Nuestra primera prioridad es la salud de nuestros ciudadanos. Al mismo tiempo, el brote de coronavirus supone una gran sacudida para la economía europea y mundial. Los Estados miembros ya han adoptado o están adoptando medidas de política presupuestaria de apoyo a la liquidez para aumentar la capacidad de sus sistemas sanitarios y prestar ayuda a los ciudadanos y sectores especialmente afectados.

economic response visual

Resumen de las medidas por país

Para amortiguar el impacto en los medios de vida de las personas y en la economía, la Comisión Europea ha adoptado una respuesta económica global al brote, ha flexibilizado al máximo las normas presupuestarias de la UE, ha revisado sus normas en materia de ayudas estatales y ha establecido una Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus, dotada con 37.000 millones de euros, para proporcionar liquidez a las pequeñas empresas y al sector de la asistencia sanitaria.

Además, el 2 de abril, la Comisión propuso unas medidas de gran alcance destinadas a movilizar cada euro del presupuesto de la UE para proteger las vidas y los medios de subsistencia de los ciudadanos. La Comisión puso en marcha una nueva iniciativa denominada SURE – Instrumento Europeo de Apoyo Temporal para Atenuar los Riesgos de Desempleo en una Emergencia para contribuir a conservar puestos de trabajo y apoyar a las familias. Propuso también reorientar todos los fondos estructurales disponibles hacia la respuesta al coronavirus. Los agricultores y los pescadores también recibirán ayudas, al igual que los más desfavorecidos. Una Iniciativa de Solidaridad Sanitaria de la UE, dotada con 3.000 millones de euros, atenderá las necesidades de los sistemas sanitarios de los Estados miembros.

Apoyar la recuperación del turismo en la UE

El ecosistema turístico se ha visto particularmente afectado por las fuertes restricciones a los desplazamientos impuestas a raíz del brote de coronavirus. Para reactivarlo, el 13 de mayo la Comisión propuso una serie de medidas de reapertura gradual y coordinada de las instalaciones y los servicios turísticos, junto con ayudas específicas para las empresas del sector. Son las siguientes:

Liquidez para las empresas turísticas, en particular las de menor tamaño

  • La flexibilidad de las normas sobre ayudas estatales permite a los Estados miembros introducir sistemas de garantía para bonos y otros regímenes de liquidez, al objeto de prestar apoyo a las empresas y garantizar que se atiendan las solicitudes de reembolso a causa de la pandemia de coronavirus.
  • Financiación de la UE: la UE sigue proporcionando liquidez inmediata a las empresas afectadas por la crisis a través de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus, en régimen de gestión compartida con los Estados miembros. Además, junto con el Fondo Europeo de Inversiones, la Comisión ha puesto a disposición de 100.000 pequeñas empresas afectadas por la crisis financiación por un total de hasta 8.000 millones de euros.

Proteger el empleo con hasta 100.000 millones de euros de ayudas del programa SURE

El programa SURE ayuda a los Estados miembros a cubrir los costes de los regímenes nacionales de reducción del tiempo de trabajo y otras medidas similares destinadas a salvaguardar los puestos de trabajo en las empresas. La Comisión también apoya las asociaciones entre los servicios de empleo, los interlocutores sociales y las empresas para facilitar el reciclaje profesional, especialmente para los trabajadores temporeros.

Conectar a los ciudadanos con la oferta local, promoviendo el turismo y Europa como destino seguro

Entre otras actuaciones, la Comisión seguirá colaborando con los Estados miembros para promover el turismo sostenible en consonancia con el Pacto Verde Europeo y fomentar la transformación digital de los servicios turísticos. Además, impulsará campañas de comunicación paneuropeas para promover Europa como destino turístico. Asimismo, organizará una convención europea de turismo sobre el futuro de un ecosistema turístico europeo sostenible, innovador y resiliente.

Ficha informativa: la UE ayuda a relanzar el turismo en Europa

Preguntas y respuestas: paquetes turísticos y transportes

Comunicado de prensa

Conservar las empresas y apoyar el empleo

La pandemia de coronavirus representa un reto para la economía europea y los medios de vida de la ciudadanía. A lo largo de esta crisis sanitaria, es fundamental que preservemos los sectores críticos de nuestra economía, así como nuestros activos, tecnologías e infraestructuras, y es imperativo que protejamos a los trabajadores y el empleo.

SURE – un nuevo instrumento para atenuar los riesgos del desempleo 

El 28 de septiembre, la Comisión Europea acogió favorablemente la aprobación por parte del Consejo de una ayuda financiera de 87.900 millones de euros a diecisiete Estados miembros en el marco del Instrumento Europeo de Apoyo Temporal para Atenuar los Riesgos de Desempleo en una Emergencia (SURE) con el fin de ayudar a proteger el empleo y a los trabajadores afectados por la pandemia de coronavirus.
Esto se basó en las propuestas presentadas por la Comisión al Consejo los días 24 y 25 de agosto. SURE concederá hasta 100.000 millones de euros de ayuda financiera. Fue la consecuencia de la finalización de los procedimientos nacionales de aprobación y las firmas por parte de todos los Estados miembros para establecer los acuerdos de garantía con la Comisión por un valor total de 25.000 millones de euros.

El 13 de noviembre, la Comisión presentó una propuesta de decisión al Consejo para conceder una ayuda financiera de 2.500 millones de euros a Irlanda en el marco del instrumento SURE. Con esta propuesta se alcanza una ayuda financiera global propuesta en el ámbito de SURE por un valor total de 90.300 millones de euros y a favor de 18 Estados miembros.

Entre finales de octubre y finales de noviembre, 15 países de la UE han recibido alrededor de 40 000 millones de euros en el marco del instrumento SURE de la UE. La Comisión ha desembolsado la financiación en 3 tramos:

  • La Comisión desembolsó 17 000 millones de euros a 3 países de la UE en un primer tramo el 27 de octubre.
  • La Comisión desembolsó 14 000 millones de euros a 9 países de la UE en un segundo tramo el 17 de noviembre.
  • La Comisión desembolsó 8 500 millones de euros a 5 países de la UE en un tercer tramo.

 

Más información sobre SURE

Bonos sociales SURE de la UE

La Comisión financió este instrumento mediante la emisión de bonos sociales. El objetivo del marco de bonos sociales es dar a los que invierten en estos bonos la seguridad de que los fondos movilizados se destinarán a un verdadero objetivo social. El 21 de octubre, la Comisión Europea emitió por primera vez bonos sociales por un valor de 17.000 millones de euros en el marco del instrumento SURE de la UE para ayudar a proteger el empleo y mantener a los trabajadores en el puesto de trabajo. El 10 de noviembre, la Comisión emitió bonos sociales por segunda vez en el marco del instrumento SURE, por valor de 14.000 millones de euros, para ayudar a proteger los puestos de trabajo y mantener a las personas empleadas. El 25 de noviembre, la Comisión Europea emitió bonos sociales por un valor de 8.500 millones de euros en el marco del instrumento SURE de la UE para ayudar a proteger el empleo y mantener a los trabajadores en el puesto de trabajo.

Apoyo al empleo juvenil: un puente hacia el empleo para la próxima generación

La pandemia de coronavirus ha acentuado las dificultades a las que a menudo se enfrentan muchos jóvenes en el mercado de trabajo. El 30 de octubre, el Consejo adoptó la propuesta de la Comisión de Recomendación del Consejo relativa a un puente hacia el empleo, presentada por la Comisión el 1 de julio de 2020, que refuerza la Garantía Juvenil.

Los jóvenes inscritos en la Garantía Juvenil tienen derecho a recibir una oferta de empleo, de formación continua, de prácticas o de aprendizaje en un plazo de cuatro meses desde que abandonen la enseñanza oficial o pierdan su empleo. Cada año desde 2014, más de 3,5 millones de jóvenes inscritos en la Garantía Juvenil han aceptado una oferta de ese tipo. De acuerdo con la nueva Recomendación, la Garantía Juvenil se dirige a un grupo más amplio: los jóvenes de 15 a 29 años. También adopta un enfoque más personalizado al ofrecer a los jóvenes, especialmente a los más vulnerables, orientaciones acordes con sus necesidades individuales y con la transición ecológica y digital de nuestras economías. La prioridad principal es velar por que los jóvenes adquieran las competencias digitales adecuadas.

En el marco de NextGenerationEU y del futuro presupuesto de la UE, la Comisión ya ha propuesto importantes oportunidades de financiación europea para la próxima generación y el empleo juvenil, por lo que corresponde ahora a los Estados miembros dar prioridad a estas inversiones. Se deberán destinar al menos 22.000 millones de euros al apoyo del empleo juvenil.

Apoyo al empleo juvenil - Un puente hacia el empleo para la próxima generación

Apoyo al empleo juvenil - Un puente hacia el empleo para la próxima generación

Proteger a las pequeñas y medianas empresas

El 6 de abril, la Comisión anunció que, en abril, se podría disponer de una financiación estimada en 8.000 millones de euros para proporcionar ayuda financiera inmediata a las pequeñas y medianas empresas de toda la UE. La Comisión ha desbloqueado 1.000 millones de euros del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas que constituirán una garantía para el Fondo Europeo de Inversiones a fin de que pueda incentivar a los bancos locales y otras entidades de préstamo para que aporten liquidez a un mínimo de 100.000 pequeñas y medianas empresas europeas.

El 30 de septiembre, el Grupo del BEI, constituido por el Fondo Europeo de Inversiones y el Banco Europeo de Inversiones, llegó a un acuerdo con el Commerzbank sobre un nuevo régimen de préstamos favorables que proporcionará hasta 500 millones de euros a pequeñas y medianas empresas alemanas. La financiación tiene como objetivo paliar el impacto de la crisis en las pequeñas empresas y permitir a las empresas más pequeñas y a las empresas de mediana capitalización, así como a los trabajadores autónomos, seguir manteniendo su actividad. La operación se beneficia de la ayuda del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, el pilar central del Plan de Inversiones para Europa, en el que el Grupo del BEI y la Comisión Europea son socios estratégicos, para reforzar la competitividad de la economía europea.

El 6 de octubre, el Fondo Europeo de Inversiones y el Raiffeisenbank firmaron un acuerdo de garantía de 10 millones de euros para apoyar a las pequeñas y medianas empresas privadas y públicas en los sectores cultural y creativo de Bulgaria. El acuerdo ofrece préstamos con mejores condiciones a las pequeñas y medianas empresas afectadas por la crisis del coronavirus, contribuyendo así a mantener el empleo. El 14 de octubre, gracias a una garantía de 6 millones de euros del Fondo Europeo de Inversiones, se asignó una ayuda financiera a las pequeñas y medianas empresas de los sectores cultural y creativo de Estonia, Letonia, Lituania y Finlandia. La garantía, primera operación del Instrumento de Garantía de los Sectores Cultural y Creativo, se concedió al prestamista estonio Finora Capital, empresa de financiación alternativa totalmente digital. El régimen permite a las empresas acceder a préstamos más asequibles, y a Finora Capital, desarrollar un nuevo producto que responda a las necesidades específicas de las pequeñas y medianas empresas de los sectores de la cultura y la creación, desarrollar competencias en la financiación de estos sectores y expandirse a otros mercados.

Los acuerdos cuentan con el respaldo del Instrumento de Garantía de los Sectores Cultural y Creativo de la Comisión y el apoyo del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas.

El 19 de octubre, el Grupo del Banco Europeo de Inversiones acordó proporcionar a Alba Leasing, especialista italiano en leasing, 490 millones de euros en una operación de financiación de titulización, desbloqueando 1.000 millones de euros en nuevos recursos financieros para las empresas pequeñas, medianas y de mediana capitalización en Italia. Esta operación permitirá financiar hasta el 100 % de nuevas inversiones y proyectos en todos los sectores económicos, prestando especial atención a las inversiones medioambientales. Alrededor de 8.000 pequeñas y medianas empresas de toda Italia recibirán apoyo para sus proyectos de inversión, a fin de ayudarlas a recuperarse de la crisis económica provocada por la pandemia y apoyar su transición ecológica.

El 20 de octubre, el Grupo del Banco Europeo de Inversiones y el Banco Santander en España acordaron una financiación adicional en condiciones favorables para las empresas pequeñas, medianas y de mediana capitalización españolas afectadas por la crisis del coronavirus. Respaldado por el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, el principal pilar del Plan de Inversiones para Europa, el acuerdo asignó más de 900 millones de euros para apoyar la recuperación económica de las empresas españolas. La nueva financiación se centrará específicamente en las inversiones en innovación, digitalización y mitigación del cambio climático y adaptación al mismo.

La supervivencia de las pequeñas y medianas empresas más afectadas económicamente por el coronavirus es esencial para las economías nacionales de la UE. Este apoyo forma parte de un paquete global concebido conjuntamente por la Comisión y el Grupo del Banco Europeo de Inversiones.

Ayuda para su empresa

El impacto económico del coronavirus difiere según las distintas actividades y empresas en función de una serie de factores, como la dependencia de China como fuente de suministro de productos intermedios, la posibilidad de cambiar a proveedores alternativos y la disponibilidad de existencias o la dependencia de los procesos de producción «justo a tiempo». 

La Comisión Europea se mantiene en estrecho contacto con las autoridades nacionales, los representantes de la industria y otras partes interesadas con el fin de supervisar y evaluar el impacto en las ramas de actividad y el comercio europeos. La Comisión actúa donde puede para ayudar a diferentes sectores industriales, en particular los que son esenciales para la producción y el suministro de alimentos y el turismo.

La financiación de la UE está disponible para todos los tipos de empresas: pequeñas y medianas empresas y empresas más grandes. Las formas de financiación adoptan varios tipos: préstamos a empresas, microfinanciación, garantías y capital riesgo. Cada año, la UE presta su apoyo a más de 200.000 empresas. La Comisión puede ayudar a localizar las entidades que proporcionan apoyo financiero. 

Paquete bancario para apoyar a los hogares y las empresas

El 28 de abril, la Comisión Europea adoptó un paquete bancario para facilitar la concesión de préstamos bancarios a los hogares y las empresas de toda la UE. Este paquete garantiza que los bancos puedan seguir prestando dinero, apoyando así la economía y mitigando de manera significativa los efectos en los ciudadanos y las empresas. Al aplicar la plena flexibilidad de las normas bancarias de la UE y proponer cambios legislativos específicos, la Comisión permite que los bancos sigan proporcionando liquidez a aquellos que la necesitan. La Comisión entabla así un diálogo con el sector financiero europeo y estudia la forma de desarrollar mejores prácticas y apoyar en mayor medida a los ciudadanos y las empresas. El paquete bancario incluye una Comunicación Interpretativa de los marcos contable y prudencial de la UE, además de modificaciones específicas de «solución rápida» de las normas bancarias de la UE.

Mejores prácticas para proporcionar ayuda a los consumidores y las empresas

El 14 de julio, la Comisión acogió con satisfacción una lista de «mejores prácticas» para prestar ayuda a los consumidores y las empresas y contribuir a paliar el impacto de la pandemia de coronavirus. La lista fue acordada por el sector financiero europeo y las organizaciones de consumidores y empresas. La lista establece concretamente cómo los distintos participantes en el mercado pueden ayudar a los ciudadanos y a las empresas durante la crisis. Las mejores prácticas abarcan aspectos tales como acordar el aplazamiento de los pagos, permitir pagos seguros sin efectivo y conceder préstamos rápidos a tipos de interés justos para ayudar a quienes se enfrentan a dificultades financieras.

Semestre Europeo

La Comisión ha presentado su paquete de otoño, incluidos los dictámenes sobre los proyectos de planes presupuestarios para 2021, que tienen en cuenta la actual crisis sanitaria. Se trata de la segunda fase del ciclo del Semestre Europeo de 2021, que comenzó en septiembre con la publicación de la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible.

Los dictámenes sobre los PPP de 2021 tienen en cuenta el elevado nivel de incertidumbre y la grave recesión económica resultante del brote de coronavirus. Por lo tanto, los dictámenes examinan, en particular, si las medidas presupuestarias de apoyo previstas para 2021 son temporales y, en caso de que no lo sean, si se prevé la adopción de medidas de compensación.

En primavera, los Estados miembros reciben recomendaciones de la Comisión con dos calendarios diferentes: a corto plazo, mitigar las graves consecuencias económicas negativas de la pandemia de COVID-19; a corto y medio plazo, alcanzar un crecimiento sostenible e inclusivo que facilite la transición ecológica y la transformación digital. Fomentar la sostenibilidad competitiva para construir una economía al servicio de las personas y del planeta sigue siendo de capital importancia en el contexto de la crisis del coronavirus.

  • Icon of a virus

    Mitigar las repercusiones sanitarias y socioeconómicas inmediatas de la pandemia de coronavirus

  •  

    Icon of a euro sign and a stack of coins

    Restablecer el crecimiento y, paralelamente, apoyar las transiciones ecológica y digital en el mercado único 

Para relanzar la actividad económica, mitigar los daños al tejido económico y social y reducir las divergencias y los desequilibrios es esencial una respuesta económica europea coordinada. Por consiguiente, el Semestre Europeo de coordinación de las políticas económicas y de empleo constituye un elemento fundamental de la estrategia de recuperación.

Semestre Europeo de 2021

Previsiones económicas

La crisis del coronavirus supone una conmoción de proporciones históricas para las economías mundial y de la UE, con gravísimas consecuencias sociales y económicas.

Previsiones económicas de otoño de la Comisión (2020)

El 5 de noviembre, la Comisión Europea publicó sus previsiones económicas de otoño de 2020. Según estas previsiones, la economía de la zona del euro experimentará una contracción del 7,8 % en 2020, seguida de un crecimiento del 4,1 % en 2021 y del 3 % en 2022. A su vez, la economía de la UE se contraerá un 7,4 % en 2020 para recuperarse con un crecimiento del 4,1 % en 2021 y del 3 % en 2022.

En comparación con las previsiones económicas de verano de 2020, las proyecciones de crecimiento tanto para la zona del euro como para la UE son ligeramente superiores para 2020 y más bajas para 2021. Esto significa que no se prevé que la producción tanto en la zona del euro como en la UE recupere su nivel anterior a la pandemia en 2022.

El impacto económico de la pandemia ha sido muy desigual en toda la UE y lo mismo ocurre con las futuras perspectivas de recuperación, dependiendo de factores como el grado de propagación del coronavirus, el rigor de las medidas de salud pública adoptadas para contenerlo, la composición sectorial de las economías nacionales y el vigor de las respuestas políticas nacionales.

La pérdida de puestos de trabajo y el aumento del desempleo han repercutido de forma grave en la situación económica de muchos europeos. De acuerdo con las previsiones, la tasa de desempleo en la zona del euro aumentará del 7,5 % en 2019 al 8,3 % en 2020 y al 9,4 % en 2021, antes de bajar al 8,9 % en 2022. Se prevé que la tasa de desempleo en la UE aumente del 6,7 % en 2019 al 7,7 % en 2020 y al 8,6 % en 2021, para bajar al 8,0 % en 2022.

Two maps showing the drop in GDP per country in the EU

Previsiones económicas de verano de 2020

Garantizar el suministro alimentario esencial

Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas

Ahora que Europa está tomando medidas para reducir el ritmo de propagación del coronavirus, adquiere más importancia que nunca ayudar a quienes más lo necesitan. El Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD) proporciona asistencia consistente en alimentos, ropa y otros artículos esenciales de uso personal, por ejemplo zapatos, jabón y champú, a los más necesitados de ayuda. Este fondo hará posible distribuir ayuda alimentaria y prestar una asistencia material básica mediante vales electrónicos, con lo que se reducirá el riesgo de infecciones por coronavirus. La asistencia material debe ir acompañada de medidas de inclusión social, como orientación y apoyo para ayudar a sacar a esas personas de la pobreza. Para el período 2014-2020 se han asignado más de 3.800 millones de euros al FEAD.

Apoyo al sector agrario

«La lucha contra el coronavirus afecta a todos los sectores de la economía europea. Uno de los sectores en los que no toleraremos interrupción alguna es el de los alimentos. Respaldamos a nuestros agricultores en estos tiempos difíciles», afirmó la presidenta Von der Leyen.

Como consecuencia del brote de coronavirus, el sector agrario de la UE está demostrando resiliencia y sigue suministrando a los europeos alimentos seguros y de gran calidad. Para asegurar la producción continua de alimentos sanos y seguros en Europa, la Comisión propuso una serie de medidas concretas que garantizan que los agricultores y demás beneficiaros puedan obtener la ayuda que necesitan.

El 4 de mayo la Comisión adoptó y publicó el último paquete de medidas excepcionales, anunciado el 22 de abril, para prestar más apoyo a los sectores agrícola y alimentario más afectados por la crisis del coronavirus. Entre estas medidas excepcionales se incluye una ayuda al almacenamiento privado en los sectores de los productos lácteos y de la carne, autorizaciones temporales que permitan a los agentes económicos adoptar medidas de organización del mercado en los sectores más afectados, flexibilidad en la aplicación de programas de apoyo al mercado y una exención temporal de las normas de competencia de la UE en los sectores de la leche, las flores y las patatas.https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/[europa_tokens:europa...

Además, la Comisión también propuso autorizar a los Estados miembros a utilizar los fondos de desarrollo rural para indemnizar a los agricultores y a las pequeñas empresas agroalimentarias con importes de hasta 5.000 euros por agricultor y 50.000 euros por empresa pequeña. El objetivo de esta propuesta, que está pendiente de la aprobación del Parlamento Europeo y del Consejo, es proporcionar ayuda financiera inmediata a los más afectados por la crisis. Se añade al importe máximo que las autoridades nacionales pueden utilizar para apoyar a los agricultores sin necesidad de obtener la autorización previa de la Comisión y al límite incrementado de la ayuda estatal, previamente adoptado.

El 17 de marzo, la Comisión Europea amplió el plazo hasta el 15 de junio de 2020 para las solicitudes de ayuda en el marco de la política agrícola común, concediendo así mayor flexibilidad a los agricultores. Otras medidas incluyen la concesión de más tiempo para que las administraciones puedan tramitar las solicitudes, el aumento de los anticipos para los pagos directos y las ayudas al desarrollo rural, y el ofrecimiento de más flexibilidad en los controles sobre el terreno para minimizar la necesidad de contacto físico y reducir la carga administrativa.

De acuerdo con el Marco Temporal aplicable a las ayudas estatales, recientemente adoptado, los agricultores pueden obtener una ayuda máxima de 100.000 euros por explotación agrícola, y las empresas de transformación y comercialización de alimentos pueden recibir un máximo de 800.000 euros. En algunos casos, estas ayudas pueden completarse con hasta 25.000 euros más. Esto significa que la ayuda nacional total que puede concederse por explotación asciende a 120.000 euros (o 125.000 euros) en virtud del Marco Temporal.

La Comisión anima a los Estados miembros a aprovechar al máximo la financiación aún disponible en el marco de sus programas de desarrollo rural y a financiar las acciones pertinentes para mitigar la crisis actual y recuperarse de ella.

Respuesta de emergencia en apoyo del sector agrícola y alimentario

Apoyo a los agricultores y las zonas rurales

El 30 de junio, la Comisión puso en marcha convocatorias de propuestas adicionales para apoyar las actividades de promoción de los productores agroalimentarios más afectados por la crisis actual. Se destinará un fondo adicional de 10 millones de euros para estimular las ventas en los siguientes sectores: frutas, hortalizas, vino, plantas vivas, productos lácteos y patatas. La mitad de la financiación se destinará a actividades de promoción gestionadas conjuntamente por las organizaciones de productores de distintos países de la UE y la otra mitad se dedicará actividades nacionales. Estas convocatorias de propuestas complementan otras medidas excepcionales adoptadas anteriormente para apoyar determinados sectores agroalimentarios.https://ec.europa.eu/research/participants/data/ref/other_eu_prog/agripr...

Promoción de los productos agrícolas de la UE

Apoyo a los sectores del vino, la fruta y las hortalizas

El 6 de julio, la Comisión Europea adoptó un paquete adicional de medidas excepcionales para apoyar al sector vitivinícola, uno de los sectores agroalimentarios más afectados, y aliviar las consecuencias de la crisis del coronavirus. Las nuevas medidas incluyen permitir la autoorganización por parte de los operadores del mercado (planificación de las actividades conjuntas de promoción, organización del almacenamiento, planificación de la producción en común, etc.) durante un período de hasta 6 meses, los pagos anticipados (que cubren hasta el 100 % de los costes de destilación y almacenamiento) y el aumento de la contribución de la UE a los programas nacionales de apoyo al sector vitivinícola (la contribución a todas las medidas de los programas nacionales de apoyo aumentará un 10 % y alcanzará el 70 %).

Además de estas medidas para el sector vitivinícola, el sector de las frutas y hortalizas también se beneficiará de un incremento de la contribución de la UE (del 50 % al 70 %) a los programas gestionados por las organizaciones de productores. Esto proporcionará una mayor flexibilidad a las organizaciones de productores en la ejecución de sus programas.

Apoyo a los sectores agrícola y alimentario

El vino en la UE

Frutas y hortalizas

Apoyo al sector pesquero

La pesca y la acuicultura son dos de los sectores más afectados directamente por la crisis. La demanda de productos de la pesca ha experimentado una caída brusca, ya que minoristas, restaurantes, comedores de empresas y otros grandes compradores han reducido o interrumpido temporalmente sus actividades.

La Comisión ha tomado medidas urgentes para paliar esta situación, que pone en peligro los medios de subsistencia de miles de ciudadanos de la UE, especialmente en las regiones costeras, y el suministro estable de productos de la pesca sanos a los europeos. Los sectores de la pesca y la acuicultura pueden recibir ayudas en virtud del nuevo Marco Temporal aplicable a las ayudas estatales, de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus y del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.

En abril de 2020, la UE adoptó un Reglamento que introduce modificaciones excepcionales y medidas de flexibilidad en el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca. Estas medidas apoyarán a los pescadores, los acuicultores y las organizaciones de productores durante la suspensión temporal de sus actividades, y permitirán una reasignación más flexible de los recursos financieros y un procedimiento simplificado para modificar los programas operativos.

Sector de la pesca y de la acuicultura

Proteger la tecnología y los activos críticos europeos

«Como en cualquier período de crisis, en que nuestros activos industriales y empresariales pueden estar sometidos a tensiones, debemos proteger nuestra seguridad y nuestra soberanía económica», declaró la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

El 26 de marzo, la Comisión publicó orientaciones, destinadas a los Estados miembros, sobre inversiones extranjeras directas. Las orientaciones instan a los Estados miembros a utilizar plenamente, en esta época de crisis, sus mecanismos de control de las inversiones para abordar los casos en que la adquisición de empresas europeas por parte de inversores extranjeros crearía un riesgo para la seguridad y el orden público de la UE.

Las orientaciones animan a los Estados miembros a controlar las inversiones directas procedentes de fuera de la UE en ámbitos específicos, como la investigación médica, la biotecnología y las infraestructuras, ya que son esenciales para la seguridad y el orden público de la UE.

En marzo de 2019, la UE adoptó un Reglamento sobre el control de las inversiones extranjeras directas. Actualmente, catorce Estados miembros han puesto en marcha mecanismos nacionales de control de las inversiones extranjeras directas.

Mensaje de Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión, sobre las orientaciones para proteger activos y tecnología europeos críticos en la crisis actual

Flexibilidad en el marco de las normas presupuestarias de la UE

Por primera vez en su historia, la Comisión Europea ha activado la cláusula general de salvaguardia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento dentro de su estrategia para responder con rapidez y contundencia al brote de coronavirus de manera oportuna y coordinada. Esta cláusula, al relajar considerablemente las normas presupuestarias, permite a los gobiernos nacionales respaldar mejor las economías nacionales.

«Dije que haríamos todo lo que fuera necesario para apoyar a los europeos y a la economía europea. Hemos estado a la altura», manifestó Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión.

Mensaje de Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión, sobre nuevas medidas de apoyo a la economía

Tras su aprobación por el Consejo, la cláusula general de salvaguardia permite a los Estados miembros adoptar medidas para hacer frente a la crisis de forma adecuada, apartándose de los requisitos presupuestarios que se aplicarían normalmente en virtud del marco presupuestario europeo. 

La medida representa un paso importante en el cumplimiento del compromiso de la Comisión de utilizar todos los instrumentos de política económica a su alcance para prestar apoyo a los Estados miembros a la hora de proteger a sus ciudadanos y paliar las consecuencias socioeconómicas extremadamente negativas de la pandemia.

La Comisión está dispuesta a adoptar nuevas medidas en función de la evolución de la situación.

 

Ayudas estatales

Para seguir reduciendo las perturbaciones económicas y salvar a las empresas, la Comisión Europea ha introducido las normas más flexibles hasta la fecha en materia de ayudas estatales. Gracias a ellas, los Estados miembros pueden prestar apoyo directo a las empresas más afectadas y a las pequeñas empresas, ya que corren el riesgo de cerrar definitivamente si no reciben ayuda. El Marco Temporal aplicable a las medidas de ayuda estatal, adoptado el 19 de marzo, establece cinco tipos de ayuda:

  1. subvenciones directas (o ventajas fiscales) por un importe máximo de 800.000 euros por empresa;
  2. garantías estatales subvencionadas sobre los préstamos bancarios;
  3. préstamos públicos y privados con tipos de interés subvencionados;
  4. las capacidades de préstamo existentes de los bancos, utilizadas como canal de apoyo a las empresas, en particular a las pequeñas y medianas empresas, ya que se trata claramente de ayudas directas a los clientes de los bancos y no a los propios bancos;
  5. flexibilidad adicional para que, en caso necesario, el Estado esté en condiciones de ofrecer el seguro de crédito a la exportación a corto plazo.

El objetivo de estas medidas es garantizar que las empresas conserven los medios para mantener sus actividades, o paralizarlas temporalmente, sin comprometer a las perspectivas de crecimiento a largo plazo.

El Marco Temporal se modificó por primera vez el 3 de abril de 2020 para ofrecer más posibilidades de apoyo público a la investigación, la realización de pruebas y la fabricación de productos para luchar contra la pandemia de coronavirus, proteger el empleo y mantener el apoyo a la economía. Se modificó de nuevo el 8 de mayo de 2020, para permitir medidas de recapitalización y deuda subordinada, y el 29 de junio de 2020, para mantener el apoyo a las micro empresas, pequeñas empresas y empresas de nueva creación e incentivar las subvenciones privadas.

El nuevo Marco no sustituye, sino que complementa, a las otras muchas posibilidades de que disponen los Estados miembros de acuerdo con las normas sobre ayudas estatales. Estas se recogen en la Comunicación sobre una respuesta económica coordinada al brote de coronavirus, de 13 de marzo de 2020.

El 13 de octubre, la Comisión Europea decidió prorrogar y ampliar el campo de aplicación del Marco Temporal de ayudas estatales, adoptado el 19 de marzo de 2020 para apoyar a la economía en el contexto de la pandemia de coronavirus. Todas las secciones del Marco Temporal se prorrogan seis meses, hasta el 30 de junio de 2021, salvo la sección que autoriza el apoyo a la recapitalización (reestructuración de la deuda y el capital), que se prorroga tres meses, hasta el 30 de septiembre de 2021.

Se trata de permitir que los Estados miembros apoyen a las empresas en el contexto de la crisis del coronavirus, sobre todo cuando aún no se haya materializado del todo la necesidad o la capacidad de recurrir al Marco Temporal, al tiempo que se garantizan unas condiciones de competencia equitativas.

La modificación introduce además una nueva medida que permite a los Estados miembros ayudar a las empresas que durante el período subvencionable sufran una reducción de su volumen de negocios de al menos un 30 % con respecto al mismo período de 2019 debido a la pandemia de coronavirus. Las ayudas contribuirán a parte de los costes fijos de los beneficiarios que sus ingresos no permitan cubrir, hasta un máximo de 3 millones de euros por empresa. Al apoyar a estas empresas contribuyendo temporalmente a parte de sus costes, el objetivo es evitar que se deteriore su capital, mantener su actividad y facilitarles una base sólida para recuperarse. Esto hace posible una ayuda más específica a aquellas empresas que demuestren necesitarla.

Por otra parte, la Comisión ha adaptado los requisitos que deben cumplir las medidas de recapitalización con arreglo al Marco Temporal y, en particular, los relativos a la retirada del Estado de la recapitalización de empresas en las que fuera accionista antes de la recapitalización. La modificación permite al Estado retirarse del capital de estas empresas a través de una valoración independiente, a la vez que recupera su participación anterior y se mantienen las salvaguardias que garantizan una competencia efectiva en el mercado único.

Cuando Europa pase de la gestión de la crisis a la recuperación económica, el control de las ayudas estatales acompañará y facilitará la aplicación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. A este respecto, la Comisión:

  • trabajará con los Estados miembros para garantizar que los proyectos de inversión apoyados a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia sean compatibles con la normativa sobre ayudas estatales; de hecho, algunas inversiones en infraestructuras y el apoyo directo a los ciudadanos quedan completamente fuera del ámbito de aplicación de dicha normativa, y en muchos casos no es preciso notificarlas, pues se contemplan en excepciones por categorías;
  • orientará a los Estados miembros en materia de proyectos de inversión emblemáticos, por ejemplo, mediante modelos, e
  • impulsará la revisión de las normas clave sobre ayudas estatales de aquí a finales de 2021 para dar cabida a las transiciones ecológica y digital.

La Comisión está aprobando todos los días de la semana, mediante procedimientos de urgencia, casos de ayudas estatales. Se puede encontrar más información en la página web de la Comisión sobre ayudas estatales: Ayudas estatales y coronavirus.

Prórroga de un año (hasta 2021):

Directrices sobre las ayudas estatales de finalidad regional para 2014-2020

Directrices sobre las ayudas estatales para promover las inversiones de financiación de riesgo

Directrices sobre ayudas estatales en materia de protección del medio ambiente y de energía

- Comunicación sobre la realización de proyectos importantes de interés común europeo

- Comunicación sobre la aplicación de los artículos 107 y 108 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea al seguro de crédito a la exportación a corto plazo

Prórroga de tres años (hasta 2023):

- Reglamento general de exención por categorías

Reglamento sobre las ayudas de minimis (pequeños importes)

Directrices sobre ayudas estatales de salvamento y de reestructuración de empresas no financieras en crisis

Casos aprobados en virtud del Marco Temporal

Apoyo al mercado público de crédito a la exportación a corto plazo

Como las empresas se enfrentan a graves problemas de liquidez y su situación comercial está cada vez más expuesta a riesgos financieros, los aseguradores privados se están retirando del mercado de crédito a la exportación a corto plazo. Por ello, los riesgos económicamente justificables vinculados a las exportaciones a todos los países del mundo, incluidos los Estados miembros, ya no pueden estar suficientemente cubiertos. En consecuencia, la Comisión Europea decidió el 27 de marzo retirar temporalmente a todos los países de la lista de países "cuyos riesgos son negociables" en el marco de la Comunicación sobre el seguro de crédito a la exportación a corto plazo. De esta forma, el seguro público de crédito a la exportación a corto plazo será más accesible habida cuenta de la actual crisis. La modificación amplía aún más la flexibilidad introducida por el Marco Temporal de ayudas estatales de la Comisión con respecto a la posibilidad de que los aseguradores estatales faciliten seguros a la exportación a corto plazo.

El 13 de octubre, la Comisión decidió ampliar hasta el 30 de junio de 2021 la retirada temporal de todos los países de la lista de países "cuyos riesgos son negociables" contemplada en la Comunicación sobre el seguro de crédito a la exportación a corto plazo.

Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus

La Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus (IIRC) y la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus Plus (IIRC+) permiten a los Estados miembros utilizar la financiación de la política de cohesión para apoyar a los sectores más expuestos debido a la pandemia, como la asistencia sanitaria, las pequeñas empresas y los mercados laborales. Combina la movilización del apoyo financiero inmediato de los Fondos Estructurales para hacer frente a las necesidades más acuciantes con la máxima flexibilidad posible en la utilización de los fondos. Con las Iniciativas de Inversión en Respuesta al Coronavirus, la Comisión Europea ofrece ayuda rápida y fácil de utilizar cuando los europeos más la necesitan. Las regiones también se benefician de un aumento temporal de hasta el 100 % en la cofinanciación de la UE.

El 12 de octubre, la Comisión anunció los primeros resultados provisionales de la aplicación de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus y la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus Plus:

13 Billion figure icon for CRII Desde el inicio de la crisis, la UE ha movilizado más de 13.000 millones de euros en inversiones para atajar los efectos de la pandemia de coronavirus.
8.4 billion figure icon

Se han movilizado 8.400 millones de euros mediante la concesión de subvenciones, préstamos y una serie de instrumentos financieros para ayudar a la economía y, en particular, a las pequeñas y medianas empresas.

4.1 billion figure icon

Se han reasignado 4.100 millones de euros a la asistencia sanitaria para adquirir maquinaria vital y equipos de protección individual para salvar vidas. Se han invertido 3.800 millones de euros en asistencia sanitaria para adquirir maquinaria vital y equipos de protección individual para salvar vidas de ciudadanos de la UE.

1.4 billion figure icon

Se han canalizado alrededor de 1.400 millones de euros a través del Fondo Social Europeo para salvar puestos de trabajo.

La Comisión Europea ha creado la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus para ayudar a los Estados miembros a financiar su respuesta a la crisis. Combina la movilización del apoyo financiero inmediato de los Fondos Estructurales para hacer frente a las necesidades más acuciantes con la máxima flexibilidad posible en la utilización de los fondos. Más información

Con la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus, la Comisión Europea ofrece ayuda rápida y fácil de utilizar cuando los europeos más la necesitan.

Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus por país

1. Apoyo inmediato a las necesidades más acuciantes

La financiación puede utilizarse para:

  • comprar equipos médicos
  • remunerar a los médicos y los trabajadores sanitarios
  • apoyar a los desempleados
  • mantener a las personas en sus puestos de trabajo
  • apoyar a las pequeñas empresas

En el marco de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus, los Estados miembros más afectados pueden recurrir a un máximo de 800 millones de euros del Fondo de Solidaridad de la UE.

A fin de garantizar la máxima transparencia y la rendición de cuentas, la Comisión pone hoy en marcha una página web específica en la Plataforma de datos abiertos sobre la cohesión en la que mostrará cómo está ayudando la política de cohesión de la Unión a los Estados miembros a superar la crisis del coronavirus.

2. Flexibilidad máxima en la utilización de los fondos de la UE

El 2 de abril de 2020, la Comisión Europea dio un paso decisivo al proporcionar a los Estados miembros una flexibilidad adicional excepcional para utilizar la financiación no comprometida, por un importe total de 54.000 millones de euros para 2020, para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

  • Permitir que los Estados miembros soliciten excepcionalmente un 100 % de cofinanciación de la UE para sus programas de política de cohesión
  • Facilitar la transferencia de recursos entre fondos, así como entre categorías de regiones
  • Dar plena flexibilidad para reorientar los recursos hacia las zonas más afectadas por la crisis actual
  • Simplificar los procedimientos vinculados a la ejecución y la auditoría de los programas

La Comisión Europea propone seguir aumentando la flexibilidad en las normas por las que se rigen los fondos de ayuda a las personas más desfavorecidas (FEAD), al sector de la pesca y el marisqueo y a los agricultores.

Ficha informativa: política de cohesión

Asistencia urgente

El Instrumento de Asistencia Urgente ayuda a los Estados miembros en sus esfuerzos por hacer frente a la pandemia de coronavirus. Ofrece una panoplia de medidas de la UE para responder a las necesidades que pueden abordarse mejor de manera estratégica y coordinada a nivel europeo. Como órgano de financiación de la hoja de ruta común europea para el levantamiento de las medidas de contención del coronavirus, el Instrumento contribuye a mitigar las consecuencias inmediatas de la pandemia y a anticipar las necesidades relacionadas con la salida y la recuperación.

El Instrumento de Asistencia Urgente se basa en el principio de solidaridad y aúna esfuerzos y recursos para responder rápidamente a necesidades estratégicas comunes. Es un instrumento complementario: las intervenciones del Instrumento de Asistencia Urgente se suman a los esfuerzos realizados en el marco de rescEU y del Acuerdo de Contratación Pública, o en otras iniciativas a nivel nacional o de la UE.

Ayuda médica y sanitaria de la UE

Financiación estratégica para impulsar la preparación mundial

La Comisión Europea proporciona financiación estratégica para iniciativas y operaciones destinadas a atenuar los efectos económicos del coronavirus y a salvar vidas en todo el mundo

La Comisión ha movilizado más de 400 millones de euros para impulsar la preparación, la prevención y la contención del virus, dentro y fuera de Europa. Con una parte de su contribución, la UE prestará apoyo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en particular a su plan de preparación y respuesta mundial.

Acciones decisivas del Banco Central Europeo y del Banco Europeo de Inversiones

El 18 de marzo, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo anunció un nuevo programa de compras de emergencia frente a la pandemia, con una dotación de 750.000 millones de euros hasta finales de año, además de los 120.000 millones de euros decididos el 12 de marzo. En conjunto representa el 7,3 % del PIB de la zona del euro. El programa es temporal y se destina a abordar la situación sin precedentes a la que se enfrenta nuestra unión monetaria. Seguirá en vigor hasta que finalice la fase de crisis.

El 16 de marzo, el Grupo del Banco Europeo de Inversiones propuso un plan para movilizar hasta 40.000 millones de euros en financiación. Se destinarán a préstamos puente, aplazamientos de créditos y otras medidas destinadas a aliviar las dificultades de liquidez y de capital circulante para las pymes y las empresas de mediana capitalización. El Grupo del Banco Europeo de Inversiones, incluido el Fondo Europeo de Inversiones, que se especializa en el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, trabajará a través de intermediarios financieros en los Estados miembros y en colaboración con los bancos nacionales de fomento. El paquete de financiación propuesto consiste en:

  • Sistemas de garantía específicos para los bancos sobre la base de los programas existentes de utilización inmediata, con un máximo de 20.000 millones de euros de financiación.
  • Líneas de liquidez específicas para los bancos que garanticen un apoyo adicional al capital circulante para las pequeñas y medianas empresas y las empresas de mediana capitalización de 10.000 millones de euros.
  • Programas específicos de compras de bonos de titulización de activos para permitir que los bancos transmitan riesgos crediticios sobre carteras de préstamos de pequeñas y medianas empresas, con otros 10.000 millones de euros de ayuda.

Perspectivas macroeconómicas

La Comisión está llevando a cabo un seguimiento activo de la situación económica en los Estados miembros y en los terceros países y está coordinando las respuestas económicas nacionales. Las previsiones económicas de invierno de la Comisión, presentadas el 13 de febrero de 2020, ya identificaban el coronavirus como un riesgo para la economía europea.

Documentos

COVID-19 - Economic package, 2 April 2020

Commission Autumn 2020 Economic Forecast, 5 November 2020

DescargarPDF - 2.8 MB
DescargarPDF - 257.3 KB