de 2021, la Comisión Europea publicó sus previsiones económicas de invierno de 2021. Según estas previsiones, la economía de la zona del euro crecerá un 3,8 % tanto en 2021 como en 2022. En el conjunto de la UE, la economía crecerá un 3,7 % en 2021 y un 3,9 % en 2022.

Se espera que las economías de la zona del euro y de la UE alcancen sus niveles de producción previos a la crisis antes de lo que anunciaban las previsiones económicas de otoño de 2020. En gran parte, esto obedece a que tanto en el segundo semestre de 2021 como en 2022 el crecimiento cobrará un impulso mayor de lo previsto. 

Tras registrar un fuerte crecimiento en el tercer trimestre de 2020, la actividad económica volvió a contraerse en el cuarto, cuando la segunda ola de la pandemia llevó a reintroducir las medidas de contención. Con estas medidas todavía en vigor, en el primer trimestre de 2021 se prevé que se contraigan tanto la economía de la UE como la de la eurozona. Se prevé que el crecimiento económico se reanude en primavera y cobre impulso en verano, a medida que los programas de vacunación avancen y se relajen gradualmente las medidas de contención.

También se espera que contribuya a la recuperación la mejora de las perspectivas económicas mundiales. El impacto económico de la pandemia sigue siendo desigual en los distintos Estados miembros y se prevé que la velocidad de la recuperación también varíe significativamente.

Infographic of projected economic growth across the EU for 2021 and 2022

Previsiones económicas del otoño de 2020

Previsiones económicas del verano de 2020

Flexibilidad en el marco de las normas presupuestarias de la UE

Por primera vez en su historia, la Comisión Europea ha activado la cláusula general de salvaguardia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento dentro de su estrategia para responder con rapidez y contundencia al brote de coronavirus de manera oportuna y coordinada. Esta cláusula, al relajar considerablemente las normas presupuestarias, permite a los gobiernos nacionales respaldar mejor las economías nacionales.  

Tras su aprobación por el Consejo, la cláusula general de salvaguardia permite a los Estados miembros adoptar medidas para hacer frente a la crisis de forma adecuada, apartándose de los requisitos presupuestarios que se aplicarían normalmente en virtud del marco presupuestario europeo. 

La medida representa un paso importante en el cumplimiento del compromiso de la Comisión de utilizar todos los instrumentos de política económica a su alcance para prestar apoyo a los Estados miembros a la hora de proteger a sus ciudadanos y paliar las consecuencias socioeconómicas extremadamente negativas de la pandemia.

El 3 de marzo de 2021, la Comisión adoptó una Comunicación que ofrece a los Estados miembros orientaciones generales en materia de política presupuestaria para el periodo venidero. La Comunicación establece orientaciones para la coordinación de las políticas presupuestarias en los Estados miembros, esenciales para sostener la recuperación económica. Establece principios para la elaboración y calidad adecuadas de las medidas presupuestarias, así como indicaciones generales de política presupuestaria en 2022 y a medio plazo, incluido el vínculo con los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. También propone la aplicación de la cláusula general de salvaguardia en 2022 hasta 2023.

DescargarPDF - 1.4 MB

 

Acciones decisivas del Banco Central Europeo y del Banco Europeo de Inversiones

El 18 de marzo, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo anunció un nuevo programa de compras de emergencia frente a la pandemia, con una dotación de 750.000 millones de euros hasta finales de año, además de los 120.000 millones de euros decididos el 12 de marzo. En conjunto representa el 7,3 % del PIB de la zona del euro. El programa es temporal y se destina a abordar la situación sin precedentes a la que se enfrenta nuestra unión monetaria. Seguirá en vigor hasta que finalice la fase de crisis.

El 16 de marzo, el Grupo del Banco Europeo de Inversiones propuso un plan para movilizar hasta 40.000 millones de euros en financiación. Se destinarán a préstamos puente, aplazamientos de créditos y otras medidas destinadas a aliviar las dificultades de liquidez y de capital circulante para las pymes y las empresas de mediana capitalización. El Grupo del Banco Europeo de Inversiones, incluido el Fondo Europeo de Inversiones, que se especializa en el apoyo de las pequeñas y medianas empresas, trabajará a través de intermediarios financieros en los Estados miembros y en colaboración con los bancos nacionales de fomento. El paquete de financiación propuesto consiste en:

  • Sistemas de garantía específicos para los bancos sobre la base de los programas existentes de utilización inmediata, con un máximo de 20.000 millones de euros de financiación.
  • Líneas de liquidez específicas para los bancos que garanticen un apoyo adicional al capital circulante para las pequeñas y medianas empresas y las empresas de mediana capitalización de 10.000 millones de euros.
  • Programas específicos de compras de bonos de titulización de activos para permitir que los bancos transmitan riesgos crediticios sobre carteras de préstamos de pequeñas y medianas empresas, con otros 10.000 millones de euros de ayuda.

Documentos

COVID-19 - Economic package, 2 April 2020